miércoles, 22 mayo 2019, 01:16
Domingo, 01 Marzo 2015 07:41

Director Diario Las Américas: Impúdico desnudo político

Escrito por  Nicanor León Cotayo
Valora este artículo
(2 votos)

Lo hizo al comentar este jueves la visita que realizó a La Habana el ex presidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero.



Corresponde a Manuel Aguilera, un hombre al servicio de la ultraderecha cubano venezolana de Miami.

Lo hizo al comentar este jueves la visita que realizó a La Habana el ex presidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero.

Al opinar desde aquella ciudad floridana, en lo tocante a la isla Aguilera se presentó  como un crítico de los dos partidos tradicionales de España.

O sea, el Socialista Obrero  Español (PSOE) y el ultraderechista Popular (PP).

Después lanzó un dardo venenoso contra el primero al insinuar que ha tenido una relación muy estrecha con la nación caribeña.

Tanto, subrayó, que Felipe (González) no le recordó a Fidel Castro que para mantener su “luna de miel” tendría que buscar  una salida democrática.

Aguilera también escribió que, desde el colapso del franquismo en España, “la dictadura cubana  ha estado edulcorada como consecuencia del marketing revolucionario”.

Para la izquierda, añadió, Fidel y el Che fueron un referente,  “mirando hacia otro lado en el tema de los derechos humanos”.

Asimismo, prosiguió el director, la derecha actuó acomplejada al manifestarse contra una dictadura comunista “vendida con  medias verdades sobre sanidad y educación”.

No es verdad, quienes han otorgado muy elevados reconocimientos a la isla en ambos terrenos son la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la UNICEF.

Si le resta alguna duda, en gran número documentos, fotografías y videos hay constancia de lo antes dicho.

De acuerdo al señor Aguilera, el ex presidente español Felipe González fue el primero en “alardear sin pudor” de sus buenas relaciones con el comandante barbudo.

O sea, ¿no creía en el cuento del supuesto Diablo cubano? Es de agradecer al director por contribuir a desmontar esa vieja  leyenda.

Por cierto, hace años exhibida con mucha frecuencia en las páginas de su propio  rotativo, de el Nuevo Herald y otros llamados guardianes de la libertad de prensa.

En otro párrafo Aguilera atribuyó, lo que en su opinión ha sido falta de firmeza del PSOE hacia el castrismo, a una cierta afinidad, ideológica e histórica entre ambos.

Pero tampoco perdonó a la ultraderecha expresando que, aún cuando se esperaba su dureza   contra La Habana, no lo ha hecho suficientemente.

¿Motivo? Una vez más superficial,  el director de Diario Las Américas lo remitió a que “entonces apareció  Manuel Fraga”, un ex ministro de  Franco.  
 

Y también, señaló, presidente de la Xunta de Galicia y paisano del padre de Fidel, cuya familia proviene de una aldea que radica en la comunidad autónoma española de Galicia.

Por eso, concluyó Manuel Aguilera, prosiguieron los viajes y los achuchones (empujones) entre La Habana y Madrid.

Sin embargo, el ilustre director del periódico de la ultraderecha cubano-venezolana de Miami no se detiene ahí.

Escribió además sobre lo que denominó el malestar causado años atrás en los predios del PP en Génova por la buena relación  “castrofragista”.

Recuerda que en esa época era corresponsal de la televisora  Antena 3 en Santiago de Compostela, donde tenía que hacer lo que sigue:

“Preguntarle, una semana sí y otra también, a don Manuel Fraga” sobre el malestar de Aznar por sus “guiños a la revolución verde olivo”.

A renglón seguido abordó torpemente la visita que esta semana hizo a La Habana el ex presidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero.

Escribió que, junto a quien denominó su escudero Miguel Angel Moratinos, sostuvo un amable diálogo con Raúl Castro, “a espaldas del Gobierno de Rajoy”.

Falso, en Madrid funcionarios del  PSOE demostraron hasta la saciedad que ese viaje fue comunicado semanas antes a la máxima jefatura gubernamental del país.

Por favor señor Aguilera, repase los mandamientos de la Biblia y comprobará que uno de ellos estipula: “No mentirás”.  

 
Y vale la sugerencia porque en su escrito de este jueves también  deslizó que durante el encuentro Raúl-Zapatero “se comprometieron” a ayudarle a que Washington saque a Cuba de la lista de países que amparan el terrorismo.

Con tono provocador señaló que La Habana está en esa lista por haber sido “santuario de terroristas etarras”.

El propio Zapatero, basado en la alta responsabilidad oficial que sustentó en España, aclaró ante la prensa internacional que la acusación contra Cuba no era cierta.

Un ácido comentario del director de Diario Las Américas propinó el golpe mortal a las versiones en torno a ese capítulo.

Concentrado en la afirmación del canciller español, José Manuel García Margallo, de que el viaje de Zapatero a La Habana fue     “desleal e inoportuno”, escribió:   

Lo triste es que su enfado no es por el contenido de la reunión, sino porque “no fue el invitado de Raúl Castro”.

Visto 3320 veces

Comentarios  

 
#2 Xiomara Bobadilla 02-03-2015 06:47
PORQUE TANTO LIO CONE ESTE PERIODICUCHO QUE IMPRIME NOTICIAS DEL DIA ANTERIOR, ES MEDIOCRE Y QUIEN LO LEE NO TIENE APENAS CEREBRO YA, O SEA LOS VIEJOS IGNORANTES QUE TENENMOS POR ACA, YO SOY VIEJA DE 75, PERO ACTIVA Y TRABAJO, LEO LO QUE ES VERDADERO Y NO LA MI----DE ESTE LLAMADO "DIARIO LAS AMERICAS", ME DA RISA TODO, POR LO MENOS LA RISA DA SALUD.
 
 
#1 estrella sabina 01-03-2015 10:33
manuel Aguilera es un asalariado de los
ee.uu. desde que tenia una oficina en
coral gables, supuestamente agencia del
diario espanol el mundo, con varios em-
pleados, entre ellos su esposa, bastante
desagradable y el no lo fue menos cuando
le afirme que en cuba no habia oposicion
a la revolucion capaz de derrocar al go-
bierno, esto le molesto. para mi encon-
traba extrano que en momentos que los--
periodicos tenian problemas economicos
pudiera tener una oficina tan grande en
una zona lujosa de Miami, es un enemi-
go jurado de cuba y Venezuela, algo di-
ferente a cuando ese diario lo dirigia
el senor Aguirre, que siendo de derecha
mantenia un equilibrio en ese diario,
despues de su venta, es un libelo.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar