sábado, 20 abril 2019, 22:08
Jueves, 05 Febrero 2015 07:57

Periodista estrella de EEUU admite haber mentido durante 12 años

Escrito por  Ria Novosti
Valora este artículo
(2 votos)

Brian Williams, uno de los periodistas más conocidos de EEUU, ha admitido que mintió durante 12 años al sostener que el helicóptero militar donde viajaba durante la guerra de Irak fue alcanzado por disparos de mortero y fusiles.

En realidad sí hubo un ataque, pero no contra la aeronave en la que Williams y su equipo viajaban, sino contra una escuadrilla de helicópteros que viajaban casi una hora por delante.

Williams se limitó a aterrizar junto al aparato siniestrado y tratar de entrevistar a los militares.

Durante más de una década adornó el suceso con ropajes épicos.

A su condición de estrella televisiva añadió el irresistible carisma de ejercer como curtido corresponsal de guerra, que cumplió con su deber bajo el fuego enemigo. 

"El helicóptero en el que viajábamos fue obligado a aterrizar tras ser alcanzado por una granada", repitió la pasada semana durante un programa especial de homenaje a los soldados que combatieron en Irak.

"Nuestro equipo de la NBC fue rescatado y mantenido con vida por un pelotón mecanizado del Tercero de Infantería", dijo.

 

Pero la revista Barras y Estrellas ha salido al paso de la información, y Williams se ha visto obligado a disculparse en antena.

"Me equivoqué al recordar un suceso de hace 12 años", lamentó compungido, incapaz de frenar la ola de indignación desatada.

Para fundamentar su acusación la revista, que informa sobre y para los militares del ejército estadounidense y tiene más de 150 años de historia, entrevistó a los soldados y pilotos que viajaban en los helicópteros.

Todos coincidieron en señalar la falsedad aireada por Williams.

Está por ver si el veterano periodista logra contener los daños que él mismo se ha causado.

 
Visto 2712 veces

Comentarios  

 
#1 Arístides 05-02-2015 15:02
Un dicho muy popular nos dice que: “Se coge primero a un mentiroso que a un cojo”. Y toda esta historia nos demuestra que en todos los países, y en todos los continentes, existen “infladores de globos”, sin importar lo bien pagados que sean. Hay que tener “cara de guante” para sostener una mentira por 12 años, una persona pública de supuesto tanto “prestigio”, cuando tantos pudieran ser testigo, al menos los que quedaron con vida, de que mentía: los tripulantes del helicóptero y el pelotón de infantería que los rescató. Lo más seguro es que a ninguno de los que supieron del mentiroso y lo que contaba, le dieron chance de desmentirlo públicamente, aunque hay que suponer lo que contarían a todos sus familiares y amigos sobre este tipejo y el hecho. También se dice que: “La mentira tiene patas cortas”.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar