domingo, 18 noviembre 2018, 22:25
Jueves, 26 Febrero 2015 06:00

¿Violencia?: "Fue solo una vez, … él no quería"

Escrito por  Lic. Claudia Cancio-Bello Ayes/Facultad de Psicología. Universidad de la Habana
Valora este artículo
(15 votos)

La violencia se expresa y está en todos los espacios de la vida cotidiana, por lo que combatirla es importante para no ser sometidos y controlados por otras personas.

La violencia se expresa y está en todos los espacios de la vida cotidiana, por lo que combatirla es importante para no ser sometidos y controlados por otras personas, en el medio de un fenómeno que se presenta mediante acciones u omisiones intencionales y tiene la peculiaridad de mostrarse en el plano de las relaciones interpersonales.


Cuando escuchamos la palabra violencia, la asociamos al maltrato físico y esta se enmascara en disímiles espacios que, aunque en ocasiones no se advierten porque se naturalizan, casi siempre son develados a través de acciones que destellan indicios de lo que sucederá.

 

Desde que la pareja inicia discusiones cargadas de gritos, cela, atemoriza, controla tiempo, vestimenta y comportamiento; solicita constantemente atención, prohíbe mantener a su pareja el puesto de trabajo, lanza objetos, (aunque no sea la persona el blanco), no para de discutir e invade el espacio personal, nos encontramos ante muestras de violencia, que no necesariamente deben tener como indicador un daño corporal.


En este sentido vale la pena preguntarse ¿cuántos tipos de violencias se pueden encontrar?


Existen disímiles tipos de violencias y dentro de los grupos más destacados, podrían enumerarse los relacionados con la violencia psicológica, económica, sexual, física, de género, laboral, intrafamiliar, entre otras.

 

La violencia siempre implica un arriba y un abajo donde el de arriba ejerce poder sobre el de abajo,  y generalmente, estos adoptan forma de roles complementarios: padre/madre-hijo/a, hombre-mujer, maestro/a-alumno/a, jefe-empleado/a.

 

Las relaciones de pareja deben estar basadas en el respeto mutuo, en tolerar, comprender y confiar en el otro/a.

 

En el caso de que algunos de los factores anteriores no se cumplan, estaría presente la violencia de género en la pareja.

 

Las estadísticas demuestran que la violencia de género afecta principalmente a las mujeres, dado que en un 75% de las parejas el hombre maltrata a la mujer, un 23% de las parejas presenta violencia cruzada y solo un 2% de hombres son maltratados por sus parejas.

 

Evidentemente son las mujeres las más afectadas, ya que al identificarse con la feminidad se reconocen por la sociedad como el sexo débil.

 

La sociedad cubana aún es una sociedad patriarcal, donde se naturalizan roles de género y donde lo que prima es lo masculino hegemónico.

 

Las diferencias de género no implican diferencias por sí solas, no obstante se producen desigualdades cuando la sociedad les asigna un valor.


   
La violencia de género en la pareja, implica asumir actitudes sexistas por uno de los miembros, causa que perpetúa la asimetría entre sus integrantes en detrimento de su integridad física.

 

La violencia se expresa y está en todos los espacios de la vida cotidiana, por lo que combatir la violencia es importante para no ser sometidos y controlados por otras personas, en el medio de un fenómeno que se presenta mediante acciones u omisiones intencionales y tiene la peculiaridad de mostrarse en el plano de las relaciones interpersonales.  Es trascendental conocerla e identificarla para saber que puede estar siendo sujeto de la misma.

 

Aspire a no ser víctima de la violencia y luche por la equidad de género, en medio de una sociedad que avanza cada vez más hacia la justicia, donde no tengan cabida escenas de discriminación o maltrato hacia ningún ser humano.

 

Si es víctima de violencia puede acudir a:


-Casas de orientación a la mujer y a la familia de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC).
-Consultorios del médico o la médica de la familia.
-Servicios de psicología y psiquiatría de los centros de salud.
-Policía Nacional Revolucionaria.
-Oficiales de prevención de menores del Ministerio del Interior.


Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla .
Facultad de Psicología. Universidad de la Habana.
Miembro del Grupo de Investigaciones PSICOGEN
de la Facultad de Psicología de  la Universidad de la Habana.

Visto 7326 veces

Comentarios  

 
#12 AAA ORIGINAL 27-02-2015 10:58
La violencia es señal de debilidad... aquellos que la practican deben saber que en cada gesto violento te demeritas como persona, vales menos y haces de tus víctimas al sexo fuerte... por aguantar tu impotencia..... Por éso la mujer es el sexo fuerte... por ser la representación más grande de víctimas de violencia en ése aspecto.
Mujeres.... dénse su lugar.
Hombres malos.... aprendan a respetar.
 
 
#11 Andrés R 26-02-2015 17:03
La violencia hacia la mujer solo demuestra la impotencia del hombre ante el sexo femenino. La mujer se hizo para no dañarla ni con el pétalo de una rosa.
 
 
#10 LBD 26-02-2015 14:54
jamas podemos permitir q sean violentos con nosotros, no sólo nuestras parejas, la violencia está en muchas personas q nos rodean. nadie tiene derecho de maltratar a otra tenga la raza, la forma, el genero que tenga, esos son rasgos de falta de inteligencia, tolerancia, arrogancia, en fin no PODEMOS PERMITIR LA VIOLENCIA de ningún tipo
 
 
#9 Maximo 26-02-2015 13:19
Caballero y el 2 por ciento de los hombres maltratados dónde queda. Aboguemos también porque esas mujeres abusadoras dejen de usar la violencia con ellos.
 
 
#8 eduardo s 26-02-2015 11:41
Si de violencia se trata, estoy de acuerdo con rechazar todo tipo de violencia contra la mujer, aunque tomado un papel importante en la sociedad con su participacion en todas tareas, no ha dejado de ser como una flor que merece todos nuestros cuidados, mas aun cuando pasa a ser madre. No obstante, no debemos referirnos solo a ese tipo de vilencia, sino a la de gestos y/o palabras que a veces duelen mas que los golpes. Ahi esta la contra los ninos o contra todos los que nos rodean. Esa es la violencia que todos debemos combatir para vivir con amor y sin rencores.
 
 
#7 fuente 26-02-2015 11:11
Mujer: Si él te quiere no te pega.
 
 
#6 julia 26-02-2015 11:06
jajaja manuel yo soy bien cariñosa y desinteresada jajaja tu no eres violento no?
por sierto mui buen articulo abajo la violensia
 
 
#5 Kenia 26-02-2015 10:48
soy del criterio que el hombre que le pega a una mujer no quiere ni a su propia madre, ya que ellos nacieron de una mujer igual que cualquier otra, pero bueno eso se puede detener, aunque hay mujeres que son masoquistas ya que le pegan y siguen siempre con el dicho "FUE QUE LO SAQUE DEL PASO" o "el no lo va a volver hacer", cuando todo el mundo bien sabe que si lo hizo una vez no le costar nada hacerlo dos veces. pero bueno ese es un tema muy complejo. ojala que algun dia sece el maltrato hacia la mujer y todas las demas cosas que existen
 
 
#4 lia 26-02-2015 10:28
estoy plenamente de acuerdo ninguna mujer tenemos que soportar humillacion ni ningun otro tipo de maltrato de ningun hombre, chicas no lo permitan, esos hombres mal nacidos no merecen ni la ignorancia pero tambien hay que reconocer que habemos mujeres que sacamos a los chicos de paso aunque esto no le da ningun derecho a maltratar a nadie.
 
 
#3 Manuel 26-02-2015 09:44
¡¡¡¡arriba las nenas cariñosas y desinteresadas! !!!!, hummmmmm,,,,,,, ,,
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar