lunes, 12 noviembre 2018, 14:47
Lunes, 01 Diciembre 2014 05:40

VIH: No pasa hasta que pasa (+ INFOGRAFÍA)

Escrito por  Yuris Nórido/ CubaSí
Valora este artículo
(6 votos)
El virus de la inmunodeficiencia humana. El virus de la inmunodeficiencia humana.

La percepción de riesgo del VIH es baja en Cuba. A pesar de que las cifras de nuevos contagios se mantienen estables, hay que seguir trabajando en la protección efectiva ante la epidemia.

 

No pasa hasta que pasa, así de simple. La percepción de riesgo del VIH en Cuba sigue siendo baja. La inmensa mayoría de los nuevos contagios tienen que ver con esa circunstancia.


Le va a pasar a otro —parece ser el instinto.


Según fuentes del Ministerio de Salud Pública, la mayor incidencia está entre los jóvenes entre 20 y 29 años, fundamentalmente hombres que tienen sexo con hombres.


Las campañas de bien público abundan en la televisión, la radio y otros espacios… pero todavía muchos tienen relaciones sexuales sin condón.


Las cifras son elocuentes: 1 600 nuevos pacientes reciben terapia antirretroviral en 2014. No hay aumentos sensibles en relación con el año anterior, pero la cantidad es significativa.


Se impone una pregunta: ¿impera la desinformación en el tema? No parece ser el caso. Los niveles de instrucción en Cuba son altos, la mayoría de la población tiene pleno acceso a los medios de comunicación.


La mayoría de los contagiados sencillamente se confiaron, pensaron que no les tocaría, no tomaron las medidas elementales de protección.


El panorama nacional indica que la epidemia no distingue entre niveles culturales o económicos; pero una parte significativa de los nuevos pacientes son hombres que tuvieron sexo con otros hombres, muchas veces en lugares informales, en dinámicas que en ocasiones propician el descuido.


La situación es complicada, tiene muchas aristas.


Muchos de los hombres que acuden a esos lugares lo hacen porque no tienen otros espacios para mantener relaciones sexuales.


Y otros —y es una cifra que no hay que descartar— lo hacen por el mero placer de vivir la aventura.


Es difícil “controlar” esas prácticas. Y la pretensión de controlarlas podría implicar hasta incomprensiones e irregularidades de las instancias encargadas.


Pero está claro que las campañas educativas han obviado en buena medida a ese segmento.


Llama la atención la candidez de muchos de los mensajes y carteles. Para el espectador poco informado, viendo los protagonistas habituales de los spots televisivos, el problema del VIH en Cuba se manifiesta igual en hombres y mujeres.

 

virus-01


Hace falta más intencionalidad, hace falta identificar a un público, al menos en los medios masivos.


Obviamente, la epidemia no distingue géneros, orientaciones sexuales ni prácticas puntuales (lamentablemente muchos siguen pensando que el VIH es solo cuestión de homosexuales), pero resulta imprescindible ser más incisivos en los programas de promoción de salud.


Y para eso hay que vencer no pocos prejuicios a nivel poblacional.


Más allá de recomendaciones sobre la pertinencia de determinadas prácticas sexuales —que a estas alturas pueden o no ser atendidas—, el medio más efectivo de protección sigue siendo el condón.


En los últimos meses ha habido problemas puntuales con la distribución de preservativos en las farmacias, pero las cifras indican que los contagios no están directamente relacionados con desabastecimientos puntuales, sino con la falta de cultura en el uso del condón.


Un total de 11.400 cubanos infectados con VIH o que han desarrollado el Sida reciben actualmente tratamiento antirretroviral en la isla.


La cobertura es amplia, pero en ocasiones hay que lidiar con la falta de algunos medicamentos.


La jefa del departamento de Prevención y Control de Infecciones de Trasmisión Sexual (ITS/Sida) del Minsap, María Isela Lantero, señaló en declaraciones a Prensa Latina que Cuba ha aprobado un plan nacional de respuesta para los próximos cinco años, en línea con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).


Esa entidad aconseja que el tratamiento antirretroviral comience en las fases más tempranas de la enfermedad, de ahí la importancia de una rápida detección.


A pesar de la reticencia de muchas personas a acudir a los servicios tradicionales para realizarse los exámenes, este año se han realizado más de dos millones de pruebas para la detección del virus.


La prevalencia del VIH/Sida en el país es del 0,12 %, en el grupo poblacional de 15 a 49 años. A primera vista pudiera parecer una cifra moderada, pero el hecho de que la tendencia se mantenga estable obliga a repensar algunas estrategias.


La aspiración, aunque suene improbable, es que los índices de nuevos contagios se acerquen a cero.


A diferencia de otras epidemias, el control de esta cuenta con medios concretos y en buena medida seguros.


Es, en buena medida, cuestión de educación. El reto está planteado.

 

alt

VER INFOGRAFÍA

Visto 7396 veces Modificado por última vez en Jueves, 11 Diciembre 2014 08:27

Comentarios  

 
#10 dra. arisleida 08-12-2014 17:39
josemartinez muy su comentario y muy certero, que de hecho en el momento que se diseño esa era la situacion y aún se mantiene el crecimiento en población joven y mujeres, por tanto a pesar de crearse en aquel momento continua su puesta en práctica, dirigido especificamente a esta población clave y a la cual debemos seguir investigando sus gustos preferencias, sus motivacion entre otros detalles para poder hacer mas materiales que cumplan las expectativas de aquellos quienes reciben y aceptan los mensajes de prevencion y de hecho se conviertan en consejeros voluntarios e integren nuestros grupos de promotores voluntarios y sean capaces de llevar mensajes a nuestros jovenes que son el futuro de nuestra sociedad y los llamados a llevar a cero las ITS/VIH/sida.
 
 
#9 Pedro Cabrera 04-12-2014 14:15
Muy válidos, tanto el artículo, como el alerta. Por cierto, no sería posible actualizar la infografía que lo acompaña (los datos son de 2007 y 2008). Y de paso ponerle los colores que lleva, pues se pierde información al presentarla en escala de grises.
 
 
#8 Drogba 02-12-2014 15:16
Ante todo debo decir que soy conciente de la campaña que se ah llevado en todo el país y la fuerza en la que se hace, pero creo que unos de los indicadores que no esta es los condones que están en falta desde hace un buen tiempo, tengo 26 años y si no es por mi padre que trabaja en el IPK que me los resolvió gracias a unas de las campañas que se lleva a cabo donde se dan condones y panfleto de ayuda, estaría sin relaciones sexuales por un buen tiempo porque en ninguna farmacia que yo he ido hay, el caso es que se debería retomar la venta de condones hasta en los logares nocturnos que lo vi muy bien, ósea al alcance de la mano
 
 
#7 Verónica 01-12-2014 16:18
Hay k tomar conciencia
 
 
#6 josemartinez 01-12-2014 15:45
Una precisión: el VIH/Sida no es contagioso, como la gripe, por ejemplo, si no infeccioso, por tanto lo correcto es referirse a infecciones e infectados, nunca contagiados.
 
 
#5 josemartinez 01-12-2014 15:11
Me parece muy bien el artículo, es de agradecer que toda la sociedad aporte desde sus ideas y sus conocimientos con propuestas para reducir la epidemia.
Sin embargo no me parece que haya poco trabajo educativo, materiales educativos y posters dirigidos a los hombres homosexuales, bisexuales y transexuales en Cuba, el hecho de que el periodista no los haya visto no significa que no existan. Los materiales educativos se entregan como material de apoyo en las acciones educativas según una segmentación de la audiencia, o sea no se entregan o distribuyen materiales dirigidos a HSH entre la población general, pues no sería efectivo. Estos materiales parapblaciones específicas se entregan en sitios de encuentro de sus miembros.
Durante más de 10 años se han diseñado varias campañas dirigidas a los HSH y muchas de ellas a los hombres de manera general. Los plegables, afiches, sueltos y folletos para esta población tienen en cuenta sus gustos y preferencias y son muy bien aceptados, algunos son bastante explícitos y se refieren a las prácticas sexuales más comunes realizadas entre hombres, otros tienen imágenes de órganos sexuales afectados por ITS, etcétera.
En el artículo aparece un material de color amarillo donde aparecen varias muchachas y un muchacho, y se utiliza como ejemplo de mala proporción teniendo en cuenta que la epidemia afecta a más hombre que mujeres.
Soy miembro del equipo que validó este material en la provincia Granma, formaba parte de una campaña específica en el año 2008 con alcance provincial y respondía al incremento sostenido del diagnóstico de mujeres jóvenes que comenzaba a ocurrir en la provincia en esa fecha y aún hoy se mantiene, se confeccionó para que las muchachas también estuvieran alertas y supieran que el VIH también podía afectarlas. Hubo necesidad de hacerlo pues en esa fecha precisamente la gran mayoría de los materiales que se hacían estaban dirigidos a hombres homosexuales, bisexuales y transexuales y las mujeres jóvenes carecían de campañas específicas para ellas.
 
 
#4 sisi 01-12-2014 13:21
bravooooooo aaa original
 
 
#3 eminem 01-12-2014 12:17
La escaces de condones en las farmacias o la existencia de condones vencidos es un mal que nos afecta desde hace ya algun tiempo y no se ve la solucion a corto plazo, esta situacion es injustificable
 
 
#2 Máximo 01-12-2014 10:27
Excelente comentario. Siempre me ha llamado la atención como en los spots de la televisión aparecen tantas mujeres como hombres. Y la verdad es que 8 de cada diez contagiados son hombres que tienen sexo con hombres. Hay que reflejar ese segmento de la población. Gracias por el comentario!
 
 
#1 AAA ORIGINAL 01-12-2014 08:00
Decir los buenos días, dar las gracias, pedir permiso, etc, etc...son signos de buena educación, ahora, si exiges el condón en cada una de tus relaciones considérate entonces una persona COMPLETAMENTE EDUCADA.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar