lunes, 20 agosto 2018, 20:24
Jueves, 12 Enero 2012 23:58

Cara a cara con las cartas olímpicas del clavado cubano

Escrito por  Harold Iglesias Manresa, especial para Cubasí
Valora este artículo
(1 Voto)

Muchas son las inquietudes de nuestros clavadistas, pero la principal de todas y hacia donde están dirigidos...

Muchas son las inquietudes de nuestros clavadistas, pero la principal de todas y hacia donde están dirigidos todos sus esfuerzos en este 2012 es la obtención de su pasaporte olímpico. Pero no todos los breaks como se dice en la jerga deportiva les han roto a favor de alcanzar su meta, por lo que han tenido que recurrir a otras alternativas.

“Estoy bastante recuperado de mis molestias a causa de la lesión en el hombro. Para mí no hay opciones de futuro si no clasificamos en la edición 18 de la Copa del Mundo (a celebrarse en Londres entre el 20 y el 26 de febrero). Aún no hemos podido realizar clavados desde los 10 metros, el frío nuevamente atento contra nosotros y el tanque no tiene ni climatización ni recirculación del agua, en esas condiciones resulta muy difícil entrenar, hasta ahora solo hemos repetido las entradas y clavados sencillos desde tres y cinco metros. Esta es mi última oportunidad de alcanzar una medalla olímpica”, sentenció el experimentado clavadista quien llegará a la cita londinense con 32 años recién cumplidos, de ellos 25 dedicados al ornamentalismo y 16 en el equipo nacional.

Su compañero de modalidad el camagüeyano de 21 abriles Jeinkler Aguirre buscará junto a él uno de los cuatro cupos en la plataforma sincronizada y ubicarse entre los 18 primeros individualmente, con la posibilidad de ir escalando posiciones si los que le anteceden en la capital británica ya están clasificados a la fiesta bajo los cinco aros. “Haremos el mismo programa de los Juegos Panamericanos en la Copa del Mundo, los rivales de mayor consideración serán las parejas de Rusia, México y Estados Unidos. Tenemos un nivel similar, pero ellos tienen mayor grado de dificultad en sus saltos. De lograr nuestro primer objetivo casi seguro haremos variaciones en nuestro programa. En los individuales debe resultar mucho menos complicada la clasificación”, acotó.

Otro de la tierra de los tinajones René Raúl Hernández (24) volverá a probarse junto al pinareño Jorge Luis Pupo (28), luego de vestirse de Bronce en Guadalajara, aunque para ellos el visado en la modalidad sincronizada se perfila harto difícil. Su programa no es muy complejo y el salto de tres y media vueltas de holandés (torso y piernas recogidas y ejecución de mortales hacia adentro, con 3.5 grados de dificultad, René Raúl no lo ha realizado en competencias oficiales: “Tanto Pupo como yo tenemos mayores opciones en los individuales, somos una pareja joven, comenzamos a saltar juntos tres meses antes de los Juegos Panamericanos”, explicó este joven, vinculado a las piscinas desde los siete años.

Ellos cuatro partirán el próximo lunes 16 y hasta el nueve de febrero a una base de entrenamiento de tres semanas en Montreal, Canadá, con la intención de optimizar los elementos de sincronización, montar sus saltos y suplir el déficit de preparación en el agua acá en La Habana con dos sesiones diarias.

Tras ese periplo los cuatro clavadistas, junto a Annia Rivera, la otra antillana enrolada en la cruzada olímpica y quien se recupera de un esguince en el tobillo, tendrán una semana para pulir detalles antes de partir a la capital británica.

“Actualmente los muchachos están inmersos en la etapa de preparación especial, con ejercicios en el gimnasio, la cama elástica y el trampolín en seco. José y Jeinkler están acostumbrados a codearse con lo mejor de la elite, no así el binomio de Pupo-Hernández, con mayores perspectivas en el trampolín individual. Eso sí, a pesar de las vicisitudes, todos entrenan como si tuvieran la final al día siguiente, entrega y dedicación les sobre y eso hace que su horizonte olímpico no se vea como un imposible”, señaló la entrenadora Milagro González.

Para ubicarnos mejor sobre la realidad de nuestros ornamentalistas cerremos con el panorama de sus ubicaciones en el escalafón mundial durante estos últimos 12 meses, para el cual se tomaron en cuenta los puntos alcanzados en sus tres competencias de mejor rendimiento y luego se promediaron, sistema establecido por la Federación Internacional desde el 2008:

La dupla de Guerra-Aguirre, como es lógico es la mejor ubicada, octavo lugar en la plataforma sincronizada con 35 unidades, prueba dominada por sus homólogos chinos.  Tampoco es casual que el propio Guerra sea el mejor ubicado en solitario, escaño 16 de la plataforma, Aguirre ocupa el 39, aunque ese no es su verdadero nivel pues solo tuvo dos certámenes punteables, en otra prueba dominada por ¿quién? No lo duden, por el extraclase del gigante asiático Bo Qiu.

También los chinos comandan el trampolín sincronizado, modalidad en la que los antillanos recalan en el puesto 17, una vez más con solo dos competencias en su haber. Y no por casualidad, los exponentes de ojos rasgados, casi máquinas en el arte de saltar y hacer giros encabezan casi todas las pruebas, de las que no escapa el trampolín individual, liderado por He Chong y en el que Jorge Luis pupo aparece en un distante lugar 39.

Visto 2082 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar