miércoles, 15 agosto 2018, 00:43
Miércoles, 17 Diciembre 2014 07:19

¿Cuánto vale el tiempo con los hijos?

Escrito por  Giusette León García / Cubasí
Valora este artículo
(3 votos)
¿Cuánto vale el tiempo con los hijos? ¿Cuánto vale el tiempo con los hijos?

Cuánto vale y cuánto cuesta son preguntas diferentes en cualquier contexto, pero si se trata de la formación de nuestros hijos, comprender esa diferencia puede ser determinante

 

Puede tener un alto precio en agotamiento físico, economía, costarnos madrugadas para poner al día las tareas domésticas o laborales, incluso la posibilidad de ganar más dinero trabajando, hay quien paga muchos kilómetros de viaje y bastantes horas de sueño para poder compartir lo que llamamos “tiempo de calidad” con los hijos… Sí, cuesta mucho en medio de la vida moderna.



Pero… ¿Cuánto vale?



Un estudio divulgado por CNN afirma que el tiempo que los hombres pasan con sus hijos contribuye a mejorarles la autoestima:


“El tiempo que los adolescentes pasan específicamente con su padre podría traer importantes beneficios, según el estudio realizado por la Universidad Estatal de Pennsylvania. Mientras más tiempo pasaban solos con sus papás, más alta se tornaba su autoestima, y mientras más tiempo compartían con sus padres dentro de un grupo, desarrollaron mejores habilidades sociales. “



¿Cuánto vale el tiempo con los hijos?

La propia investigación arrojó que: “Numerosos estudios han encontrado beneficios para los niños que pasan más tiempo con sus familias, tales como un menor número de conductas delictivas y menos probabilidad de ceder ante la presión del grupo con el que se relacionan…”

 


La llamada psicología positiva encuentra que no son las satisfacciones materiales, académicas o profesionales lo que marca un estado de felicidad perdurable en los seres humanos, sino sus vínculos afectivos con quienes los rodean. Empezando por el espacio más estrecho de socialización que es la familia es el compromiso con el otro lo que nos sitúa en la capacidad de ser felices.



No solo de pan vive el hombre…



Al centro del debate aparece un montón de excusas más o menos válidas relacionadas con la necesidad de cubrir las demandas económicas de la familia, sustentar a los propios hijos, de modo que, por muy inconveniente que parezca desde el punto de vista psicológico, en la mayoría de los casos ambos padres priorizan el tiempo de trabajo.



Por otro lado, si uno de los dos fuera a quedarse en casa, seguramente la elegida sería mamá, lo cual implica en alguna medida reforzar estilos machistas de vida y renunciar o retroceder en el camino de emancipación e integración social que las mujeres y, especialmente las cubanas, hemos transitado.



¿Cuánto vale el tiempo con los hijos?

Tenemos entonces un estado de inseguridad en los padres que son conscientes de dos verdades aparentemente contrapuestas: ellos necesitan trabajar mucho, sus hijos los necesitan mucho a ellos, en este punto la especialista Margarita María Echeverry aconseja en un artículo divulgado en Internet:



“Para evitar la inseguridad de los padres y la insatisfacción de los hijos lo más aconsejable es acompañar a los hijos más tiempo e iniciar una lista de compromisos, dando prioridad al tiempo de permanencia con ellos, teniendo el mejor cuidado de que sea un tiempo no solo de permanencia física, sino de acompañamiento psicológico disponible lleno de estímulos, de compartir, de orientación, firmeza, paciencia y del diálogo constante para crecer correctamente, pues es claro y evidente que los niños, niñas y adolescentes que pasan la mayor parte con su madre son seres humanos que muestran un mayor desarrollo afectivo y emocional.”



¿Más o mejor tiempo?



La psicóloga y educadora del Grupo de Puericultura de la Universidad de Antioquía, se planteó esta cuestión recurrente sobre si hace falta pasar mucho tiempo con los hijos o basta con que sea de calidad, según ella:

 

“Este debate permanente se debe a que hay tantas dudas acerca de si los vacíos de la personalidad, los traumas y hasta las incursiones en el mundo de las drogas pudieron haberse incubado mientras los niños o los adolescentes no tenían a ninguno de los padres a su lado para plantearles una inquietud en el momento preciso en que necesitaban formularla.”



Tiempo de calidad no tiene que ver con la categoría del restaurant, el parque de diversiones, la heladería o la fiesta a la que podamos llevarlos, no habla sobre cuánto dinero hay para gastar o el tipo de refrescos y dulces que le compraremos en el paseo, ni siquiera necesariamente con salir de la casa.



¿Cuánto vale el tiempo con los hijos?

 

Hace poco me fui de picnic con mis hijos, llevamos limonada casera, pan con croquetas de la misma fábrica, rositas de maíz y agua, creo que no había mucho más que eso, ah sí, un par de libros de cuentos y el mar, la arena llena de piedras y caracoles que a los tres años con tesoros. Resulta que justo donde acampamos un padre ayudaba a su hijo a empinar un papalote, en eso pasaron horas de una mañana con buen viento, la verdad hace años que no veía a nadie “dándole vuelta al monigote”…  

 

¿Cuántas oportunidades nos perdemos esperando a tener dinero o a tener tiempo o a tener un carro… para “hacer algo” con los hijos? ¿Cada qué tiempo averiguamos lo que realmente quieren de nosotros? Quizás poner la mesa como si esperáramos visita sea suficiente, o llevarlos a correr al parque más cercano o al casi despoblado zoológico local, o simplemente dormir acurrucados una siesta…

 

El trabajo de Echeverry llama la atención en cuanto al tan llevado y traído concepto de tiempo de calidad:

 

Se debe recordar que el tiempo con calidad para los hijos no solo consiste en hacer presencia incondicional, sino que significa también escuchar genuinamente y tener en cuenta sus opiniones; intentar comprender su manera de actuar y esforzarse por conocer cómo piensan y actúan, así como el conocimiento de sus amigos y cuáles son sus gustos, sus pasatiempos y sus sueños.

Visto 4847 veces Modificado por última vez en Sábado, 20 Diciembre 2014 07:43

Comentarios  

 
#10 cubana 11-05-2015 11:28
Este tema es muy importante,ojal a algún día se me concediera el deseo de tener un bebé,es lo único que deseo en la vida,los niños me encantan de tal manera que cuando tengo uno en mis brazos digo muy bajito,si el fuera mio!Todos los días le pido a ese que esta en nuestro cielo,para que algún día alcanzar ese tesoro.pero bueno todavía estoy joven solo tengo 20 años.chao los quiero
 
 
#9 julia lourdes 27-01-2015 10:23
los padres son parte muy importante en la fromación de los hijos y su afecto es mas importante que lo material
 
 
#8 florecita 23-12-2014 13:02
Ese es mi mayor tesoro, por eso cualquier tiempo es poco, Dios me los bendiga y a su padre y a mi para seguir estando con ellos.
 
 
#7 Aejandra 23-12-2014 12:18
Vivo orgullosa de mi pequeño gracias por el articulo creo que en ocaciones nos dejamos llevar por el largo caminar de la vida y nos olvidamos de lo esencial.sin medir consecuencias.. .
 
 
#6 xiomy 20-12-2014 20:32
****Para aquellas que han tenido la suerte de tener hijos el tiempo que le dediques es poco estoy feliz de poder dedicarle tiempo a los mios a pesar del trabajo de la rutina de la casa y de todos los problemas que tenemos que enfrentar en la vida.Nada se compara con el amor que se siente por ellos. La educacion es dificil por eso hay que tratar de hacerlo lo mejor posible.Todo el tiempo del mundo es poco para dedicarselo a ellos.En el hogar debe comenzar su formacion basados en principios y valores que corespondan con nuestra sociedad y eso depende mucho de los padres
 
 
#5 yadira 20-12-2014 18:02
A MI HIJA LE HACE BIEN Y A MI ME HACE MUCHO MÁS,NO SOLO SOY MADRE DE MI HIJA,MI HIJA ES MI AMIGA,MI CONFIDENTE,MI ILUSIÓN,ESTAR CON ELLA Y TENER TIEMPO PARA ELLA ME ES MUY DIFÍCIL POR PROBLEMAS DE TIEMPO PERO ELLA ES LA CURA A TODOS MIS MALES, Y YO, SU CONFIANZA,LO SE PORQUE MI HIJA ME LLAMA EN OCASIONES"MI MAGA SIN BARITA","CAMPAN ITA LA ARTESANA","MI CAMARONSITO DURO",ES BELLO CONTAR CON ELLA.
 
 
#4 Joven cubano 20-12-2014 15:00
Yo crecí sin mi padre porque tuvo que ir a vivir a otro país para que yo tuviera una mejor vida, y ahora estoy con el, pero me falta mi madre. Nunca la vida es completa.
 
 
#3 r@f@ 20-12-2014 10:03
Giusette León García, gracias por re-recordarme todo aquello que empezaba a perder con mi hijo, ¡gracias!
 
 
#2 Escobedo 17-12-2014 11:27
Lo mas importante para mi, durante los ultimos 29 años, ha sido mi hijo. He renunciado a todo lo que atentara contra mi atencion a su salud, educacion (tanto academica como moral). Y no me arrepiento de haber renunciado a cargos, misiones, postgrados en el exterior, etc.
Bastantes ejemplos tenemos de hijos "descarriados" por los padres estar mas tiempo dedicados a trabajar y dirigir que a compartir con ellos.
 
 
#1 Merlyn, Alamar 17-12-2014 09:04
He vivido orgullosa de dedicarme e interesarme por mis hijos, sentirme responsable de que crescan, saludables, independientes, alegres, sociables.
Los padres somos responsables de convertirlos en hombres de bien, con valores, sin miedos, seguros.
Que es la verdadera felicidad, verlos hombres para que puedan volar como tal
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar