martes, 25 septiembre 2018, 03:42
Sábado, 21 Febrero 2015 21:37

Opinión: El man Gilbert

Escrito por  Enrique Ubieta Gómez
Valora este artículo
(59 votos)

Como en la Rosa púrpura del Cairo, un personaje ha salido de la pantalla, y camina por una ciudad, la nuestra. O fue al revés: un espectador se obsesionó con cierto tipo de películas, seriales y videos, quiso vivir en ellos y se introdujo en la pantalla, renunció a ser persona para convertirse en personaje de ficción.

 

Como en la Rosa púrpura del Cairo, un personaje ha salido de la pantalla, y camina por una ciudad, la nuestra. O fue al revés: un espectador se obsesionó con cierto tipo de películas, seriales y videos, quiso vivir en ellos y se introdujo en la pantalla, renunció a ser persona para convertirse en personaje de ficción.

 

¿La ficción construye la vida, o la vida construye la ficción? Si en época de Cervantes era posible que alguien, de tanto leer historias de caballerías, encarnase en su vida-ficción real al personaje “loco” y justiciero, en la nuestra, la letra impresa ha cedido su capacidad de influencia al audiovisual.

 

No es, obviamente, la única ni la más importante diferencia. El audiovisual contemporáneo que impera recrea otras historias y reproduce otros valores, para nada quijotescos. Al margen de la polémica sobre la validez artística del reguetón —no me interesa dilucidar su trascendencia como género musical—, por ejemplo (y no es un ejemplo tomado al azar), su puesta en pantalla nos impone un mediocre sentido de vida.

 

Parece inevitable que el reguetón se ofrezca en un módulo audiovisual que nos devalúa como seres humanos y nos mide a través de las cosas que nos poseen: el carro de lujo del año, la muchacha más Barbie (no es un elogio), descerebrada y deshuesada –la mujer como simple objeto sexual–, las cadenas de oro, las maletas de dólares, las bebidas más caras, los guardaespaldas, la ostentación (que en Cuba llaman especulación) como espuria evidencia de un falso triunfo.

 

Una noticia recorre las pantallas de las computadoras cubanas: un “especulador”, seudo cantante de reguetón, cuya vida imitaba los estereotipos visuales del género, fue detenido en un operativo policial digno del serial televisivo más espectacular. Por ahí circulan los videos de la detención, como si fuesen capítulos de “UNO” o de “Tras la huella”. Como no se han concluido las pesquisas ni se ha efectuado el juicio, no hablaré de cargos. Mi tema no serán las posibles ilegalidades de su conducta pública, sino su sentido corruptor.

 

Para ello acudo a los hechos visibles, constatables: este ciudadano, que se hace llamar Gilbertman —como Superman, o Spiderman, un “superhéroe” de mágicos (monetarios) poderes—, fugitivo de la justicia estadounidense (la cual, según parece, no ha querido colaborar con la nuestra en este caso), se instaló en su humilde barrio habanero de origen y compró en un año casas, autos de lujo, conciencias, cuerpos de mujer, y otros “objetos”.

 

Se hacía retratar mostrando su bíceps “poderoso”, y sobre él, en perfecto equilibrio, contenidos por su mano, fajos de billetes de a cien dólares. Fuerza física, fuerza monetaria. Llegaban sus autos y en ellos sus guardaespaldas; entonces descendía este SuperNada de 28 años, como si pisara la alfombra roja del éxito, como si de verdad alguien lo amara o pretendiera liquidarlo.

 

Nada que apareciese en los video-clips de sus amigos reguetoneros, y en los suyos, escapaba a su codicia simbólica. ¿Que en los videos se exhibían semi o casi desnudas las mujeres? Él alquilaba las suyas. ¿Que en los videos llegaban los tipos de mirada inflexible en carros de lujo? Llegó a coleccionar 22 autos de marcas caras. ¿Que en ellos se contaban historias de matones y de jefes mafiosos? Él mostraba sin recato una pistola, no sabemos si real o falsa, pero ¿importa?, y maletas llenas de dólares. Extraña, retorcida manera de parecer “alguien”.

 

Super/Gilbertman regalaba a los vecinos y parecía extorsionar a los restantes habitantes del planeta. ¿Imitaba a Pablo Escobar, es decir, la leyenda cinematográfica del “buen” matón colombiano? Su divisa, su fuerza, su triunfo aparente, era tener (ya se sabe que el cómo no importa) y especular; en esencia, la misma de Bill Gates o de Carlos Slim, aunque su origen era humilde y sus opciones otras.

 

En el capitalismo el matonismo es una profesión de prestigio, y tiene su glamour, su onda… ¿lo queremos en Cuba? Gilbertman financiaba videos de los Desiguales, de Eddy K (de regreso en la isla), del Yonki, del Príncipe, de Damián, a condición de que lo dejasen aparecer en pantalla. No se diferenciaban mucho esos videos de los que hacen Yakarta y el Chacal (por ejemplo, “Ellas son locas”), u Osmani García (por ejemplo, su reciente “Barra abierta”, made in Miami). En su afán por indiferenciar su vida de los más aberrantes modelos “musicales”, Gilbertman utilizaba su casa y sus carros como espacios de filmación, se representaba a sí mismo o a aquel con quien soñaba ser.

 

En una de sus últimas producciones, “No hay break”, reunía en su casa a sus financiados, entre maletas llenas de mujeres, de dinero, de expresiones duras, de pistolas, de cadenas de oro, de muebles caros y de mal gusto, como capos a la espera del resultado de una supuesta guerra callejera, importada de otras calles, de otro mundo que no es el nuestro, un video donde la violencia alcanza grados repugnantes, y en el que se compra la imagen, el símbolo esta vez invertido del joven actor que encarnaba al Chala: si el socialismo —que es representado por la maestra— peleaba en la película de Daranas, entre sus propias contradicciones, por salvar al niño de su familia y de su entorno social, este video reniega de aquella “conducta”, pisotea el símbolo.

 

La revista digital de frivolidades Vistar magazine —que presenta en su costado más banal a los buenos, regulares y malos artistas, con anuncios de negocios que pagan, sean o no legales—, le dedicó una página en uno de sus números y en otro, anunció el video.

 

La guerra cultural es explícita, aunque Gilbertman no tenga la menor idea de su existencia: nosotros necesitamos salvar, emancipar, ellos quieren hacernos creer que es imposible. Contaminan, corrompen. Este “Chala” de rostro duro, traiciona y dispara a sangre fría, para cobrar su parte. ¿No hay leyes en Cuba que castiguen la producción de videos violentos en los que participan niños?

 

Que triste vida la de Gilberto, el joven de 28 años que se disfrazaba de Gilbertman. Pero su caso, por extremo, es paradigmático: nadie encarnó tan literalmente el personaje del reguetonero audiovisual, del “triunfador” made in USA; nadie se jugó como él todas las cartas a favor de la cultura del tener, del capitalismo, en su versión más grotesca, más vulgar. Y es paradigmático también en otro sentido: Gilbertman creía que el dinero, su superpoder, lo haría invencible en Cuba, como podría serlo en Miami o en Bogotá. Tanto lo creyó que se anunciaba en Internet y alardeaba públicamente de su “fuerza”. Sirva este lamentable caso para tomar conciencia de que la guerra cultural contra el socialismo pasa por el envilecimiento y la corrupción de nuestros ciudadanos. No puedo hablar de ilegalidades hasta que fiscales y abogados de la defensa diriman responsabilidades, pero trabajemos por forjar sueños mejores en nuestros niños y jóvenes, porque los cubanos tengan un paradigma de vida superior.


Tomado de La Jiribilla

Visto 10738 veces

Comentarios  

 
#71 judith 19-03-2015 16:06
Creo que casos como este están saliendo a flote como casos personales, pero pienso que seguirán proliferando pues detrás de estas personas hay muchas más implicadas y creo que esto es la causa número uno para que lleguen a este nivel de ostentación, lucro, especulación y demás; pues a MUCHOS les conviene dejar correr estos casos pues mientras se van MOJANDO como se dice. A lo cubano siempre los "favores"se pagan y se está viendo que ya en todos los lugares están identificadas las personas que RESUELVEN a cambio de una ayudita. Leía que hasta Carné de Identidad tenía, entonces qué?, imagínese que si es bueno que se permita la repatriación de todo aquel que salió en busca de lo que no encontró; pero hay que ser cada vez más exigentes y minuciosos en las investigaciones que se hacen hasta concederles nuevamente que decidan legalmente en nuestro territorio nacional. SE avecinan tiempos difíciles donde este tipo de persona , muchos con máscaras de cubano arrepentido o que quiere ante todo su tierra , quiera regresar; pero ojo, pues muchos vendrán con costumbres y hábitos viciados por subvalores de otras sociedades que mucho costó casi erradicar de nuestra sociedad. Estoy a favor del progreso personal, sea en la medida que sea; siempre que el trabajo y el don de crear, comerciar o negociar venga de la mano; pero de ahí a lavar dinero acá, qué va. Hay que trabajar duro y cohesionado. Hay que salir de atrás de los buroes, sacar a la calle todo tipo de personal calificado que sepa detectar sobre todo este tipo de personas y las causas que facilitan su florecimiento. Gilberto ya hay un montón y acá todo se sabe , solo que hay quien vira la cara y estira la mano. Hasta donde nos haremos los chivos con tonteras y mientras detienen estas personas el presupuesto del Estado se tambalea y lo más triste el pueblo, el trabajador, el honesto que se acoja a los salarios que reciben y viven según la ley como queda?.
 
 
#70 dunia 16-03-2015 22:06
fue vastante crudo ,Gilberto en su actuar es cirto, porque fuente de informacion o cumunicacion se podria saber, si se encuentra en nuestro pais , y si será sancionado por aqui
 
 
#69 Yuraliev Gonzalez 14-03-2015 12:30
Yo creo que todo esto pasa por falta de control de muchos, si ven el video se daran cuenta en las veces que decia: eso lo otro entro por la duana;pongamono s a pensar.Ahora todavia no se publica porque tanta exageracion en la captura y cuando vamos a contar con transparencia en los procesos como estos que solo se conocen por pirateria creo que la television debe tomar partida y asi evitamos tanto fanatismo a los videos clandestinos y ganamos en profesionalidad y credibilidad.
Espero que alguno de ustedes mis amigos me respondan a mi
 
 
#68 gilbertman 2 12-03-2015 09:58
por favor todos lo pedimos .QUE NOS DIGAN EN ALGUN MEDIO DE NOTICIAS QUE ESTA PASANDO CON GILBERT , QUE TIENE MUCHOS FANATICOS EN ESTOS MOMENTOS
 
 
#67 misleydis 09-03-2015 15:25
en verdad se le subió la famaaa para la cabeza uyyy perdón cual cabeza
 
 
#66 Party Rock 09-03-2015 14:22
Realmente es inocente hasta que se demuestre lo contrario, su gran error fue creerse intocable, y por eso está pagando las consecuencias. Pero suponiendo que no le demuestren nada. ¿Le devolverán realmente todo lo que le fue "requizado"? Creo que no.
 
 
#65 Leo 08-03-2015 21:54
La verdad es que en este país deben de haber cientos de casos parecidos y que siguen viviendo la vida como reyes. En este caso se le acaba la felicidad porque como decía mentepollo se le subió la fama a la cabeza y empezó a salir por Facebook diciendo y publicando cosas que no debían y porque los EE.UU lo acusa de estafa pero si llega a estar limpio con aquel país ¿Dónde estuviera Gilbert man en estos momentos, en espera de juicio o disfrutando la vida?
Para mi deberían de estar más alertas a estos tipos de casos y personas……
Salu2s a todos.
 
 
#64 Jolmy 05-03-2015 12:07
no se porque esta persona ase esos delitos, tenia futuro en la musica jaja
 
 
#63 No sé quién soy 04-03-2015 17:52
Jaja Kenia es BOBA
 
 
#62 si 04-03-2015 12:00
Que no ven que le estan haciendo el juego a ese melon con patas.... pero la culpa es de los medios cubanos que no dan estas noticias en su momento esclareciendo todo, por eso se crean tantas especulaciones. .. por todo esto es que los medios de EUA se agarran de esto para decir MITAD MENTIRA Y MITAD VERDAD... pero para que lo sepan este no es el unico caso de estafa que esta en los medios ni mucho menos el peor, ya veran con el tiempo como saldran a la luz... como es el caso de los que estafaron al seguro medico en EUA...
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar