miércoles, 12 diciembre 2018, 22:32
Miércoles, 11 Marzo 2015 04:30

Semifinales de la LSB: Ver para creer

Escrito por  Harold Iglesias Manersa, especial para Cubasí
Valora este artículo
(1 Voto)

¿Poco público? Es una señal habitual. ¿Baja efectividad en los tiros de campo? No dista de convertirse en una constante. Y por si fuera poco, ausencia de estadísticas en el primer choque semifinal...

 

¿Poco público? Es una señal habitual. ¿Baja efectividad en los tiros de campo? No dista de convertirse en una constante. Y por si fuera poco, ausencia de estadísticas en el primer choque semifinal de la Liga Superior de Baloncesto entre Ciego de Ávila y Artemisa, con sonrisa de 77-70 (31-20, 10-10, 23-20 y 13-20) para los primeros.

 

No fue un comienzo con el pie derecho el de la Mariposa de la Universidad de las Ciencias de la Cultura Física y el Deporte, Comandante Manuel Fajardo, en el considerado segundo espectáculo deportivo de nuestro país. Pudo haber atentado el epílogo de la primera categoría de Judo, pero… ¿Cómo explicarse además los problemas de transportación sufridos por las pinareñas para llegar a Sancti Spíritus y por consiguiente la necesidad de aplazar el inicio de su duelo para este miércoles?

 

Variables negativas que aderezan un campeonato de techo bajo, incluso en esta instancia decisiva en la que se supone se concentre la calidad, con los cuatro mejores quintetos de uno y otro sexos inmersos, con pareos que se completan con Capitalinos-Santiago de cuba en el masculino, además de Guantánamo-Capitalinas en el otro pulso femenil.  

 

VER PARA CREER

 

Hablábamos del desafío entre Búfalos y Toros, matizado por inefectividad en los porcentajes de tiros de campo y lagunas en la disciplina táctica de uno y otro elenco. Claro, a la hora cero y pese al decisivo desgaste evidenciado en el componente físico por los monarcas regentes, estos sacaron a relucir su kilometraje y ese poderío que poseen en etapas cruciales para preservar un marcador que llegó a favorecerles hasta por 14 cartones, apoyados esencialmente en Yoan Luis Haití, Yasser Rodríguez y William Granda, todos hombres de la selección nacional.

 

Baste mencionar que el segundo cuarto concluyó con abrazo a diez unidades por bando, a razón de un punto por minuto:

 

“Artemisa es un buen equipo, no en vano accedieron por segundo año consecutivo a la postemporada. Nosotros hemos venido alcanzando nuestro nivel de juego tras una primera mitad de campeonato dificultosa. En la segunda el balance fue de 11-3”, explicó Jesús Martos, DT avileño.

 

“Pese a la victoria no estoy del todo complacido, pues fallamos muchos disparos fáciles bajo el tablero y se cometieron indisciplinas tácticas en el juego posicional, traducido en que no supimos aprovechar al máximo nuestra superioridad en estatura. Además acusamos mucho desgaste producto del viaje y hacia la segunda mitad afloró el cansancio. Por suerte pudimos preservar el marcador. Esta semifinal no se decidirá en tres desafíos, pese a lo visto no se debe pronosticar a la ligera. Tampoco planificamos la estrategia contando con la ausencia de su centro Humberto García, una baja muy sensible en la zona pintada. Confío en que en el segundo desafío los muchachos saldrán más recuperados y con mayor enfoque, sin permitirse relajamientos a tono con una posible delantera abultada en la pizarra”, ahondó.

 

Su homólogo Raudal Balaguer tampoco asomó satisfacción: “se nos escapó el partido”, fue su frase cuando me le aproximé. Un tanto incomprensible, pues en ningún momento sus discípulos gozaron de ventaja en el choque.

 

“No supimos sacarle provecho a su desgaste. Iniciamos permitiendo muchos puntos en el primer cuarto, con la defensa poco exigente y eso nos pasó factura. Algunos tiros inefectivos acompañados de una rotación y selección de tiro inadecuadas también atentaron, elementos que se traducen en indisciplina táctica. Deben convencerse de que nosotros vemos el partido desde afuera y de esos análisis se derivan los consejos, las estrategias.

 

“Hay que cerrar a Haití y Yasser, nos hicieron mucho daño con penetraciones y canastas próximas al aro. Será determinante neutralizarlos, máxime cuando no contaremos con Humberto García, principal reboteador, el marcaje personal de Haití y de ecuanimidad y acierto en sus encestes”, manifestó Balaguer.

 

“Otro indicador importante comprobado sobre la marcha y devenido uno de los principales argumentos de los artemiseños es la preparación física y la velocidad en acciones de contragolpe.

 

Apoyados en la explosividad y conducción de sus defensas Osmel Oliva y Dariel Sotelo. De hecho, muchas de las acciones que dictaron el repunte artemiseño se produjeron por ese concepto. Luego cayeron nuevamente en el desconcierto y los pases erráticos como consecuencia de excesivas revoluciones.

 

Ese es el panorama, al menos al descorrerse el telón en una de las semifinales, la atestiguada. En la otra Capitalinos, fiel a su andadura inmaculada de 27-0 en la fase regular, hizo sus deberes en la sala Alejandro Urgellés indómita 77-65 a costa de los locales y lanza su candidatura a la séptima corona, como la armada de mayor equilibrio en todos los frentes, incluido el oxígeno tan necesario proveniente de sus jugadores de cambio. Mientras, al término de estas líneas se desconocía el desenlace del Capitalinas-Guantánamo. Falta de comunicación, estadísticas ausentes en esta fase determinante en el sitio de la competición. Escollos, para variar.

Visto 1491 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar