sábado, 17 noviembre 2018, 20:20
Lunes, 16 Marzo 2015 05:00

ESTRENOS DE CINE: La pared de las palabras

Escrito por  Yuris Nórido/ CubaSí
Valora este artículo
(7 votos)
Jorge Perugorría y Carlos Enrique Almirante en una escena del film. Jorge Perugorría y Carlos Enrique Almirante en una escena del film.

El más reciente estreno de Fernando Pérez es un filme profundo y conmovedor, aunque la carga simbólica parezca en algún momento excesiva…

Fernando Pérez es un maestro recreando ámbitos emotivos, de eso hay muestras suficientes en su significativa filmografía. Fernando Pérez es un hombre muy sensible, con toda la capacidad para poner de manifiesto esa sensibilidad, de la mejor manera posible. Fernando Pérez nunca se queda en la superficie: sus películas suelen ser auténticas zambullidas en predios no siempre evidentes.


La pared de las palabras no desmerece. Aquí está otra vez esa facilidad para crear atmósferas de profundo dramatismo, habitadas por personajes entrañables, marcados por el imperio inmenso de las circunstancias y los contextos… y por el particular sino de cada uno.


Aquí está el tono justo para abordar ciertas tragedias, sin tremendismos, con una serenidad narrativa que contrasta con la crudeza de algunas de las peripecias.


La pared… habla de la incomunicación, del sacrificio, el amor, la desesperación… y de la esperanza, esa esperanza francamente melancólica con la que suelen cerrar muchas de las creaciones de Fernando Pérez.


A primera vista, el argumento parece arduo: una madre se desvela por atender a su hijo enfermo, víctima de una discapacidad mental muy seria. Un hijo que está condenado a una muerte prematura, a un devenir casi vegetativo.


La mujer se entrega hasta el punto de que el vínculo con su hijo obstaculiza las relaciones con los otros familiares, su propia realización personal y profesional.


Pero el hijo —nos cuenta Fernando— anida en su propio mundo, construido a golpe de personales obsesiones, sentimientos e impulsos… que no pueden ser fácilmente “traducidos” al común de los individuos, a los “normales”.


El conflicto principal parece ser en definitiva la impotencia del hijo ante la pared que lo margina, la incapacidad para derribarla. Ese es, en definitiva, nuestro gran conflicto con la locura, nunca resuelto: el acto de razonar es un ejercicio insondable: ¿dónde está exactamente el límite?

 

pared-02


El sacrificio de la madre, descrito prolijamente —desde el compromiso y la solidaridad—, es manifestación de esa lucha incierta que plantea siempre el amor filial, que va por encima de casi todo.


La película está narrada con una linealidad que a algunos pudiera resultarles monótona y previsible (algo cacofónico llega a ser el filme, particularmente en las escenas del centro de salud mental), pero que en todo caso tributa perfectamente a un interés antropológico: explicitar el itinerario de la madre y su hijo, con todos sus dolorosos meandros.


Dejemos a un lado objeciones científicas y cientificistas: el creador tiene derecho a alumbrar sus propios ámbitos. Y más allá de puntuales subrayados simbólicos (la escena de los pacientes debajo de la lluvia o el misterio del cuadro) que pueden resultar excesivos, o de personajes que tienden al cliché (el burócrata, por ejemplo), Fernando Pérez construye un entramado verosímil y bien argumentado.


El debate sobre lo que quiso decir aquí o allá (la vocación metafórica es decidida en algunos pasajes) resulta farragoso y estéril.


Algunos verán en las digresiones y delirios de los pacientes planteamientos de fuerte carga política, pero esas interpretaciones —posibles, atendibles— serán siempre personales y polémicas. Fernando sencillamente nos pone delante un panorama, una consecución de hechos y actos, un nudo conflictual con múltiples implicaciones.


Este cronista, eso sí, no se sintió a gusto con la solución final. Poner a hablar al hijo (en la dimensión en que estuviera) pareció demasiado enfático, teniendo en cuenta de que habíamos sido testigos de la concreción de su empeño vital: el árbol nacido de la semilla que un día sembró. Más allá de sus pretensiones líricas, la coda de la película es un remarcado obvio.


Párrafo aparte para destacar el desempeño del elenco, categórico casi en su totalidad: desde los protagonistas hasta los personajes circunstanciales. Y un aplauso también para la visualidad, pródiga en pasajes hermosos e inspiradores.


Título: La pared de las palabras
Director: Fernando Pérez
Guion: Fernando Pérez y Zuzel Monné
Producción General: Camilo Vives, Jorge Perugorría
Dirección de Fotografía: Raúl Pérez Ureta
Director de Arte: Erick Grass
Reparto: Jorge Perugorría, Isabel Santos, Verónica Lynn, Carlos Enrique Almirante, Laura de la Uz, Eman Xor Oña, René de la Cruz (hijo)

Visto 8780 veces Modificado por última vez en Sábado, 21 Marzo 2015 08:29

Comentarios  

 
#13 Alemena 19-08-2015 07:59
Este es el periodo apropiado para hacer propositos para el futuro, es el tiempo de ser feliz.

He leido este articulo y si me lo permite me encantariaaseso rarle algunos temas
considerablemen te interesantes y ideas y sugerencias.

Tal vez podrias redactar otros articulos correspondiente s con este articulo.
Quisiera estudiar algo mas acerca de el!.

Mira dentro de mi blog: aternos pelo novia barcelona vs real madrid
(Sabina: bodaynovia.jigsy.com/.../...
 
 
#12 meig ling 20-03-2015 14:25
Tremenda película,profun da,de un tema tan desgarrador como la incapacidad mental y los centros de cuidados.Gran actuación de todos los actores pero quiero destacar el papel de Maritza,que sin temor a equivocarme fue tan bueno como los de Isabel,Laura y demás.Gracias Fernando Pérez por regalarnos esta.Lo mejor que tienees que no la han pirateado,BRAVO !!!!!
 
 
#11 marilyn esquivel 19-03-2015 14:07
Jatini:

"...esa oscuridad, las casas oscuras, la falta de iluminación,...
10lbl,,, no será esto algún mensaje, algún símbolo???
 
 
#10 lbl 17-03-2015 14:08
Realmente la película está buena al igual que las actuaciones estelares, pero estoy cansada de las películas con esa oscuridad, las casas oscuras, la falta de iluminación, no se porque las películas cubanas se ven así. Por lo demás buenas actuaciones.
 
 
#9 ernesto 16-03-2015 21:52
Oye, los que dicen que no tienen nada contra la homosexualidad, lo repiten tanto que ni ellos mismos se lo creen, son homofóbicos hasta los tuétanos, que pena, que piensen así, aunque lo quieren ocultar, se ve bien que son de los que marginan a los homosexuales, ustedes deben de ser de esos que por delante te comen a abrazos y por detrás dicen ¡mira ahí va el m... ese!
Que dios los perdone a todos, lo sentimos pero tendrán que calarse esta sociedad con su diversidad de género.
 
 
#8 Mary 16-03-2015 16:33
Realmente las actuaciones estuvieron de lujo en esta pelicula que narra una historia tierna y desgarradora. Perugorria, Isabel, Laura, Veronica, Carlos E., Renecito, tambien la actriz que hizo de la enfermera Doris, muy creible su personaje tambien, pero si estas estrellas merecen sus lauros, Maritza, la sindrome de down, merece todo nuestro respeto, su actuacion se vio tan natural como ella misma. Un aplauso grande desde el corazon
 
 
#7 Raper 16-03-2015 15:33
Excelentes las actuaciones lo mismo de los consagrados como los de reparto,lo que me gustaría saber es si se tiene para lograr una buena pelicula que repetir los actores y actrices, ¿no tenemos mas potencial en Cuba?, separando a "Conducta" por supuesto. Gracias.
 
 
#6 Elsi 16-03-2015 10:40
Ya tuve el privilegio de ver la pelicula y me encanto,muy buen reparto asi como las actuaciones,mi respeto a Jorge Perugorria y a Laura.
 
 
#5 B@NDID@ 16-03-2015 09:55
comparto el criterio de YO menos mal algo que no trate de homosexualidad, como mismo de Yo no tengo nada encontra de sexualidad de nadie ,pero hay muchos temas que abordar para nada mas estar creando peliculas de ese tema.
 
 
#4 Klaus 16-03-2015 09:53
Debemos darle paso al estrellato a otros artistaz,Laura de la Cruz es una gran actriz pero ya se vio en Vestido de Novia,espero que esta película cambie un poco lo que la mayoria de la sociedad piensa sobre el 7mo arte en Cuba
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar