domingo, 09 diciembre 2018, 20:39
Lunes, 22 Diciembre 2014 05:06

Extraordinario ejemplo de firmeza, sacrificio y dignidad

Escrito por  Granma
Valora este artículo
(4 votos)

Después de la clausura de la Asamblea Nacional, el pasado sábado, los Cinco sostuvieron un encuentro junto a sus familiares, el también Héroe de la República Orlando Cardoso Villavicencio, Elián González y su papá Juan Miguel, con el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz y otros miembros del Buró Político y del Consejo de Estado.

Tras la cerrada ovación con la que fueron recibidos Gerardo, Ramón, Antonio, Fernando y René en la Asamblea Nacional y luego de la clausura de la sesión del Parlamento, sostuvieron un encuentro junto a sus familiares, el también Héroe de la República Orlando Cardoso Villavicencio, Elián González y su papá Juan Miguel, con el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz y otros miembros del Buró Político del Partido y del Consejo de Estado. 

Fotos: Estudio Revolución


http://www.granma.cu/file/img/2014/12/medium/f0025934.jpg




http://www.granma.cu/file/img/2014/12/medium/f0025930.jpg



http://www.granma.cu/file/img/2014/12/medium/f0025920.jpg


http://www.granma.cu/file/img/2014/12/medium/f0025922.jpg




http://www.granma.cu/file/img/2014/12/medium/f0025928.jpg



http://www.granma.cu/file/img/2014/12/medium/f0025932.jpg




Visto 3948 veces

Comentarios  

 
#1 MIGUEL E. 22-12-2014 08:47
UNA PROMEZA CUMPLIDA

Dijo Fidel, volverán
los Héroes desde el Imperio
y se acabó el adulterio
porque en Cuba libre están.
Cuanta lucha, cuanto afán
de resistencia y valor,
se impusieron al pavor
la perfidia y la traición,
y aquella dura prisión
la vencieron con amor.

Fernando, Antonio, Ramón,
con Gerardo y con René,
como la boina del Che,
son como el sombrero alón.
Ellos son revelación
de dignidad y altruismo,
esencias del socialismo
que bajó desde la Sierra,
que jamás quieren la guerra,
la afrenta ni el terrorismo.

La lucha del mundo entero,
y de Cuba con ahínco,
hizo que el tres fueran cinco
y que el cinco fuera cero.
Hubo un profeta certero
que un día lo prometió
y aunque a todos asombró
con el osado acertijo
una vez más lo que dijo
ciertamente se cumpló.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar