jueves, 14 noviembre 2019, 03:14
Sábado, 29 Noviembre 2014 21:30

Corte egipcia desestima los cargos contra Mubarak

Escrito por  AP
Valora este artículo
(1 Voto)

Un tribunal egipcio desestimó los cargos de asesinato contra el ex presidente Hosni Mubarak y exoneró a su jefe de seguridad por la muerte de manifestantes durante el levantamiento de 2011...

 

Un tribunal egipcio desestimó el sábado los cargos de asesinato que pesaban contra el ex presidente Hosni Mubarak y exoneró a su jefe de seguridad por la muerte de manifestantes durante el levantamiento de 2011, con lo que se acabó cualquier esperanza de hacer justicia a cientos de víctimas de la revuelta que lo derrocó.

 

Sin embargo, en vez de ira la reacción en Egipto fue de silencio y alivio. En este país, las protestas no autorizadas acarrean severas penas de cárcel y muchos siguen preocupados por su seguridad cuatro años después de que ocurriera la revuelta en esta nación árabe.

 

Unas 2.000 personas rechazaron el veredicto cerca de la plaza Tahrir, en El Cairo, el sitio donde inició la revuelta de 2011, que el sábado fue cerrada por soldados y policías. Los presentes entonaron cánticos contra las fuerzas armadas, cuyo antiguo jefe, Abdul Fatáh el Sisi, es el actual presidente.

 

"El pueblo quiere acabar con el régimen", gritaron, usando una de las consignas habituales durante el levantamiento con Mubarak que duró 18 días.

 

Por la tarde la policía disolvió la manifestación usando gas lacrimógeno y empujó a los manifestantes a calles aledañas luego de que simpatizantes del proscrito grupo Hermandad Musulmana se unieran a la protesta. Un comunicado del Ministerio del Interior indicó que los seguidores del grupo lanzaron piedras contra las fuerzas de seguridad y se enfrentaron con los manifestantes.

 

Funcionarios de seguridad que pidieron que no se difundiera su nombre porque no se les permite dar información a periodistas dijeron que la policía detuvo a 29 personas.

 

La respuesta a la manifestación contrastó con el júbilo de simpatizantes quienes acudieron a saludar a Mubarak cuando este regresó a su refugio temporal en un hospital militar situado al lado del río Nilo. más tarde saludó triunfante desde una ventana del hospital.

 

El conductor de un programa de televisión que logró contactarlo por teléfono le preguntó si había ordenado el asesinato de las víctimas, a lo que Mubarak respondió: "No hice eso, en absoluto". El expresidente fue sentenciado a prisión de por vida en 2012 por cargos relacionados con la muerte de manifestantes. El veredicto fue anulado tras una apelación al año siguiente.

 

En su decisión el juez Mahmud al-Rashidi dijo que el caso contra Mubarak es "inadmisible" debido a un tecnicismo. Dijo que al enviar a Mubarak a juicio en 2011 los fiscales ignoraron la decisión "implícita" de no presentar cargos contra él cuando su jefe de seguridad y seis de sus principales ayudantes fueron enviados a juicio por el mismo fiscal dos meses antes.

 

El fallo es otro importante revés para los jóvenes activistas que encabezaron el levantamiento inspirado en la Primavera Árabe hace casi cuatro años — muchos de los cuales están ahora en la cárcel o se han retirado de la política — y es probable que refuerce la percepción de que el estado autocrático de Mubarak permanece en vigor, aunque dirigido por un nuevo presidente, el ex jefe militar Abdul Fatá el Sisi.

 

El fallo del sábado supone el final del nuevo juicio, por el que también se sentaban en el banquillo sus dos hijos, su jefe de seguridad y seis ayudantes, que también resultaron absueltos. También fue eximido de los cargos que pesaban contra él, Husein Salem, viejo amigo de Mubarak y que fue juzgado en rebeldía.

 

Mubarak, de 86 años, fue absuelto también de los cargos de corrupción a los que se enfrentaba junto a sus hijos Alaa y Gamal.

 

Todos los fallos pueden ser apelados.

 

No estuvo claro de inmediato si Mubarak quedará en libertad ya que está cumpliendo una pena de tres años de cárcel por corrupción que le fue impuesta en mayo. Fue detenido en abril de 2011, pero no está claro si los 3 años y medio transcurridos desde entonces se consideran como tiempo de condena.

 

Cerca de 900 manifestantes fueron asesinados en la revuelta de 18 días que terminó con la dimisión de Mubarak, que cedió el poder al ejército, el 11 de febrero. El juicio, sin embargo, se ocupó solo de la muerte de 239 personas, cuyos nombres fueron citados en la lista de cargos.

 

Visto 945 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar