domingo, 24 junio 2018, 01:23
Viernes, 20 Marzo 2015 07:53

MIRAR(NOS): Placer sexual... dejándonos domesticar

Escrito por  Liz Martínez Vivero
Valora este artículo
(22 votos)

Lo bueno del sexo, y lo sé ahora, es que resulta recargable. No mire esta crónica con cara de pescado en tarima, el sexo no se agota aunque nos agote...

 

Mi abuela comenzó a trabajar con menos de 12 años en la Cuba republicana de los distintos gobiernos entreguistas. Durmió por primera vez en una cama a los 16. Independientemente del estrato social, en su época el sueño preconfigurado para las señoritas era el de acabar bien casadas, por lo menos casadas.

 

Enraizados modelos patriarcales dejaban en planos subterráneos los criterios de las féminas. Sus tareas se circunscribían a atender la casa, los hijos y al marido (aunque no específicamente en ese orden). El hostil contexto me hace suponer que para las mujeres también el placer sexual quedara relegado a planos de desconocimiento.

 

Debido a que mis congéneres debían callar siempre… no las veo encontrando el instante propicio para decir a su hombre que, en efecto, habían llegado al clímax. Tampoco visualizo hombres enfocados en “hacer tocar el cielo” a sus compañeras.

 

El concepto de placer, entonces y ahora, sigue aludiendo a los mismos términos: sensaciones o emociones agradables que se sienten cuando se satisface una necesidad orgánica. A las fuentes de placer que constituyen el tacto, el oído, el olfato y la vista se les denomina placeres sensoriales y, como es de suponer, provienen de las distintas sensaciones que nos llegan a través de los cinco sentidos.

 

Otras de las fuentes de placer, lógicamente, son los órganos sexuales y el único requisito para “degustarlo” es poseer una mente y un cuerpo sano.

 

Placer sexual generalmente se hace acompañar por el amor y el sexo (el segundo en mayor escala que el primero). No sé cuál sea el modus operandi extraterrestre, pero  nadie me podrá enjuiciar porque escriba aquí que para los terrícolas existe el placer por placer y el resultado no es simplemente placer al cuadrado.

 

Generalmente, las personas que se concentran en la suprema búsqueda de simplemente diversión cuando se van a la cama digo, lo hacen sin sentimentalismos de por medio; previendo tanto como les es posible que no se les domestique, como diría El Principito.


 
Domesticar por esta vez alude a crear ligaduras, a crear lazos de compromiso que no tienen cabida en las “descargas”.

 

“Descargas” fue uno de los conceptos nuevos que me tuve que aprender (y aprehender) cuando llegué a esta convulsa ciudad de semáforos apresurados. De modo que independientemente de pasarme casi 30 minutos en cruzar la Vía Blanca de sopetón me “golpearon” en la cara  distintas concepciones que, inevitablemente, tuvieron que acomodarse lo mejor que pudieron junto a mis enseñanzas de la aldea.

 

Porque hasta entonces para mí “descarga” tenía que ver con una fiestecita preparada sin mucha antelación, como de corre corre para sorprender gratamente al agasajado. Fiesta era en efecto, porque desorden y adrenalina también embadurnan los instantes de sexo donde te acuestas con este y luego si te he visto ni me acuerdo.

 

Antes de que los más conservadores apedreen a esta redactora, les comento que no he podido dejar de lado las enseñanzas de mi niñez. Hoy, como cuando llegué a la capital, mis conceptos a la hora de irme a la cama (no precisamente para dormir sino para estar bien despierta) siguen siendo los mismos.

 

No crucifico al que se concentre en el incremento de su listado pero para mí el sexo involucra mucho más: entregar la totalidad de mi persona a la otra parte, sin reservas ni segundas lecturas aunque ese no sea un garante de recibir lo mismo.

 

Sin complejos señores, es que uno no es neurona de nadie, y por lo mismo es tarea imposible saber qué piensa el otro.

 

Lo bueno del sexo, y lo sé ahora, es que resulta recargable. No mire esta crónica con cara de pescado en tarima, el sexo no se agota aunque nos agote. Es absolutamente natural e intrínseco: en definitiva algo que siempre sabes, muy en el fondo tuyo aunque evaluadores (oras) de pacotilla insistan en calificarnos.

 

En próximas crónicas abordaremos el placer sexual en sentido genérico. ¿Cuáles son las principales diferencias?

 

Cubasí ofrece la oportunidad de que envíen sugerencias sobre los temas que más les inquieten. A quiénes nos leen cada viernes agradecemos sus comentarios y recordamos que este segmento lejos de ser una Biblia del sexo o algún discurso panfletario es el pretexto justo para Mira(nos).

 

Columnas anteriores: Fantasías sexuales... cada loco con su tema  
                               

                                  En CubaSi: Hablemos de sexualidad 

Visto 7531 veces Modificado por última vez en Viernes, 20 Marzo 2015 08:32

Comentarios  

 
#20 CPE 25-05-2015 16:01
Liz, pos una vez más das en el centro con tus artículos, mis congratulacione s. Soy del criterio que CUALQUIER COSA que hagan entre cuatro paredes dos personas, es aceptable, siempre que ambas lo disfruten y sientan placer, y entonces el sexo, venga por donde venga y se haga por donde se haga, será enteramente bueno.
 
 
#19 adrian mdez 12-04-2015 16:46
me encanta el sexo, creo que sin el no soy nada, es bueno que se este tocando este tema siempre es bueno estar informado y a la vez leer los comentarios de los comentaristas y asi tomar experiencias y bueno
 
 
#18 eily 06-04-2015 13:37
Hoy estuve navegando en la Intranet y me encontré con este espacio tan interesante, agradesco a Cubasi por estos artículos y a la periodistra por su labor, saludos desde Matanzas
 
 
#17 Darío 27-03-2015 11:10
Tengo más de 50 y me siento en forma, sin dudas disfruto mucho el sexo, pero prefiero continuar siendo "Un amante a la antigua", ese es el primer juego amoroso a mi modesto criterio
 
 
#16 vca 25-03-2015 17:33
Rita: coinsido en que la juventud a dejado a un lado lo romantico en el amor, y principalmente los adolescentes de ahora, pero creo que la culpa es de los mas adultos, que no han sido capaces de transmitir esos conocimientos a los mas jovenes, creo que la cultura de nuestros días tambien es responsable por esta perdida de valores, porque para mi es perdida de valores humanos, creo que el arte y la musica de hoy no ayudan a nuestros adolescentes en este sentido. la verdad, la sociedad a ido denigrando en este sentido y un espacio como este puede ayudar mucho a cambiar las cosas. Nuestra sociedad se a tornado materialista, y también esa es una de las causas por la que estos valores se han ido perdiendo, lo romantico no tiene que ver con lo material, por eso ya no hay Romeos, pero por eso tampoco hay Julietas, asi que no solo no encuentras un hombre que enamore, sino que tampoco encontraras una mujer que le guste el romanticismo y el enamoramiento. Lamentablemente en este tema existe una crisis social, que al paso que va, será insalvable. por eso apoyo la idea de foros que traten temas como este, felicidades para la escritora, ojalá le dieran la importancia que merecen estos temas en la Cuba de hoy.
 
 
#15 lia 25-03-2015 08:27
estos temas me encantan muchisimo yo realmente creo que el sexo es el complemento de una relación, cuando hay amor, romanticismo, comprendimiento , entrega y dedicacion reciprocamente el sexo en la cama es especial, se los aseguro pq vivo esto dia a dia, en una relación donde no funcionan estas cosas lo que hacen en la cama satisface a uno de los dos o a ninguno pq ya lo hacen por cumplir con su pareja, como si fuera un deber mas de la relacion y en muchisimas ocaciones en contra de su voluntad
 
 
#14 jidy 24-03-2015 21:51
deven ser mas habietos estos temas son parte de la vida cotidiana .y muchos que no lo disfrutan por tavus
 
 
#13 Guillermo Sánchez R. 24-03-2015 12:31
Que se repitan estos temas y a la misma vez que sean lo mas amplio y profundo posible siempre que no se llegue a la vulgaridad, el país lo apreciaría, la educación vale mucho, sobre todo a la juventud
 
 
#12 r@f@ 22-03-2015 13:32
yai el artículo no especifica si es para relaciones fortuitas o serias pero para estos últimos debería ser de provecho leer este artículo para que con esto impida que uno de los conyuges o ambos busques en el exterior lo que no puede encontrar con su pareja, hablando claro, se caíga en infedilidad.pie nso que en el matrimonio no ha de haber barreras en estos casos ni en ninguno, satisfacción plena de ambos si llegar al deterioro mental o físico. en fin hablar con siceridad... si las partejas de hoy día hicieran eso estoy seguro que la mayoría fueran un poco más feliz.
 
 
#11 Esty 22-03-2015 10:14
Me gusta el tema abordado, es importante, creo que la juventud está algo apresurada , el amor en algunos casos se ha perdido. Tengo 58 años de edad , fisicamente me siento en perfectas condiciones, estéticamente mantengo una fígura adecuada, pues practiqué por mucho tiempo voleiboll y luego que culminé mis estudios universitarios me dediqué a practicar ejercicios.Los bellos momentos hay que vivirlos ,pero no por gusto, el sexo para mi es placer, entrega , darlo todo incondicionalme nte, pero ojo no puedes ser así con quien no compartas lo antes planteado.La vida está muy colvulsa pero hay que pensar lo que más te pueda beneficiar, para que al final no resultes dañada.Mis saludos a la comentarista temas como estos resultan de interés a las personas jóvenes, lo necesitan.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar