miércoles, 12 diciembre 2018, 16:43
Jueves, 22 Enero 2015 19:43

Cuba expresa serias preocupaciones por derechos humanos en EE.UU. ( VIDEO)

Escrito por  Cubasi/AIN
Valora este artículo
(6 votos)

De acuerdo con el comunicado de prensa emitido por la delegación cubana al final de las conversaciones Cuba expresó serias preocupaciones por la garantía y protección de los derechos humanos en Estados Unidos.

 Resumen de las conversaciones del jueves:

 

  Los gobiernos de Cuba y Estados Unidos mostraron voluntad para continuar dando pasos en el proceso para restablecer las relaciones diplomáticas y cooperar en temas de interés mutuo, pese a sus profundas diferencias.

   Los dos países coincidieron en que la ronda de diálogos para el proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas, realizada en el Palacio de Convenciones, constituyó un paso importante en el camino hacia esa decisión anunciada por los presidentes Raúl Castro y Barack Obama el pasado 17 de diciembre.

    Josefina Vidal, directora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX), al frente de la delegación cubana, aseguró a la prensa que el intercambio se desarrolló en un clima “respetuoso, profesional y constructivo”, mientras la jefa de la delegación norteamericana, Roberta Jacobson,  lo consideró “positivo y productivo”.

   Jacobson dijo que se han tomado acciones para ejecutar los compromisos del Presidente de Estados Unidos para restablecer las relaciones diplomáticas y la apertura de las respectivas embajadas, y reconoció que será un proceso muy largo, pues no se limita al restablecimiento de las relaciones diplomáticas y la apertura de embajadas en cada país.

   “Hoy hemos dado nuevos pasos en esta dirección”, acotó.

    Ambas diplomáticas concordaron en que este proceso debe regirse por los principios de las Convenciones internacionales sobre Relaciones Diplomáticas y Consulares.

    La propuesta de un diálogo respetuoso, basado en la igualdad soberana y la reciprocidad, sin menoscabo a la independencia nacional y  la autodeterminación de los pueblos fue reiterada por la delegación cubana.

   La Jefa de la delegación cubana a la ronda de conversaciones consideró que se pueden ir identificando oportunidades para áreas de interés común a fin de desarrollar una cooperación beneficiosa para ambos países, la región y el mundo.

   “Para Cuba esto significa el respeto recíproco al sistema político, económico y social de ambos Estados, y evitar cualquier injerencia en los asuntos internos o amenazas respecto a elementos culturales, políticos u otros”, subrayó Vidal.

    Sin embargo, dijo, es difícil explicar que mientras Cuba continúa en una injusta lista de estados patrocinadores del terrorismo internacional, haya un restablecimiento de las relaciones diplomáticas, y mostró profunda preocupación por la situación de la Sección de Intereses de Cuba en Washington, que durante un año ha carecido de un banco para realizar sus operaciones, debido al recrudecimiento de las medidas financieras del bloqueo impuesto a la Isla.

   Los representantes gubernamentales coincidieron en que va a ser un proceso largo que requerirá de trabajo de ambas partes para resolver temas importantes.

   “En nuestro caso –enfatizó Vidal- el levantamiento del bloqueo será esencial para normalizar las relaciones”.

   Ambas partes deben centrarse en la búsqueda de solución a los problemas que enfrentan y que, a pesar de las diferencias profundas que existen entre los gobiernos, deben aprender a convivir pacífica y civilizadamente con estas, subrayó.

  Las delegaciones intercambiaron sobre temas de interés bilateral y pasaron revista a la cooperación en algunas áreas de interés común y la ampliación de estas en nuevas esferas.

     Fue revisado el estado de la cooperación en seguridad aérea y de aviación, respuesta a derrames de hidrocarburos, entre otros, e identificaron nuevas áreas como el enfrentamiento al narcotráfico, al terrorismo y epidemias, además de que Cuba propuso un encuentro para definir las modalidades de cooperación para enfrentar de manera más efectiva el virus del Ébola en África Occidental.

    La delegación cubana expuso la disposición a intercambiar con Estados Unidos sobre monitoreo sísmico, hidrografía y cartas náuticas, y participar en investigaciones conjuntas sobre especies marinas, establecer colaboración científica sobre medio ambiente, mitigación del cambio climático y prevención de desastres naturales.

    Vidal informó que sobre el tema de derechos humanos ambas delegaciones mostraron profundas diferencias y Cuba reiteró la propuesta que hizo hace un año al gobierno de Estados Unidos de “sostener un diálogo respetuoso y sobre bases de reciprocidad para abordar nuestras posiciones sobre derechos humanos y democracia”.

   Los representantes de Cuba trasladaron la disposición a discutir la delimitación de la Zona Oriental en el Golfo de México y se interesaron por los próximos pasos para la implementación de un Plan Piloto para establecer el servicio de correo postal entre los dos países.

    Ante preguntas de los periodistas Vidal subrayó que confía en un futuro mejor para ambos países, “somos vecinos, tenemos profundas diferencias pero hemos visto cómo en el mundo pueden convivir pacífica y civilizadamente países también con profundas diferencias”, en función de encontrar solución a problemas comunes y contribuir a un mejor bienestar para todos.

 




   La ronda migratoria de este miércoles es la octava que se realiza durante el gobierno de Barack Obama. El primer encuentro entre ambos países para dialogar sobre estos asuntos se produjo en septiembre de 1994 y una década después, durante la presidencia de George W. Bush se interrumpieron.

   Al término de estas rondas de conversaciones, Cuba ratificó la voluntad de contribuir a la mejoría del clima bilateral y avanzar hacia la normalización de las relaciones.


   El pasado 16 de enero entraron en vigor las medidas anunciadas por el presidente Barack Obama que eliminan algunas restricciones al comercio y los viajes de determinadas categorías de estadounidenses a Cuba, que modifican la aplicación de ciertos aspectos del bloqueo contra Cuba, que sigue vigente.


   Estas medidas constituyen solo un paso en el largo camino por recorrer para desmontar muchos otros aspectos del bloqueo que solo puede ser levantado por el Congreso de los EE.UU. pero el Presidente tiene capacidad para, mediante la modificación de otros aspectos de su aplicación, dejar vacío el contenido de las leyes que lo codifican y que llegue a ser solo un cascarón hasta su definitiva eliminación.


   Aun cuando el presidente Obama insistió en el llamado al Congreso a levantar el bloqueo en su discurso a la nación y se conversa en La Habana para iniciar el proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas, la normalización de los vínculos entre Cuba y Estados Unidos será un proceso largo y complejo que tendrá que empezar por la supresión de esta medida unilateral impuesta a la Isla hace más de medio siglo. 

Comunicado de prensa de la delegación cubana al término de las conversaciones (Jueves en la tarde)



El 22 de enero de 2015, las delegaciones de los Estados Unidos y Cuba, presididas, respectivamente, por la secretaria asistente para los Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Roberta S. Jacobson, y por la directora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Josefina Vidal Ferreiro, sostuvieron intercambios sobre otros asuntos bilaterales, incluyendo áreas de cooperación en temas de interés mutuo.

Las delegaciones pasaron revista al estado de la cooperación en varios temas, como la seguridad aérea y de la aviación, y la respuesta a derrames de hidrocarburos. También identificaron otras áreas en las que existen potencialidades para establecer o ampliar la cooperación bilateral, como el enfrentamiento al narcotráfico, al terrorismo y a las epidemias. Sobre esto último, la parte cubana propuso sostener un encuentro para definir las modalidades de cooperación, con vistas a enfrentar de manera efectiva y eficaz el virus del ébola.

La delegación de Cuba reiteró la disposición de nuestras autoridades a desarrollar intercambios con sus contrapartes estadounidenses sobre monitoreo sísmico, áreas marinas protegidas e hidrografía, así como a participar en investigaciones conjuntas sobre especies marinas.

Además, propuso establecer colaboración científica en un grupo de áreas como la protección del medio ambiente, la mitigación de los efectos del cambio climático y la prevención de desastres naturales.

Los representantes de Cuba trasladaron la disposición a discutir la delimitación de la Dona Oriental en el Golfo de México y se interesaron por los próximos pasos para la implementación de un Plan Piloto para establecer el servicio de correo postal entre los dos países.

Al abordarse temas en los que ambos países tienen diferentes concepciones, la delegación cubana expresó serias preocupaciones por la garantía y protección de los derechos humanos en Estados Unidos. Enfatizó la persistente ilegalidad de las detenciones en la Base Naval de Guantánamo y los reconocidos actos de tortura que allí se cometen contra los prisioneros; y la brutalidad y el abuso policial, cada vez más alarmantes, como en los hechos ocurridos recientemente en Ferguson y Nueva York, que evidencian el incremento del racismo y la discriminación racial. De igual forma, recordó el patrón racial diferenciado en la ejecución de la pena de muerte en ese país, que se aplica en su mayoría a afroamericanos, latinos, integrantes de otras minorías, enfermos y menores. Además, manifestaron preocupación por la desigualdad salarial en Estados Unidos, donde las mujeres perciben 25% menos salario que los hombres por igual trabajo, así como por el trabajo infantil y las limitaciones al ejercicio de las libertades sindicales y de negociación colectiva, entre otras situaciones.

La parte cubana propuso sostener un diálogo respetuoso y sobre bases de reciprocidad acerca de esta materia en el futuro, a partir de las experiencias positivas alcanzadas en Cuba en el disfrute de los derechos humanos y de nuestra contribución a la mejoría de estos derechos en muchos países del mundo.

 

Conferencia de prensa al concluir la segunda y última ronda de conversaciones de la tarde, 22 de enero.
Parte cubana

 

“Confío en un futuro mejor para nuestros países, en eso confío. Vemos como países con profundas diferencias, pueden convivir civilizadamente”, afirmó la jefa de la delegación cubana, Josefina Vidal, al cierre de la Reunión bilateral entre Cuba y EEUU, con la que concluyó la ronda de negociaciones entre ambos países que sesionara en La Habana ayer y hoy.

 

Ante una pregunta de la agencia AP, Vidal aseguró que en este intercambio la palabra “presión” no se usó, porque “no es una palabra que se usa en este tipo de conversaciones”, y añadió que ambas delegaciones tuvieron un intercambio en el que cada parte afirmó las posiciones, las visiones y concepciones sobre los derechos humanos.

 

Aludía a una declaración por escrito de Roberta Jacobson, subsecretaria de Estado y jefa de la delegación estadounidense, quien se retiró al concluir esta reunión sin hablar con la prensa, donde afirma que ”como elemento central de nuestra política, presionamos al gobierno cubano para que mejore las condiciones de los derechos humanos, incluida la libertad de expresión y de reunión”.

 

Jacobson, sin embargo, reconocía que “esta sesión bilateral extendida incluyó un diálogo constructivo y alentador. Tratamos el tema de la cooperación en asuntos importantes de interés como el tráfico de personas, la aplicación de la ley, la protección medioambiental, las telecomunicaciones y la seguridad de la salud mundial, así como respuestas coordinadas a los derrames de petróleo y el Ébola.”


Al hablarle a la prensa, Vidal aseguró que en la tarde se trataron temas de interés bilateral y áreas de posible cooperación entre ambos países.

 

“Como el subdirector general de EEUU de la Cancillería, Gustavo Machín, les comentó hace un rato, tuvimos un intercambio sobre varios temas de carácter bilateral, que incluyó un intercambio sobre el tema de los Derechos Humanos, y donde se ratificó que tenemos profundas diferencias”.

 

Cuba reiteró -dijo- la propuesta que había hecho hace una año al gobierno de EEUU de sostener un diálogo respetuoso y sobre bases de reciprocidad, para abordar nuestras posiciones sobre derechos humanos y democracia, a partir de que Cuba tiene preocupaciones sobre el ejercicio de estos derechos en Estados Unidos.

 

“Al mismo tiempo, Cuba considera que tenemos experiencias interesantes que mostrar y compartir en lo que se refiere al disfrute de los derechos humanos, no solo en nuestro país, sino que hemos contribuido también, muy modestamente, a la mejoría de los derechos humanos en otros países del mundo y a las condiciones de vida de muchos pueblos del mundo”, comentó.

 

Añadió que “una buena parte de la reunión de la tarde la dedicamos a pasar revista a temas de cooperación”, y también a la posibilidad de ampliar la cooperación en nuevas esferas con EEUU.

 

Puso como ejemplo la posibilidad de cooperación en áreas como la seguridad aérea y la aviación; la respuesta a derrames de hidrocarburos; el enfrentamiento al narcotráfico, el terrorismo y las epidemias -áreas en “las que se puede ampliar la colaboración”.

 

En este último aspecto, aseguró, “la parte cubana propuso sostener un encuentro para definir las modalidades de cooperación con vistas a enfrentar de manera más efectiva y eficaz el virus del Ébola en África Occidental”.

 

Dijo que la delegación de Cuba reiteró su disposición a desarrollar intercambios con su contraparte de EEUU sobre temas como el monitoreo sísmico, áreas marinas protegidas, hidrografía y cartas náuticas, y también, en investigaciones conjuntas sobre especies marinas. Propuso establecer “colaboraciones científicas en un grupo de áreas como la protección del medio ambiente, la mitigación de los efectos del cambio climático y la prevención de desastres naturales”.

 

Concluyó, que los representantes cubanos trasladaron la disposición a discutir “la limitación de la Dona Oriental en el Golfo de México, de conjunto con los gobiernos de EEUU y México. Nos interesamos sobre los próximos pasos que debemos dar para implementar un plan piloto relacionado con el establecimiento del servicio del correo postal directo entre los dos países”.



Ante la pregunta del periodista de la agencia Reuters de si Cuba confía en Estados Unidos, y específicamente si “usted confía en Roberta Jacobson”, Josefina Vidal contestó:

 

Confío en un futuro mejor para nuestros países. En eso confío. Somos países vecinos. Tenemos profundas diferencias, como dije en la mañana de hoy. Pero hemos visto cómo en el mundo  países con profundas diferencias pueden convivir pacíficamente, civilizadamente, en función de encontrar solución a problemas comunes y contribuir con ello a un mejor bienestar para nuestros países y el mundo.

 

Confío, añadió, “en que, independientemente de las diferencias que existen entre Cuba y Estados Unidos -que existen y se van a mantener, porque tenemos convicciones muy firmes, ambos, por razones históricas, culturales, etcétera…-, confío también en que podremos encontrar un modus vivendi,  una convivencia pacífica para discutir nuestras diferencias con respeto y para avanzar en la colaboración en temas de interés común para ambos”.

 

Otro periodista indagó acerca de si hay más confianza de Cuba hacia EEUU ahora que hace dos días o 18 meses, a lo que la Jefa de la Delegación cubana a estas conversaciones respondió:

 

No tengo un aparato para medir la confianza. Lo que sí le puedo decir es que estamos en un proceso. Llevamos un tiempo los gobiernos de Cuba y Estados Unidos en que hemos empezado a intercambiar sobre posibilidades de trabajo conjunto en determinadas esferas. Lo que nos ha permitido estas reuniones es confirmar que tenemos interés en continuar trabajando en esas áreas y a su vez ampliar nuestra colaboración a otras esferas, para beneficio mutuo. Creo que eso es un buen comienzo.

 

Andrea Rodríguez, de la agencia AP, se refirió a las declaración escrita que emitió la subsecretaria Roberta Jacobson, al concluir la ronda negociadora, en la que afirmaba que “presionamos al gobierno cubano” sobre los derechos humanos:

 

Le confirmo -dijo Vidal- que la palabra “presión” no se usó. Tengo que decirlo. No es una palabra que se usa en este tipo de conversaciones. Cuba ha demostrado a lo largo de su historia que no responde a presiones, de ninguna parte que provengan. Pero a su vez sí le puedo confirmar que tuvimos un diálogo -un diálogo, no; un intercambio-. Un diálogo requiere más tiempo. Tuvimos un intercambio en el que cada parte confirmó y afirmó las posiciones, las visiones  y concepciones que tiene sobre el tema de los Derechos Humanos. Eso sí ocurrió en la tarde de hoy. Y Cuba ratificó entonces su propuesta de sostener un diálogo específico en una fecha por determinar, para abordar ya a nivel de expertos nuestras visiones sobre este asunto.

 

En relación con las telecomunicaciones, la directora general de EEUU de la Cancillería cubana dijo que Cuba está dispuesta a “recibir a compañías de telecomunicaciones de los Estados Unidos para explorar posibilidades de negocios en esa esfera; negocios que puedan ser beneficiosos para ambas partes”.

 

Vidal aseguró a Cubavisión Internacional que “la noticia” de esta ronda es que ambos países “se reunieron por primera vez para, a partir de la decisión tomada por los presidentes de Cuba y Estados Unidos, comenzar a conversar sobre el proceso de restablecimiento y apertura de embajadas. Eso es lo novedoso. Porque las rondas migratorias las hemos tenido en otras ocasiones”.

 

Cuba celebra la ronda migratoria número 28, y los encuentros para abordar temas de interés bilateral y cooperación se han producido desde 2009, recordó.

 

Dijo que “en la tarde de hoy la delegación de Estados Unidos nos dio información bastante general sobre las medidas que ya conocemos, y en particular las regulaciones que fueron publicadas el pasado 16 de enero, que explican cómo se van a implementar las medidas anunciadas por el presidente Obama. Como ustedes conocen, Cuba considera que estas medidas marchan en una dirección positiva, en tanto modifican algunos aspectos del bloqueo a Cuba”.

 

Añadió que Cuba espera que el presidente de Estados Unidos, en uso de sus prerrogativas ejecutivas, continúe modificando aspectos adicionales del bloqueo de manera significativa, de modo tal que pueda vaciar bastante de contenido esa política.

 

Aseguró que Cuba está estudiando las regulaciones. “Son complejas. Se necesita la asesoría de abogados para tener una buena comprensión del alcance, para poder conocer en qué medida van a cambiar las cosas, hasta dónde y con qué magnitud. Esa es una tarea en la que nos vamos a involucrar en los próximos días”.

 

La AFP se interesó por la opinión de la diplomática sobre la posibilidad del incremento de visitantes norteamericanos a la Isla, a lo que Vidal afirmó que no puede decir a priori si va a haber un aumento del número de viajeros. “Los analistas de esta área consideran que puede ocurrir a partir de que ya existe una Licencia General, pero tendremos que ver en las próximas semanas cómo irán manifestándose los números de visitantes a nuestro país para tener una idea clara de qué montos estamos hablando de crecimiento de los viajes de Estados Unidos a Cuba.”, aseguró.

 

Prensa Latina preguntó si existe un cronograma definido para continuar el diálogo, y si hay en perspectivas nuevos temas para discutir, Vidal añadió que ”vamos a continuar, en una fecha por determinar todavía, la reunión que tuvimos en la mañana de hoy, para seguir precisando los pasos y las formalidades para restablecer las relaciones diplomáticas y la apertura de embajadas”.

 

En cuanto a las otras reuniones, tenemos una práctica ya, muy antigua, entre Cuba y Estados Unidos para celebrar las rondas de conversaciones migratorias, y el intercambio sobre otros temas bilaterales, dos veces al año. “O sea, me imagino que en algún momento del verano, estaremos viéndonos otra vez para una nueva reunión sobre temas migratorios y bilaterales, y la próxima sobre el restablecimiento, está por definirse en las próximas semanas”, concluyó.

 


Conferencia de prensa al concluir las conversaciones de la sesión de la mañana, jueves 22 de enero.
Parte norteamericana

 


La primera ronda de conversaciones ha sido un diálogo positivo y productivo, dijo la jefa de la delegación de EEUU, la subsecretaria de Estado Roberta Jacobson, al concluir la reunión sobre el restablecimiento de las relaciones diplomáticas de su país con Cuba.

 

“Hemos debatido en términos concretos y reales los términos y medidas que hay que tomar para restablecer las relaciones diplomáticas entre nuestros países”, y añadió que “hemos debatido la apertura de las embajadas en nuestros respectivos países y como esperamos que opere la embajada de Estados Unidos en La Habana”.

 

Aseguró que estas nuevas reglamentaciones anunciadas por el Departamento de Hacienda y de Comercio de Estados Unidos la semana pasada “demuestra la gran cantidad de acciones que ha tomado EEUU para ejecutar los compromisos que el Presidente de EEUU en la nueva dirección que debe tomar EEUU respecto a Cuba”.

 

“Nuestros esfuerzos para normalizar las relaciones será un proceso muy largo y no se va a limitar a restablecer las relaciones o la apertura de las embajadas. Hoy hemos dado nuevos pasos en nuestra nueva dirección”, aseguró.

 

Ambos lados fueron muy claros de que la Convención de Viena guía nuestras relaciones diplomáticas entre ambos países. “Obviamente va a ser el instrumento bajo el cual se llevarán las relaciones entre ambos países”, añadió,

 

“Creo que se abrirán las embajadas en forma oportuna, no puedo decir en qué fecha”, y añadió que el proceso de restablecimiento pleno de las relaciones “es largo” y reafirmó que la reapertura de las embajadas es “solo una parte” de lo que se está conversando.

 


Ante preguntas de la prensa, Jacobson reiteró que “el restablecimiento de relaciones diplomáticas y la apertura de las embajadas es solamente parte de la normalización de las relaciones entre ambos países. El restablecimiento de relaciones diplomáticas en realidad no tiene una lista o un modelo a seguir”.

 

Aseguró que el restablecimiento de las relaciones diplomática se hará por acuerdo mutuo entre ambos países y “es un proceso bastante directo, no muy complejo”.

 

Sin embargo, la normalización es compleja y refleja “las profundas diferencias que existen entre nuestros países y van a seguir siendo debatidas como ha dicho el Presidente (Obama)”.

 

Añadió que “nuestros presidentes han tomado la decisión de superar mas de 50 años de una relación que no ha estado basaba en la confianza”, por lo hay temas que debatir antes de poder establecer esa relación y por lo tanto “se van a llevar a cabo conversaciones futuras para asegurarnos de que hemos hablado de cuáles son los pasos necesarios para establecer las relaciones diplomáticas”.

 

Sin embargo, añadió “hay muchos temas en los que no estamos de acuerdo y no vamos a abordar en este momento”. No obstante, “hay algunos pasos que vamos a seguir abordando para poder restablecer las relaciones diplomáticas, incluyendo, como ya dije antes, temas de personal, de instalaciones, temas de diplomáticos, asuntos que tenemos que solucionar antes de que se puedan restablecer las relaciones”.

 

Aseguró “que ambos lados fueron muy claros en que la Convención de Viena guía nuestras relaciones diplomáticas con todos los países y debería guiar el restablecimiento de nuestras relaciones diplomática bilaterales. Si bien puede no responder todas las preguntas en cuanto a una relación tan peculiar que hemos tenido en el pasado, obviamente va a hacer el instrumento bajo el cual se llevan a cabo las relaciones diplomáticas”.

 

Recalcó que “la Convención de Viena también aborda el tema de las relaciones diplomáticas y Consulares y son los instrumentos legales bajos los cuales vamos a restablecer las relaciones diplomáticas”.

 

En cuanto a la apertura de las Embajadas, dijo que Estados Unidos está “trabajando de la mejor manera posible, la manera más rápida y vamos a hacerlo cuando podamos resolver todos los problemas que tenemos que abordar”.

 

Con respecto a la práctica de los Derechos Humanos, “el Presidente (Obama) ha abordado este tema y obviamente (…) sigue siendo fundamental en nuestras conversaciones. Hemos sido muy claros en que vamos a seguir trayendo a colación ese tema”.

 

Añadió que tenemos diferencias profundas con el gobierno cubano, y aseguró que el tema de los Derechos Humanos formó parte de las conversaciones celebradas en el día de hoy.

 

COMUNICADO DE PRENSA DE LA DELEGACIÓN CUBANA A LAS CONVERSACIONES SOBRE EL RESTABLECIMIENTO DE LAS RELACIONES DIPLOMÁTICAS CON ESTADOS UNIDOS. LA HABANA, 22 DE ENERO DE 2015. Jueves en la mañana.

El 22 de enero de 2015, tuvieron lugar conversaciones entre delegaciones de los Estados Unidos y Cuba para definir los pasos a dar con vistas a formalizar la decisión anunciada por los presidentes Raúl Castro Ruz y Barack Obama, el 17 de diciembre de 2014, de restablecer las relaciones diplomáticas entre ambos países. La delegación estadounidense estuvo presidida por la secretaria asistente para los Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Roberta S. Jacobson, y la cubana por la directora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Josefina Vidal Ferreiro.

 

En la reunión, que se desarrolló en un clima respetuoso y constructivo, la delegación cubana expresó que las relaciones diplomáticas deberán basarse en los principios del Derecho Internacional y de la Carta de las Naciones Unidas, incluyendo la igualdad soberana, la igualdad de derechos y la libre determinación de los pueblos, y la no intervención en los asuntos internos de los Estados. Igualmente, deberán regirse por las Convenciones sobre Relaciones Diplomáticas y Consulares, que norman la actuación de las misiones diplomáticas y consulares y de sus funcionarios.

 

Ambas delegaciones intercambiaron criterios sobre los procedimientos para el restablecimiento de las relaciones diplomáticas en una fecha por determinar y decidieron continuar las conversaciones sobre este tema, con vistas a definir los pasos que deberán darse para la apertura de las respectivas Embajadas y la realización de visitas de alto nivel.

 

Los representantes cubanos reiteraron su profunda preocupación, porque durante casi un año, la Sección de Intereses de Cuba en Washington ha carecido de un banco para realizar sus operaciones, debido al recrudecimiento de las medidas financieras del bloqueo y a la injusta permanencia de Cuba en la lista de “Estados patrocinadores del terrorismo internacional”, lo cual provoca graves afectaciones a su funcionamiento y es contrario a la obligación de los Estados de asegurar todas las facilidades para el desempeño de las funciones de las misiones diplomáticas.

 

La parte cubana abordó en este contexto los temas que deberán ser resueltos como parte del proceso hacia la normalización de las relaciones bilaterales, en particular, el levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero.

 

La delegación cubana reiteró la disposición de Cuba a continuar un diálogo respetuoso con el Gobierno de Estados Unidos, basado en la igualdad soberana y la reciprocidad, sin menoscabo a la independencia nacional y la autodeterminación de nuestro pueblo. Reafirmó que ambas partes deben centrarse en la búsqueda de solución a los problemas que enfrentamos y que, a pesar de las diferencias profundas que existen entre nuestros gobiernos, debemos aprender a convivir pacífica y civilizadamente con estas. Asimismo, ratificó la voluntad de Cuba de contribuir a la mejoría del clima bilateral y avanzar hacia la normalización de las relaciones.

 

COMUNICADO DE PRENSA DE LA DELEGACIÓN CUBANA A LA RONDA DE CONVERSACIONES MIGRATORIAS ENTRE CUBA Y ESTADOS UNIDOS. LA HABANA, 21 DE ENERO DE 2015:

El 21 de enero de 2015, se realizó una nueva ronda de conversaciones migratorias entre delegaciones de los Estados Unidos y Cuba, presididas, respectivamente, por el subsecretario asistente para los Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Edward Alex Lee, y por la directora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Josefina Vidal Ferreiro.

 

En la reunión, que se desarrolló en un ambiente constructivo, se evaluaron diversos aspectos de las relaciones migratorias, incluyendo el cumplimiento de los acuerdos vigentes, la emisión de visas para emigrantes y visitas temporales, y los resultados de las acciones emprendidas por ambas partes para enfrentar la emigración ilegal, el contrabando de personas y el fraude de documentos. La delegación de Cuba expresó satisfacción por la reciente realización de un encuentro técnico entre el Servicio de Guardacostas de EE.UU. y Tropas Guardafronteras de Cuba para intercambiar sobre medidas que contribuyan a una implementación más eficaz de los Acuerdos Migratorios y de los Procedimientos de Búsqueda y Salvamento adoptados entre ambos países.

 

Ante la permanencia de la política de “pies secos-pies mojados” y de la Ley de Ajuste Cubano, la delegación cubana reiteró su preocupación por su vigencia,que además de atentar contra la letra y el espíritu de los Acuerdos Migratorios, continúan siendo el estímulo principal a la emigración ilegal, al tráfico de emigrantes y a las entradas irregulares a Estados Unidos desde terceros países, de ciudadanos cubanos que viajan legalmente al exterior.

 

Los representantes cubanos ratificaron su profunda preocupación por la situación que enfrenta la Sección de Intereses de Cuba en Washington y, en particular, su oficina consular, que como resultado del bloqueo, está próxima a cumplir un año sin servicios bancarios, lo cual provoca graves afectaciones a los servicios que debe prestar a los cubanos residentes en Estados Unidos y a los ciudadanos norteamericanos interesados en visitar Cuba.

 

La delegación de Cuba reafirmó su disposición a mantener estas conversaciones.

 

Resumen de las conversaciones del miércoles, 21 de enero. Decalaraciones de Josefina Vidal

El trato preferencial a los cubanos incentiva la emigración ilegal


Ninguna otra ciudadanía en el mundo tiene el trato preferencial y exclusivo de los cubanos cuando emigran ilegalmente a Estados Unidos, expresó Josefina Vidal Ferreiro, directora general de Estados Unidos del Minrex.
 

Cuba aspira a una relación normal con Estados Unidos en todos los aspectos y también en el área migratoria, subrayó en conferencia de prensa Josefina Vidal Ferreiro, directora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex), tras concluir este miércoles en La Habana una nueva ronda de conversaciones sobre el tema entre las delegaciones de las dos naciones.

 

Sobre la reunión, que se desarrolló en un clima de respeto y en el marco de la reanudación de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, Vidal señaló que la intención de la isla siempre ha estado encaminada a lograr una emigración legal y segura hacia Estados Unidos, pero que se ve obstaculizada por la permanente y vigente política de “pies secos-pies mojados” y la Ley de Ajuste Cubano.

 

Las mismas, alegó, incentivan la emigración ilegal, las entradas irregulares a ese país desde terceros, por parte de cubanos que viajan legalmente al exterior y  el tráfico de personas así como el fraude de documentos con la intención de entrar a Estados Unidos.

 

Los cubanos tienen un trato preferencial, exclusivo y único cuando llegan de manera ilegal a Estados Unidos. Ningún otro ciudadano extranjero obtiene esos beneficios, que animan y siguen estimulando estas salidas ilegales, denunció Vidal Ferreiro.

 

Señaló, además, que el Congreso norteamericano es quien puede cambiar la Ley de Ajuste, pero el gobierno de Estados Unidos tiene postestad para pronunciarse sobre la manera en que se implementa dicha ley, mientras que la política de "pies secos-pies mojados" se encuentra en manos del gobierno y del poder ejecutivo decidir sobre la aplicación de esta.


Reiteró también la preocupación de la parte cubana por el robo de cerebros de  profesionales y técnicos de la salud cubanos, que son alentados a emigrar desde terceros países, práctica censurable e ilegal que priva de recursos humanos vitales a otros países y que no se corresponde con el actual contexto bilateral entre Cuba y Estados Unidos.

 

Por su parte el jefe de la delegación norteamericana, afirmó que su gobierno está totalmente comprometido a mantener la Ley de Ajuste Cubano y la política de "pies secos-pies mojados", aunque acordaron en este encuentro ofrecer no menos de 20 000 visas anuales.

 

Las conversaciones de este miércoles estuvieron presididas por el subsecretario asistente para los Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Edward Alex Lee, y por la directora general de Estados Unidos del Minrex, Josefina Vidal Ferreiro.

 

Entre los resultados más significativos de esta ronda de conversaciones migratorias figuró la continuación de las mismas y seguir las relaciones para los encuentros técnicos entre las contrapartes de cada país.

 

Declaraciones a la prensa de Alex Lee sobre conversaciones entre Cuba y Estados Unidos
Miércoles, 21 de enero

Lee, subsecretario asistente del Buró para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, reconoció que Cuba y Estados Unidos sostuvieron un “diálogo respetuoso” sobre asuntos migratorios.

 

Llamó a trabajar por una “migración segura, legal y ordenada” e insistió en revisar regularmente los acuerdos entre las partes y calificó a estas conversaciones de productivas e insertadas en el “espíritu de colaboración a pesar de las diferencias entre ambos países”.

 

“Le explicamos al gobierno cubano que mi gobierno está totalmente comprometido a mantener la Ley de Ajuste Cubano y que las políticas relacionadas con temas migratorios que normalmente se conocen como ‘pies secos, pies mojados’ siguen en efecto”, comentó.

 

Ambas normas “siguen guiando la política migratoria de Estados Unidos hacia Cuba”, dijo también Lee sobre las directrices que rigen desde hace décadas la entrada de emigrantes cubanos a Estados Unidos.

 

Señaló que se examinaron esta mañana temas como la situación de los llamados excluibles, el otorgamiento de las llamadas visas parole y el seguimiento a los cubanos repatriados, entre otros.

 

La naturaleza productiva y colaborativa de la discusión de hoy prueba que, pese a las claras diferencias que persisten entre nuestros países, Estados Unidos y Cuba pueden encontrar oportunidades para avanzar en nuestros intereses mutuamente compartidos, dijo a la prensa.

 

alt
Lectura de la declaración de Roberta Jacobson de la segunda ronda de conversaciones entre Cuba y Estados Unidos. Roberta Jacobson no se presentó a la conferencia de prensa de la tarde.

 josefina1Josefina Vidal , directora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX),  hace entrada a la sala donde se dio el último resumen de la segunda ronda de conversaciones entre Cuba y Estados Unidos.


altDeclaraciones de Josefina Vidal, directora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX),  a la prensa sobre los resultados de la segunda y última ronda de conversaciones efectuadas en La Habana, este 21 y 22 de enero,


altJosefina Vidal Ferreiro, directora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX), durante la Ronda de Conversaciones Cuba-EE: UU., en el Palacio de las Convenciones

 

altRoberta Jacobson, secretaria para los Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, durante la Ronda de Conversaciones Cuba-EE. UU., en el Palacio de las Convenciones, en La Habana

 

altEntrada de la delegación cubana presidida por Josefina Vidal al Palacio de las Convenciones para la segunda ronda de conversaciones entre Cuba y EE.UU.

 

alt
Llegada de Roberta Jacobson, subcretaria de Estado al Palacio de las Convenciones de La Habana

 

alt
Josefina Vidal y Roberta Jacobson comparten un café

 


roberta jacobson 11La delegación norteamericana al comenzar las conversaciones del día 22 de enero. Roberta Jacobson, subsecretaria de Estado al centro

 

roberta jacobson 10Delegación norteamericana en la sala 5 del Palacio de las Convenciones de Cuba en la segunda ronda de conversación para el inicio del restablecimiento de relaciones entre Cuba y EE.UU.

 

 

altLas delegaciones de Cuba y Estados Unidos en la sala 5 del Palacio de las Convenciones de Cuba en la segunda ronda de conversación para el inicio del restablecimiento de relaciones entre Cuba y EE.UU.

 

 

roberta jacobson 12La delegación norteamericana al comenzar las conversaciones del día 22 de enero. Roberta Jacobson al centro, a su lado (d) Alex Lee.

 

roberta jacobson 9Josefina Vidal, Jefa de la delegación cubana en las rondas de conversaciones y Directora general de Estados Unidos del Minrex

 

altLas delegaciones de Cuba y Estados Unidos en la sala 5 del Palacio de las Convenciones de Cuba en la segunda ronda de conversación para el inicio del restablecimiento de relaciones entre Cuba y EE.UU.

 

alt
Las delegaciones de Cuba y Estados Unidos en la sala 5 del Palacio de las Convenciones de Cuba
en la segunda ronda de conversación para el inicio del restablecimiento de relaciones entre Cuba y EE.UU.

 

 

altLas delegaciones de Cuba y Estados Unidos en la sala 5 del Palacio de las Convenciones de Cuba en la segunda ronda de conversación para el inicio del restablecimiento de relaciones entre Cuba y EE.UU.

 

 

altSubsecretario asistente para los Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Edward Alex Lee y Jefe de la delegación norteamericana en la primera ronda de conversaciones entre Cuba y Estados Unidos, donde se discutió el tema migratorio

 

altDirectora general de Estados Unidos del Minrex, Josefina Vidal Ferreiro al resumir a la prensa los resultados de la primera reunión entre Cuba y Estados Unidos, que se centró en el tema migratorio. 

 

 

altPrensa acreditada al encuentro histórico de las conversaciones para el proceso que da inicio a la reanudación de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos

 

Visto 5566 veces

Medios

Reconocemos la disposición del Presidente de EE.UU. a sostener un debate serio y honesto con el Congreso para lograr el fin del bloqueo.

La parte cubana abordó en este contexto los temas que deberán ser resueltos como parte del proceso hacia la normalización de las relaciones bilaterales.

Comentarios  

 
#7 D. REYES 24-01-2015 16:20
Si no quitan el bloqueo, a que tipo de relación podemos aspirar? Cuales son los intereses reales de EE.UU ? Obama los dijo? No pequemos de ingenuos pensando que los americanos son buenos, y por ningún motivo permitamos que vengan a decidir por nosotros. El pueblo cubano se ha mantenido firme y digno por 50 años, y no será ahora que sedamos por dos o tres palabras dichas por Obama que no se han concretado. Viva Cuba Libre.
 
 
#6 Oscar M Rosales 24-01-2015 08:35
Hola buenos dias. Yo veo que está comenzando el para atras y para alante, hay temas cruciales y todos son importantes pero nadie se puede olvidar que los pueblos de ambos países esperan mucho de este acercamiento.
Yo creo-opinión personal- que esos temitas, correos, estudio de especies, que si la pajita en el ojo, que si bla, bla, blaaa a pesar de ser importantes, no son cruciales, dediquemonos a los alimentos, la agricultura, la tecnología, las telecomunicacio nes. Ahora será que mis bisnietos serán los que vean los cambios? Dios del cielo.
 
 
#5 karlyenis calzailla 23-01-2015 15:35
poco o nada se avanzara las diferencias son profundas y de mucho tiempo.mi criterio es que cuba ha vivido dignamente sin usa que sigams asi no nos quitra el sueño.cuba si.yankees no
 
 
#4 nrt 23-01-2015 13:45
Se ve claramente quien tiene argumentos contradictorios (mejorar las relaciones manteniendo el bloqueo, la ley de ajuste y todo lo demas), y quien tiene los argumentos solidos (para las buenas relaciones es necesario eliminar todo lo que contradiga los principios de convivencia). Se entiende mejor asi, Pioneer?
 
 
#3 Pioneer 23-01-2015 09:54
Ve que tanto los gobiernos como los foristas han empezado bien jajajajaja la guerra no ha terminado acaba de emepezar.... esto va para rato segun veo.
 
 
#2 carlosvaradero 23-01-2015 09:07
Todo muy bonito de ambas partes, realmente esperabamos màs..
Ojalà para pròximas conversaciones los resultados superen las espectativas.
 
 
#1 nrt 23-01-2015 09:05
Se aprecia claramente, un Goliat empequeñecido y un David agigantado.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar