lunes, 20 mayo 2019, 12:44
Domingo, 08 Febrero 2015 00:00

Cuba ¡finalista! … Pelota redonda y en caja cuadrada

Escrito por  Harold Iglesias Manresa, especial para Cubasí
Valora este artículo
(7 votos)

Todos este domingo a las 4:30 p.m. estaremos como anestesiados frente al televisor. Cubanos al fin, latimos por nuestro béisbol y saborearíamos como néctar divino la corona.



Festejo, insomnio, gritos y análisis. Todo eso tendrán en calidad de compañía Alfonso Urquiola, sus huestes y millones de cubanos al irse a conciliar el sueño esta noche de sábado, pues los Vegueros finalmente vencieron con más de pedigrí, corazón y FREDERICH CEPEDA, que de buen béisbol exhibido en la 57 edición de la Serie del Caribe y se medirán en la final ante los Tomateros de Culiacán mexicanos, nación que se ha alzado con cuatro títulos en las últimas cinco ediciones del certamen.

Para muchos el desenlace se antojó casi obra de un milagro, pero como reza el adagio la pelota es redonda y viene en caja cuadrada… Un partido en el que la armada antillana le recetó una dosis de remontada a los Caribes de Anzoátegui (indiscutiblemente el elenco más sólido durante la justa, con + diez en el balance de carreras anotadas y permitidas por solo mencionar un rubro estadístico de peso) para derrotarlos 8-4.

Era el todo o nada para nuestro seleccionado, y el peso de la responsabilidad cayó en quienes debían y podían soportarlo, tanto en lo deportivo como en lo anímico. Las mayúsculas para Cepeda no tienen un ápice de sobredimensión: cuatro indiscutibles, cinco remolques. Yuliesqui Gourriel ajustado, consistente, a tenor con su talento empujó otra. Las dos restantes, una por error y otra forzada por death ball.

A todas luces los peloteros que tuvieron su dosis de experiencia en el béisbol japonés, criticados en más de una ocasión por slump o ausencia de oportunidad a la hora buena en el caso de Gourriel, sellaron las bocas desaforadas de muchos, y llenaron de gloria los labios de otros tantos.

DESDE LA LOMITA…

El honor, no muy en alto por cierto luego de la imagen inicial brindada por Villa Clara en nuestra reinserción a los clásicos de clubes del béisbol caribeño, pendía de un hilo, especialmente por el hecho de que los vueltabajeros transitaron por la clasificatoria con idéntico balance de una sonrisa y tres fracasos. Urquiola lo sabía y no reparó en quemar todas sus naves desde el montículo.

Echó mano del derecho Freddy Asiel Álvarez en rol de iniciador y el lanzador de Sierra morena no estuvo del todo atinado esta vez.  Sus pitcheos fueron conectados cuando desfiló por segunda ocasión la batería de los Caribes de Anzoátegui y soportó las cuatro anotaciones de la vino tinto.

Sus sucesores se encargarían de ponerle un candado al casillero de las carreras y meter el brazo.
Norge Luis Ruiz desterró cualquier vestigio de dudas sobre su calidad y se sacudió del cartel de prospecto para convertirse en un muro infranqueable durante cuatro innings y un tercio. Eso antes de cederle el box en el noveno al pinero Héctor Mendoza, capaz de con sus misiles de 95-96 millas silenciar a dos bateadores rivales y liquidar la entrada y el partido sin asomo de complicación.

¿Decisión criticable quizás? La sustitución de Roel Santos, un primer bate natural —y por lógica el mejor tocador de bolas de la selección—, por el zurdo Yadiel Hernández para por inverosímil que parezca, sacrificarse en toque de bola. Intento fallido que no repercutió, pues en ese mismo séptimo episodio, el llamado inning de la suerte se destapó la ofensiva.

EN EL MORRAL DE LAS ENSEÑANZAS

Definitivamente todos este domingo a las 4:30 p.m. estaremos como anestesiados frente al televisor. Cubanos al fin, latimos por nuestro béisbol y saborearíamos como néctar divino la corona. Sin embargo nada de eso borrará las falencias que han quedado al descubierto en la competición.

El punto de partida se halla en nuestras Series Nacionales, principal eslabón de desarrollo y bastante deterioradas en los últimos tiempos. Este Vegueros de Cuba, como tantas otras selecciones, ha carecido de bateo oportuno (en total se han dejado 32 corredores en base), los criterios de discriminación de lanzamientos prácticamente se han comportado nulos, las conexiones de sacrificio o tácticamente los roles de cada hombre en la alineación no  se han manifestado, en buena medida porque casi la totalidad de los bateadores ocupan roles de responsabilidad suprema en cada uno de sus respectivos elencos de nuestros clásicos domésticos.

Presión fue factor altamente influyente. Perder en la pelota no puede significar perder la guerra o haber sido víctimas de cualquier otro desastre mayúsculo. Así siempre les colocamos la varilla a nuestros peloteros.

Otro elemento importante fue, desde su misma conformación la poca especialización y lo endeble de un staff de pitcheo únicamente con nueve efectivos, en definitiva convertidos en ocho tras la deserción del supuesto estabilizador Vladimir Gutiérrez.

En fin… Aún sobrecogidos por el triunfo y ante la posibilidad del disfrute finalista e incluso de campeones, no debemos regodearnos y renunciar a los análisis, ni a una realidad salida a flote: la pelota cubana está urgida de beber, aprender, crecer si de mantenerse en la élite de este contexto y cualquier otro se trata.



vencuba1


alt


alt


alt


alt


alt



alt



alt



alt


alt


alt


cuba final2


alt


alt


alt


alt

Visto 6028 veces

Comentarios  

 
#6 cubano-cubano 09-02-2015 16:20
AECANO; Ese dominicano, no va aparecer, pero no es el solo, aqui hay unos cuantos que se llenaron la boca especulando desde el inicio y tratando de demeritar a cuba con la calidad de los equipos, su juego etc, que tambien se han perdio.
Esos son los sin criterios objetivos, solo cuando creen que tienen algo para respaldar sus temas o el apoyo de otros es que aparecen jajjajjaj
 
 
#5 ARCANO 08-02-2015 13:17
¿DONDE ESTA PELOTERO DOMINICANOOOOO?
 
 
#4 vivo 08-02-2015 12:22
ESAS ES LA CUBA QUE ESTAMOS ADAPTADOS PARA LOS QUE HABLAN Y HABLAN ,SOMOS CAMPEONES
 
 
#3 Robert 08-02-2015 05:42
Bueno creo que ya ganamos con haber aprovechado tan especial oportunidad que nos dio el reducido grupo de equipos en la competencia gracias a las cosas de la matemática y a la caja cuadrada a última hora. No me retracto de las cosas que he dicho con relación a la calidad y esta no viene en caja cuadrada, después se puede hacer un balance, ahora estoy seguro que sicológicamente estamos en forma y que los mexicanos deben estar desvelados hoy buscado quien lanzará y cómo les lanzará. Ahora nuestros jugadores saben batear y tienen mucha experiencia por el contrario a como quieren hacer ver los narradores mediocres de la TV con sus innecesarias catarsis para simbólicamente darles ánimo o querer adormecer a la afición que tanto sabe de pelota en Cuba. Hace falta dejarlos divertirse ahora, que jueguen que pongan en función su juventud que contra eso no puede nadie por más experto que sean y dejen ya la payasada de estar repitiendo fórmulas ajenas como la del Director de Venezuela, que al fina qué. Recuerdo que hace tiempo se decía lo contrario de no tirarle al primer lanzamiento que en esa pelota siempre es bueno y generalmente por el centro, lo que hace falta es tirarle con criterio de bateo, parece que olvidaron la cantidad de bambinazos que dio Kendry Morales con esos lanzamientos. A ese nivel no se puede estar esperando bases o el lanzamiento que me gusta, eso es obvio.
Otra cosa muy importante, ahora porque la suerte nos abrazo hicimos que Urquiola es ganador, creo que es dichoso porque no mostró nada más allá de un simple juego sin poner en práctica ningún ABC y jugar al batazo e incluso no hizo carrera con hombres en segunda en varias ocasiones y no tocó para adelantar y buscara un batazo a los jardines para anotar pero sin embargo sentó a Cepeda anteriormente por batear de doble matanzas dos veces y deja al Yuli que lo hace por plantilla. Creo que ahí tenemos otro problema, formar directores de pelota más capacitados, más cultos en el deporte y en general, con menos compromisos fuera del terreno de pelota sin que estos desaparezcan y jugar y hacer jugar porque un Director tan pasivo como es, incapaz de salir a darle ánimo a nadie también es un defecto de nuestro pasatiempo, si el director no tiene ese espíritus, cómo hablar de los jugadores y criticarlos y querer un líder entre ellos como dicen nuestros narradores deportivos. No olvidemos al mayor pelotero de este país, Fidel, que siempre estuvo al frente, siempre dio ánimos, siempre estuvo fajado con la bola viniera por donde viniera y los demás tras él. En eso VM32 supera a todos nuestros directores, amén sus deficiencias.
HOY YA HEMOS GANADO LA COMPETENCIA PARA QUE NOS RESPETEN, mañana debemos hacer análisis objetivos.

PRONOSTICO 6 A 5 A FAVOR DE Cuba. Ojalá no me equivoque. Ah y dejen batear libre a Cepeda, sienten al Yuli cuando esté la cosa a favor, eso no lo hará que pierda su condición de ser uno de los mejores del país, ataquen más las bases y provoquen tiros malos aprovechando la velocidad, no tiren a segunda con hombre en tercera y háganlo al picher o la tercera duro y al pecho, Hace falta maña y maraña de la pelota de placer por favor, no la desprecien porque tiene esencia y el contrario emplea su ABC.

Olvidaba algo muy importante: no se inmuten ante las provocaciones de esos mercenarios sin patriotismo que están sangrando y de qué manera porque la realidad los aplasta y los tienen impotentes como siempre. Háganlo como hizo ayer el lanzador que se puso mejor aún.

HACE FALTA EL NÚMERO 8 PARA MI CUBA, VAYAMOS POR ÉL.
 
 
#2 Ingenua Aficionada 08-02-2015 03:06
Por que nuestros peloteros no son mas corteses y de manera educada,saludan al publico despues de cada juego?
Por que no nos comportamos alegres,pero magnanimos en la victoria ?
Por que,tan pronto termina el juego,los peloteros,me hacen viajr a mi época de estudiante ,en que no mas salir del aula,comenzaba a sacarme la camisa por fuera y romper la uniformidad ,tal como se define un equipo?
 
 
#1 LEON 08-02-2015 01:03
Esa es Cuba, en los momentos dificiles a lo largo de la historia, siempre se ha crecido. ¿ O no? Y cuidado podemos y debemos ser CAMPEONES.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar