jueves, 21 junio 2018, 08:35
Martes, 10 Marzo 2015 05:36

Bob: Un senador corrupto

Escrito por  Nicanor León Cotayo
Valora este artículo
(1 Voto)
El senador demócrata Bob Menéndez El senador demócrata Bob Menéndez

Investigado desde hace meses por sus continuas  irregularidades, tal hecho disminuye la autoridad  de su figura pública.
Se trata de uno de los más ardientes enemigos de la Revolución cubana, ahora situado a la defensiva.



Protegido hasta aquí por un sistema político, a Robert (Bob) Menéndez lo araña hondamente su vida.

Investigado desde hace meses por sus continuas  irregularidades, tal hecho disminuye la autoridad  de su figura pública.
Se trata de uno de los más ardientes enemigos de la Revolución cubana, ahora situado a la defensiva.

Hasta el Departamento de Justicia de Washington informó la semana pasada que prepara cargos contra él por corrupción.
Al esclarecerlos, la CNN notificó después que a estos se suma la   utilización del cargo para favorecer intereses personales de un amigo y donante del Partido Demócrata.

¿A cambio? “De regalos”, según comentó el sábado la agencia noticiosa británica Reuters.

Su amigo-donante es un millonario oftalmólogo de la Florida, Salomón Melgen, antes procesado debido a cobrar en exceso al Medicare.

Con tono humilde, Bob afirmó que él y Melgen se han intercambiado regalos por cumpleaños, fiestas y matrimonios, “como hacen los amigos”.

Todo el mundo sabe en Miami que Melgen ha entregado grandes cifras de dinero al Partido Demócrata y, en particular, a campañas electorales del senador.

“Siempre me he comportado debidamente y de acuerdo a la ley”, declaró este último a través de un comunicado.
En cuanto a lo dispuesto por el Departamento de Justicia respecto a su caso manifestó  enfático: “No iré a ninguna parte”.

Antes, la CNN puso en boca del fiscal general, Eric Holder, haber dicho que en próximas semanas podría haber un anuncio sobre el tema.

Reuters entrevistó el sábado último a dos agentes de la ley, quienes le afirmaron que el FBI ha estado investigando a Bob “por corrupción”.

A fines de 2012 fue centro de un violento escándalo por sus descubiertas relaciones sexuales con prostitutas dominicanas, algunas adolescentes.

En enero de 2014 le seguían los pasos debido a estar involucrado en la concesión de asilo a dos delincuentes ecuatorianos.

Se trata de los hermanos Isaías,  sentenciados por malversar millones de dólares, quienes luego se refugiaron en Miami.
Al no radicar allí de manera permanente, tenían prohibidas las donaciones financieras electorales, pero trascendió que sus familiares entregaron a Bob unos 10 000 dólares.

Otro capítulo tiene que ver con su gran amigo y generoso donante electoral, Salomón Melgen, un oftalmólogo y millonario con oficinas en Palm Beach.

¿Quién es el aliado más importante del senador de origen cubano Bob Menéndez?

Alguien que no solo ha brillado como un profesional médico que tiene su clínica privada en Miami, también como un notable perseguido del FBI.

De ahí que el 29 de enero de 2013, junto al Departamento de Salud, con sede en Washington,  llevaron a cabo una redada en sus oficinas.

¿Qué buscaban? Archivos y documentos que les facilitaran evidencias sobre sus malversaciones al Medicare (plan de salud para ancianos y discapacitados).

En otro momento, Diario Las Américas señaló que en 2013 Bob fue investigado por el FBI debido a vuelos que hizo a República Dominicana en el jet privado del oftalmólogo.

Por aquellos días lo acusaron de haber tenido sexo en República Dominicana con prostitutas menores de edad, hecho que corrió como la pólvora en Washington.

Tal suceso, declararon dos de ellas a un sitio de esa nación,  Daily Caller, se efectuó en una residencia campestre de Salomón Melgen, así como que el senador les pagó a cambio de sexo.

Pero, como se reveló un poco después, brutales presiones de origen conocido lograron doblegar a las muchachas y estas modificaron sus palabras.

La situación se tornó tan delicada para el senador que el FBI anunció la apertura de una investigación sobre lo acontecido.
Sin embargo, cuando pesadas evidencias empezaron a  rodearlo, la CIA montó la versión de que Cuba fabricó esta historia.

La calzó The Washington Post al afirmar que esa agencia de espionaje tiene documentos probatorios al respecto.
De acuerdo al periódico, basado en tales supuestos escritos, La Habana elaboró la historia de Bob y las prostitutas.
¿Intención, según el rotativo?

Desprestigiar a quien también es un acérrimo enemigo del sistema cubano y presidió el Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

Así, y no obstante las abrumadoras pruebas exhibidas en su contra, sin dejar de movilizar a sus influencias Bob ha tratado de posar como un ofendido.  
    
Incluso escribió una carta al Departamento de Justicia donde  exhortó a indagar si Cuba está detrás de quienes lo imputan.

Según The Washington Post hace un año apareció en un informe de Inteligencia “el complot cubano” contra Bob para dañar su carrera.

Dicha estrategia tendría además  como intención darle la mayor difusión posible a esta historieta en Estados Unidos y América Latina.

Algo parecido al invento ahora en el aire de que Venezuela constituye una amenaza para los Estados Unidos.

La primera de esas extravagancias resultó desinflada cuando The Washington Post  aceptó no poder demostrar el caso La Habana-Bob Menéndez.

La segunda aguarda en lista de espera por igual destino.

Junto a ello, como también indican el pasado y la actualidad, queda otro sólido mensaje: la presencia de un senador corrupto.

Visto 2392 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar