jueves, 24 enero 2019, 02:31
Lunes, 29 Diciembre 2014 05:26

Feria de fin de año: ¡Caballero, llegó la carne!

Escrito por  Vladia Rubio / CubaSí
Valora este artículo
(7 votos)
-¿Qué se sentirá cuando, empoderado por  la alturas del camión, a tus pies una multitud espera ansiosa porque comiences la venta de tomates? -¿Qué se sentirá cuando, empoderado por la alturas del camión, a tus pies una multitud espera ansiosa porque comiences la venta de tomates? Vladia Rubio

Cuando el camión, aparentemente refrigerado, dejó atrás la intersección de las calles Lombillo y Loma, adentrándose en la zona reservada para la Feria, una multitud se abalanzó sobre él.

Cuando el camión, aparentemente refrigerado, dejó atrás la intersección de las calles Lombillo y Loma, adentrándose en la zona reservada para la Feria, una multitud se abalanzó sobre él, jaba en ristre –que no  lanza con punta de obsidiana- mientras se escuchaban gritos de “¡llegó la carneee¡” 

Pero cuando la puerta trasera del transporte lentamente se abrió,  lo que cientos de ojos lograron entrever a la luz aún difusa del amanecer no fueron cerdos diseccionados. Con una expresión mitad espanto y mitad conciliadora, asomaron un par de cubanos XL, tumbadora mediante: “¡¿Caballero,  caballero, qué carne de qué?! ¡Nosotros somos los músicos!”

Ese fue uno de los tantos comienzos que tuvo la Feria de productos del agro programada con motivo del fin de año. Esta, una de las dos planificadas para el capitalino municipio de Plaza, fue solo una de las 20 ferias que dieron comienzo hoy en los quince municipios de La Habana, para extenderse hasta el martes 30.


feria2
Después de la batalla, con el trofeo a cuestas


Y digo que fue solo uno de los comienzos, porque ésta de Nuevo Vedado inició  para otros cuando todavía era noche cerrada y ya empezaban a “marcar” para la cola del cerdo, el gran personaje  de este acontecimiento. Pero lo  peculiar ¿gracioso? resultó que casi nadie sabía a ciencia cierta en qué parte del área tendría lugar esa venta, y cada vez que entre las brumas del amanecer desembocaba un nuevo camión con pinta de traer al mamífero nacional –bautizado así por Buena Fe-, pues la gente corría tras él, y volvía a armarse una nueva cola, que se desinflaba decepcionada  al divisar que eran sacos de yuca y tomate.

Finalmente, -los comienzos a veces son así, convulsos- cada mercancía encontró su acomodo y todo fue menos incierto a medida que la claridad mañanera se hacía espacio entre jabas, jabitas, carritos y carretillas.

Aunque en las primeras horas de Feria hubo incomodidades e incongruencias y más de un ciudadano, periódico en mano, fue a reclamar a los abundantes inspectores que allí se encontraban dispersos llevando chalecos identificativos de su función; en general, “la cosa” estuvo bien: Calidad en los productos, precios un tanto más bajos que lo habitual, muuucha cebolla y muuucho control.

alt
A veces, un cochecito de bebé puede volverse un vehículo multitarea


No digo que sea para mal, garantizar la tranquilidad ciudadana –léase en este caso el orden en las colas, el freno a los carteristas, a riñas, etc.- nunca estará de más. Pero confieso que  jamás había comprado un pedazo de cerdo flanqueada por tantos agentes del  orden público como si estuviera realizando una operación bancaria de gran envergadura. De todos modos, insisto, mejor que sobren a que falten, porque tampoco faltaban las miradas torvas, los gestos ceñudos y hasta amenazantes, entre quienes, como esta hija de vecina, aguardábamos, hombro con hombro, el turno para llegar junto a los cerditos. Incluso, por momentos, percibí esa misma postura de acecho y defensa que adoptan las leonas para proteger a sus cachorros; En este caso, claro, era para proteger el  lugar en la fila, lo que es decir la cena de fin de año.

Por lo que pude comprobar, hubo variedad, y hasta laterío de Ceballos, Ciego de Ávila, a muy buen precio. El ajo, eso sí, fue el gran ausente. Y también con este indispensable condimento de nuestra cocina sucedió lo mismo que con el cerdo: no pocas veces se corrió la voz  de que “aquel camión que está entrando, aquel sí es el del ajo” Y pasaba lo mismo, la gente corría hacia allá, y no era.

Hubo vecinos que declararon saber “de muy buena tinta” que el ajo llegaría, pero estaba en camino desde Artemisa; otros, dijeron que desde Santiago -¿de Cuba o de Las Vegas?-. Lo cierto es que, al menos a este punto de la geografía citadina nunca llegó. Pero sí llegaron, al final de la jornada, sonrisas satisfechas, porque, al menos, todo el mundo se fue con algo de vuelta a casa. Y los que no pudieron obtener  lo que se propusieron, comentaban que “a ver si mañana, o pasado…Esto es sin lucha y con diversión”, según declaró a quien quiso oírla, Eloísa, que no pudo alcanzar el pernilito deseado.

Esta reportera, sudorosa, estrujada, con los zapatos mil veces pisoteados, estuvo entre los dichosos. Aunque no un pernil, sí una porción de mamífero nacional retornó conmigo –nosotros- al hogar. Y tan contentos estábamos,  que decidimos premiarnos con un adelanto del animalito para el almuerzo de este domingo.


alt
En general, hubo orden y buen trato. Ah, y cuando terminó todo, enseguida empezó la limpieza del lugar


En menos de una hora –gloria a ti, olla reina- estaba ya sobre la mesa  la fuente humeante, olorosa. Mas al primer mordisco, todos nos miramos y hubo un silencio. El apuro en la preparación por el tiempo invertido  en la feria,  había provocado un pequeño, un pequeñísimo error en el uso de los condimentos.

Pero si un prestigioso chef cubano, ya fallecido, alcanzó su mayor fama porque vertió  sin querer café en una langosta, dando origen a la multipremiada Langosta al Café, ¿quién sabe si en este fin de año acabo de inscribirme en la nómina de los innovadores con mi Cerdo a la Canela?

PD a modo de excusa: el depósito con el comino estaba al ladito mismo del de la canela, ¡y tienen un color tan parecido!

 

Visto 5644 veces

Comentarios  

 
#46 yudi 13-01-2015 14:29
fue una falta de respeto a la poblacion cubana la supuesta feria pues no se cumplio en nada de lo expuesto en el periodico por lo menos la de arroyo naranjo
 
 
#45 MAA 06-01-2015 13:26
Que falta de respeto! Tal vez en otro municipio tuvo la suerte de que la feria fuera un exito, deberian haber venido a Marianao en la calle 124 y ver como un camión que traía ajo se retiró cuando se le dijo a cuanto debian venderlo a la población, el resto de los productos casi igual a los particulares. Toda una burla.
 
 
#44 garcia 03-01-2015 11:37
escribí por que no me publicaron, no dije nada malo, solo esto tremenda falta de respeto en el cotorro y toda cuba la carne de cerdo podrida los gallos a 80 pesos no 30, el camión de ajo entró y se fue de la plaza 26 de julio en cotorro, no le convino la cabeza de ajo a 1 peso y se fue, compraron el camión supongo con los inspectores corruptos del cotorro, el municipio más corrupto en toda cuba, desde que michel estaba en el gobierno se veían esos casos y eso que el fue un buen dirigente que enfrentaba todo esos casos.
 
 
#43 garcia 03-01-2015 08:26
tremenda falta de respeto en el cotorro y toda cuba la carne de cerdo podrida los gallos a 80 pesos no 30 ,el camión de ajo entró y se fue de la plaza 26 de julio en cotorro , no le convino la cabeza de ajo a 1 peso y se fue ,compraron el camión supongo con los inspectores corruptos del cotorro , el municipio más corrupto en toda cuba ,desde que michel estaba en el gobierno se veían esos casos y eso que el fue un buen dirigente que enfrentaba todo esos casos.los camiones fueron para el trigal ,donde esta la mafia, 139 camiones habían en el trigal se burlaron del pueblo otra vez ,de Lo que dijo raul y no pasa nada.
 
 
#42 Panchito 30-12-2014 15:54
La feria de 124 en Marianao, Un desastre.
Según Juventud Rebelde: pollo a 30.00, pato a 35.00 Pavo a 150.00 Para donde cogieron?
 
 
#41 Yeral 30-12-2014 15:42
Vuelvo al tema por que he conversado con otros ciudadanos que me han contado mas detalles de la feria y el asunto me lleva a una nueva reflexión, esta vez sobre como los medios pueden reflejar una situacion como la que se vivió ese día, estuve monitoreando los medios escritos y con exepción de este sitio no encontré otro trabajo sobre este asunto, me gustaría que aparte del trabajo de este periodista se abordara este tema con toda la carga crítica que merece pues fallaron muchas cosas, apartir de un periodismo investigativo que pusiera el dedo en el problema.
 
 
#40 SOY QBA 30-12-2014 14:38
Oro parece plata- no es, quien no lo adivine bien inteligente es.

Buen fin de año a todo el foro, periodistas incluidos......
 
 
#39 AnaisPF 30-12-2014 13:46
La tan anunciada feria de fin de año más que un desastre ha sido una burla. Mucha gente, entre las que me encuentro, esperamos a estas fechas pensando en comprar todo fresco, de calidad y ahorrando unos kilos. Resulta que tuve que recurvar hacia los particulares que, ante el fiasco de la feria, aprovecharon para subir los precios. A estas alturas todavía estoy sin el tradicional puerco de fin de año. Por otra parte, no trajeron ni la mitad de los productos que anunciaron, lo vendieron al precio que les dió la gana y todo de pésima calidad. En Regla, municipio dónde vivo, los organizadores de la feria merecen, cuando menos, una fuerte sanción administrativa, pues ni siquiera la feria se llevó a cabo en la calle anunciada, sino que los escasos kioscos estaban dispersos en varias de las calles principales, lo que dificultaba el tránsito innecesariament e.
 
 
#38 Yosy 30-12-2014 09:59
Estuve en 3 ferias. Empecé por 15 y 24 !!!Un desastre!!!cuan do iba llegando a las 8:30 me di cuenta que algo raro sucedía porque la gente ya estaba de regreso con las jabas vacías; seguí para la Ciudad DEportiva, nada que envidiarle a 15 y 24. Terminé en Panorama, algo menos malo, había algunos camiones.Inmeee ensas colas para la cebolla e inmensa cola para el tomate de CEballos, había un solo camión con 5 personas muy inefeciente en el despacho, pues con esa cantidad de personas aquello debía fluir rapidamente, pero no era así. Todo esto provocó un malestar en la población de marca mayor (en lo que me incluyo) las opiniones negativas sobre esto fueron de todos colores, hay cosas irrepetibles, pero lo que si es seguro que fue una burla para el pueblo que se sintión ofendido con razón, y una falta de respeto del campesinado al pueblo y a las promesas y expectativas que se habían hecho. Después creemos que los precios están altos solo por los intermediarios, son ellos también que no quieren perder un centavo, a pesar de todo lo que han ganado ya.¿quién va responder por esto, quién va a reflexionar públicamente sobre esto? El pueblo se merece una explicación clara y alguien o algunos se merecen una sanción.
Veremos si la última palabra la tiene el pueblo.
 
 
#37 Mario Cruz 30-12-2014 09:58
Me alegro por la periodista, que como dice uno debajo, fue su experiencia. Vivo cerca del lugar y estuve por allí, mucha gente, nada de ajo, y los precios más o menos iguales, menos el de la carne. Muchos compraron el cerdo entero, eso el primer día fue un problema, pero en el segundo la gente pudo llegarle mejor. No sé cómo estuvo por otro lugar, por aquí, por donde reporta la periodista, faltaron camiones que se perdieron y nunca llegaron, y otros que llegaron el miércoles, cuando a feria se habían trasladado para otro lugar.
Espero ver un reporte más general. Por la TV todo es bueno… Así que espero.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar