jueves, 24 enero 2019, 01:08
Viernes, 26 Diciembre 2014 12:55

Cuba-EU: falta lo más importante

Escrito por  Ángel Guerra Cabrera/La Jornada
Valora este artículo
(2 votos)

La nueva etapa en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos anunciada por los presidentes Barak Obama y Raúl Castro el 17 de diciembre ha sido objeto de algunas interpretaciones...

 

La nueva etapa en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos anunciada por los presidentes Barak Obama y Raúl Castro el 17 de diciembre ha sido objeto de algunas interpretaciones ligeras y sesgadas que exageran o minimizan el alcance del acontecimiento. Lo que sigue es un intento por ponderarla así como explicar el contexto geopolítico que la ha propiciado.

 

En primer lugar, la liberación por Obama de los tres antiterroristas cubanos, pues los otros dos ya habían regresado a la patria después de cumplir su injusta y desproporcionada pena de cárcel, es una victoria de la solidaridad internacional, incluyendo eminentes intelectuales, artistas, juristas así como gobiernos y parlamentos, que tuvieron como eje una intensa y masiva movilización en la isla.

 

Al parecer la intervención del papa Francisco en la etapa final fue decisiva para destrabar el canje de prisioneros y de esa forma llevar a buen puerto el conjunto de una negociación de alrededor de año y medio en que ha sido notable la discreción de todas las partes involucradas. Esta era una cuestión clave pues de haber trascendido el diálogo desarrollado en Canadá posiblemente la extrema derecha de Estados Unidos, aliada a los impresentables legisladores de origen cubano, lo habrían hecho abortar.

 

La decisión de iniciar en enero los pasos que conduzcan al restablecimiento de relaciones diplomáticas a nivel de embajadas entre La Habana y Washington y otras medidas flexibilizadoras anunciadas por Obama son muestra de un cambio muy importante en el enfoque de Estados Unidos sobre la relación con Cuba, hasta ahora caracterizada por el objetivo de rendir por hambre al pueblo cubano como reza uno de los primeros documentos oficiales que dio inicio al bloqueo.

 

Lo que explica en primer lugar que este desenlace haya sido posible es la heroica resistencia de ese pueblo durante más de cinco décadas ante una política estadunidense de hostilidad, terrorismo y guerra económica, incluyendo la derrotada invasión de Playa Girón. Debe quedar bien claro por eso que el hecho significa una gran victoria del pueblo de Cuba y su dirección revolucionaria. Conducir y defender el proyecto socialista en las condiciones más adversas y llegar hasta este punto sin hacer ninguna concesión en los principios ha exigido mucha sabiduría política y audacia revolucionaria.

 

Otro dato fundamental es que el mundo ha condenado el bloqueo en la ONU durante 23 años consecutivos y su mantenimiento es una pesadilla diplomática para Estados Unidos, donde importantes sectores empresariales, políticos y religiosos así como una mayoría de ciudadanos, más amplia entre la emigración cubana, apoya una normalización de relaciones entre los dos países.

 

En tercer lugar, nuestra región vive un cambio de época. Existe un conjunto de gobiernos antineoliberales y todos nuestros pueblos luchan contra las políticas de libre mercado. Ello ha hecho que cambie la correlación de fuerzas a favor de las posiciones de defensa de la independencia y soberanía y rechazo a la injerencia extranjera, que han logrado la edificación de una densa arquitectura de unidad y concertación política regional expresada en el Alba, Unasur, Caricom y Celac.

 

Es unánime entre los gobiernos latino-caribeños la oposición al bloqueo y el reconocimiento de Cuba, electa por eso presidenta pro tempore de la Celac en el periodo 2013, como se constata en la Declaración Final de la II Cumbre del organismo celebrada en La Habana (2014). Igualmente, en la última Cumbre de las Américas celebrada en Colombia, Estados Unidos y Canadá se quedaron aislados ante el cerrado consenso latinoamericano de que no podía celebrarse otra cumbre sin la presencia de Cuba. Cuba, además, goza de un enorme reconocimiento internacional y la alianza estratégica con China y Rusia en un mundo que transita hacia la unipolaridad en medio de la crisis de hegemonía de Estados Unidos.

 

Obama es el primer presidente estadunidense que confiesa públicamente lo inútil y contraproducente de la política seguida por su país hacia Cuba. Pero todavía le queda por resolver lo más importante, que es el levantamiento del bloqueo, al cual puede arrancar muchos dientes si aplicara sus facultades ejecutivas pero que tendrá que ser finalmente derogado por un Congreso cada vez más conservador.

 

Washington debe comprender que Cuba seguirá siendo socialista y no admitirá injerencia alguna en su política nacional e internacional. Para Cuba se abre una etapa que exigirá mucho más refinamiento y complejidad en la batalla de ideas.

Visto 2308 veces

Comentarios  

 
#2 Fco 27-12-2014 23:09
Reflexión de un cubano de estos tiempos

Me tome la licencia de hacerle un cometario a algunas de las frases del reciente discurso del presidente Obama referente al cambio en la política de su país con respecto a Cuba, con la única razón que me asiste: la del compromiso

No dudo de la buena voluntad del señor Obama, pero una gran parte de esa buena voluntad está permeada por la resistencia, la lucha y el enfrentamiento del pueblo cubano y el apoyo de otros pueblos hermanos.

Analicemos algunas frases

El presidente Obama dice:
“Y aunque esta política ha estado enraizada en las mejores intenciones (…), las cuales han tenido poco impacto, como no sea el de brindarle al gobierno cubano una justificación para imponerle restricciones a su pueblo”.
¿!De qué habla Mr. Obama!? ¿Quién es el que verdaderamente ha impuesto restricciones al pueblo cubano? Durante más de 50 años, nuestro pueblo ha tenido muchas carencias: medicamentos, tecnología, etc. Sabemos de los ingentes esfuerzos que realiza nuestro país para adquirir un medicamento para la atención a niños con enfermedades oncológicas, entre otras, buscando por otros países, mientras algunos de ellos fallecen, cuando EEUU nos niega la adquisición de uno de estos medicamentos. EEUU sanciona severamente a aquellas empresas que deciden vendernos algunos de ellos. Se ha hecho necesario la adquisición de tecnologías en mercados distantes y a elevados precios, por temor de los empresarios de ese país a ser sancionados. No solamente EE.UU. ha impuesto restricciones al pueblo cubano, sino que aferrado a esa absurda política ha impuesto también restricciones a su propio pueblo, sino, ¿que es la restricción impuesta a los ciudadanos de EE.UU. de viajar libremente a Cuba? La lista sería interminable, eso lo sabe el mundo. Su argumento carece de fundamento.
“Hoy Cuba aún está gobernada por los Castro y el Partido Comunista que llegó al poder hace ya medio siglo. Ni el pueblo estadounidense ni el pueblo cubano se benefician de una política rígida que tuvo su origen en los acontecimientos que tuvieron lugar antes de que la mayoría de nosotros hubiéramos nacido”.
¿Con que moral Mr. Obama se atreve a hablar de política rígida? Es un absurdo, cuando durante más de 50 años hemos sido sometidos a la política más rígida que pueblo alguno halla conocido en la historia, incluso la reconcentración de Weiller a la que fue sometida una parte de la población de la época, durante un tiempo relativamente breve podría compararse con los 50 años de política rígida del gobierno norteamericano hacia nuestro país. Quien dirige y como se dirige nuestro país es una decisión del pueblo cubano. No existe derecho alguno que permita la intromisión de país alguno en los asuntos de otro.

“Ahora bien, en aquellos aspectos en los cuales no coincidimos, abordaremos esas diferencias directamente, tal y como continuaremos haciendo en aquellos temas relacionados con la democracia y los derechos humanos en Cuba. Pero yo creo que podemos hacer más para apoyar al pueblo cubano y promover nuestros valores a través del compromiso”.
La democracia y los derechos humanos. ¡Cuidado Mr. Obama! El pueblo cubano y toda la población mundial sabemos a que Usted se refiere cuando habla de “democracia y derechos humanos”: Los drones, las bombas, las municiones radioactivas son sus principales portadoras. Los asesinados, los torturados, los excluidos ya levantan sus brazos.
“¿y promover nuestros valores?” ¿A qué valores se referirá Mr. Obama? ¡Estemos alerta! El pueblo norteamericano, el pueblo patriota, digno que sabe defender sus derechos, tiene muy altos valores de solidaridad, amistad, cooperación, de eso los cubanos tenemos pruebas, la historia reciente ha sido elocuente: el regreso de Elian, el regreso de nuestros 5 héroes. Pero hay valores que supimos desterrar de Cuba en el año 1959 y venían de EE.UU. enlatados como el “américan way of live”: consumismo, individualismo, enajenación, entre otros muchos. ¡Cuidado!
“De modo que estamos aumentando significativame nte la cantidad de dinero que puede ser enviado a Cuba y eliminando los límites de las remesas que apoyan los proyectos humanitarios, al pueblo cubano y al emergente sector privado en Cuba”.
Estemos alerta con “estamos aumentando significativame nte la cantidad de dinero (…) y al emergente sector privado en Cuba (…)”. Conociendo al vecino, esto huele a quinta columna y no es paranoia, ejemplos de quintas columnas creadas, organizadas y financiadas desde el norte, sobran en el acontecer histórico mundial. Nuestros trabajadores por cuenta propia deben estar preparados y preparados.
“Acogemos con beneplácito la decisión de Cuba de brindarles mayor acceso a Internet a sus ciudadanos (…)”
“¿Acogemos con beneplácito?” ¿Debemos los cubanos estar orgullos de que el gobierno de EE.UU. acoja con beneplácito la decisión de Cuba de brindar mayor acceso a Internet a sus ciudadanos? Sabemos que nuestra isla esta circundad por varios de estos cables de comunicaciones que facilitarían esa conexión. Pero hablando de restricciones ¿quién verdaderamente pone las restricciones del acceso a Internet a los ciudadanos cubanos? ¿Quién pone las restricciones al acceso a la tecnología, a los softwear? Mr Obama, Cuba se ha ocupado de darle al pueblo cubano todos los conocimientos necesarios para usar Internet, ha usado disímiles variantes para facilitar ese acceso. ¿Verdaderamente de quien es la decisión de que los cubanos no podamos tener mayor acceso a Internet? Eso lo sabemos los cubanos y sus conciudadanos mucho más.
“Pero no me hago ilusiones con respecto a los continuos obstáculos a la libertad que aún enfrenta el ciudadano cubano común”
¡No, no se haga ilusiones señor Obama!. El pueblo cubano y del resto del mundo sabe a cual tipo de libertad usted se refiere. Sino pregúntele a los yugoslavos, a los granadinos, al los nicaragüenses, a los hondureños, a los guatemaltecos, a los afganos, entre otros miles, a sus propios compatriotas. ¿y las multas millonarias impuestas a sus conciudadanos por viajar a Cuba? ¿y las sanciones impuestas a empresarios por intentar hacer negocios con Cuba? ¿y las restricciones impuestas a la venta de medicamentos y alimentos por empresas norteamericanas y sus filiales a Cuba? ¿Usted no los considera obstáculos a la libertad? El rasero con el que EE.UU. mide la libertad es muy ambiguo.
“Los Estados Unidos consideran que ningún cubano debe ser víctima de acoso, arresto o golpizas sólo por ejercer el derecho universal de hacer que su voz se escuche. Y continuaremos apoyando a la sociedad civil allí”.
¡Qué gran ironía! ¡El presidente de Estados Unidos, preocupado por el acoso, el arresto o golpizas a los cubanos!. ¿Acaso lo que pasa en las calles de su país, en las cárceles, en los campos de concentración que ese gobierno organiza y dirige por el mundo; lo que ocurre en algunas instituciones educativas con los negros, mestizos, chicanos, los propios nativos, extranjeros no es: acoso, arresto o golpizas? El señor Obama indudablemente no ha tenido tiempo de leer las estadísticas de sus instituciones, no ha tenido tiempo de ver, escuchar o leer sus medios de información, ¿le estará pasando lo mismo que la pasaba a los expresidentes Reagan o Bush? La prepotencia, la ignorancia los embarga.
“(…) los trabajadores cubanos deben tener la libertad de crear sus sindicatos, así como los ciudadanos deben tener la libertad de participar en los procesos políticos”.
Si no fuera por lo serio del asunto, esto motivaría una gran carcajada. Indudablemente a Mr. Obama no le alcanza el tiempo para estar informado. ¿Cómo podrá dirigir un país? ¿Se habrá leído el libro: Las venas abiertas de América Latina, que Chávez le obsequió? seguramente que no, ¿No le preocupará el porciento de ciudadanos que vota en las elecciones de EE. UU? Quizás no lo sepa. ¿Pero no solo el que vota, sino el que participa? Pudieran contarse con los dedos de una mano las empresas norteamericanas a las que les es permitido tener organizaciones sindicales. Las explicaciones sobran.
“No creo que podamos seguir haciendo lo mismo que hemos hecho durante cinco décadas y esperar un resultado diferente”.
¡Ojo con esto! ¡Estamos asistiendo a un cambio de estrategia del imperio, que sigue conservando su propia esencia!!!!!. Los imperios no tienen amigos, solo tienen intereses.
“José Martí dijo una vez: “La libertad es el derecho de todo hombre a ser honesto” ”.
Mr Obama, debería hacerse portador de esta frase, no solo divulgador. Pura demagogia. ¡Estemos alerta!
Y reitera el señor Obama: “(…) para promover nuestros intereses y valores en Cuba”.
De eso estamos MUY PERSUADIDOS y debemos estarlo por ¡SIEMPRE!!!!. No lo olvidemos NUNCA. Hagámoslo saber a las generaciones de cubanos que están por venir. Nuestras organizaciones políticas y de masas, nuestros dirigentes, nuestros cuentapropistas , los trabajadores en general, nuestros niños, ancianos, limitados físico motores, hasta las mascotas en nuestras casas NO DEBEN OLVIDAR ESTA FRASE NUNCA. La historia nos lo ha enseñado, seamos consecuentes, la desmemoria, la irresponsabilid ad aniquilan.
“(…) creemos que ustedes deben contar con la autoridad para vivir con dignidad y autodeterminación”.
Evidentemente Mr. Obama, desconoce la historia, cuando hace esa afirmación: Autoridad, dignidad y autodeterminaci ón. Fue por lo que Hatuey prefirió morir en la hoguera antes que comulgar, por lo que Carlos Manuel de Céspedes dio la libertad a sus esclavos, por lo que se desembarco en el yate Granma, por lo que se ascendió a la Sierra Maestra, por lo que se lucho en las ciudades y por lo que hemos resistido por más de 50 años y seguiremos haciéndolo si el imperio, como dice el señor Obama intentara, siquiera por desconocimiento , por error o por ambición, como el expresó en su discursito: “promover nuestros intereses y valores en Cuba". Los cubanos de hoy tenemos toda la AUTORIDAD, toda la DIGNIDAD, toda la AUTODETERMINACI ÓN, la hemos conquistado.
“(… ) insistiremos en que la sociedad civil se nos una para que sean los ciudadanos, y no sólo los líderes, los que conformen nuestro futuro”.
El señor Obama sigue confundido, en Cuba, los ciudadanos y los lideres, los lideres y los ciudadanos, unidos, somos la sociedad civil. En Cuba, a diferencia de ese país, no tenemos castas, no tenemos magnates políticos, que ellos llaman líderes. No tenemos elites que dividan nuestra sociedad y los ciudadanos, nos unimos a nuestros líderes, y los líderes se unen a los ciudadanos, recordemos la frase: En el pueblo hay muchos Camilos.
“Dejemos atrás el legado de la colonización y del comunismo (…)”
Dejar atrás el legado de la colonización, que gran farsa y además edulcorada, ¿quién se comerá su key, Mr Obama? ¿Qué dirá el pueblo borinqueño al escuchar sus palabras? Es una vergüenza que aún Puerto Rico, en pleno siglo XXI mantenga un status colonial. Es necesario señor Obama que dedique un tiempo a buscar coherencia. Usted, quien esgrime, erróneamente, algunas frases del apóstol, aplíquese esta frase del Titán de Bronce: “...Jamás vacilaré porque mis actos son el resultado, el hecho vivo de mi pensamiento (...)" Esa, es la coherencia que hoy el mundo necesita.
Dejar atrás el legado del comunismo, es dejar atrás a la clase obrera, típico acto de los imperios, la clase obrera solo interesa para que produzca la plusvalía que una parte, una pequeña parte de la sociedad disfrutará, ¿le interesará al señor Obama disminuir la brecha entre ricos y pobres? Las armas ideológicas de la clase obrera mundial es y será el legado del comunismo, Marx, Éngels y Lénin no eran millonarios, ni poderosos políticos que por mero acto filantrópico dedicaron gran parte de sus vidas a dotar a la clase obrera de una ciencia de lucha, fueron y son luchadores, comprometidos con su clase. Dejar el legado del comunismo es como pedirles a los cristianos que dejen atrás el legado de Cristo. Obama nos ofende, nos irrespeta, evidentemente no nos conoce.
“Un futuro de más paz, seguridad y desarrollo democrático es posible si trabajamos unidos, no para mantener el poder, no para proteger los intereses creados, sino para promover los sueños de nuestros ciudadanos”.
¿Un futuro de más paz?: El mundo de ayer y el mudo de hoy conoce muy bien a qué tipo de paz Usted se refiere Mr. Obama y el mundo del futuro, ya lo vislumbramos, América Latina es un ejemplo, no está dispuesto a aceptar la paz del imperio: drones, bombas atómicas, municiones radiactivas, ataque químico, guerra biológica, órganos fosforados, errores colaterales, son componentes esenciales de la paz del imperio. ¿Nos habla usted, a los cubanos de hoy de esa paz? Está usted desorientado señor Obama. Y como si fuera poco nos dice: “Un futuro de más seguridad (…)” ¡qué gran farsa la de un premio Nóbel de la paz!
¿Un futuro de más desarrollo democrático? Evidentemente desconoce el señor Obama, los conceptos de desarrollo y democrático, ¿cuantas barreras ha puesto su gobierno al desarrollo de nuestro país, en estos 50 años, de bloqueo económico, financiero y comercial, al que eufemísticament e algunos llaman embargo?, ¡que gran engaño!
“Todos somos americanos”.
Se equivoca nuevamente el señor Obama. Hay un viso de historia-prepot ente e imperial en sus palabras, leamos entre líneas, está trayendo al presente las palabras de John Quincy Adams: América para los americanos. No señor Obama, no todos somos americanos a la usanza que usted seguramente lo esgrime, aquí somos latinoamericano s, caribeños, centroamericano s, con toda una historia de humillación, explotación, desprecio, pero sobre todo de lucha, de enfrentamientos y de victorias, no estamos dispuestos a ser los americanos que usted dice.
Concluyendo insisto en que:
Los cubanos necesitamos una percepción diferente referente a las relaciones Cuba-USA, pero no la que emerge de las palabras del presidente de los EE. UU. Necesitamos un dialogo, no un monólogo, un consenso, no una imposición.

Parafraseando a Ramón Labañino, héroe de la república de Cuba, a escasas horas de salir de las cárceles del imperio, asintió: “Es una nueva estrategia la del imperio, hay que estar preparados”. Él como muchos cubanos vivió en el mostro y le conoció sus entrañas. ¡ESTEMOS ALERTAS! NO NOS DEJEMOS LLEVAR POR LOS CANTOS DE SIRENA. LOS QUE LO HAN HECHO, HAN QUEDADO EN EL CAMINO.

Fdo/ Francisco, Pancho, Pincho, Juan, María, El chino, Pepe, Cachita, Pedro, Ramón, en fin cualquier cubano de estos tiempos.

.
 
 
#1 juan 27-12-2014 08:33
amigo obama busca mas a Dios para que te ayude mas, llamame 986002189 pastor juan lima peru
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar