viernes, 22 junio 2018, 03:34
Jueves, 20 Noviembre 2014 12:03

Millones de cubanos en la cabecera de una cama

Escrito por  Leticia Martínez Hernández/Granma
Valora este artículo
(4 votos)

No por esperado, dejó de impactar. Desde que se supo  que nuestros colaboradores estarían dando batalla contra el Ébola, justo en el centro de la epidemia, se despertó en todos el temor de que alguno pudiera enfermarse.

 

No por esperado, dejó de impactar. Desde que se supo  que nuestros colaboradores estarían dando batalla contra el Ébola, justo en el centro de la epidemia, se despertó en todos el temor de que alguno pudiera enfermarse. Por eso cuando se publicó que el doctor Félix Báez Sarría se había contagiado, de un tirón Cuba entera se dispuso a acompañarlo.

 

Entonces comenzaron a aparecer mensajes de aliento que sumaban miles en cada uno de los sitios web cubanos que replicó la noticia, como si en ellos viajara hasta Sierra Leona el mejor bálsamo, ese elaborado con dosis inmensas de amor. Con Félix y su familia está Cuba entera.

 

Era imposible no conmoverse con el lector Rigoberto cuando en la página de Cubasí parecía gritar para que lo oyeran allá en Kerry Town: “¡Fuerza Félix, todo un pueblo está contigo, muchos de los que hoy te damos aliento, estuviéramos cumpliendo con el deber como lo estás haciendo tú si nos hubiera tocado, no te desanimes, ten presente lo alto que has puesto el nombre de Cuba, recuerda que tú también eres un héroe de la Patria!”.

 

O con Jorge Luis en Cubadebate: “…tienes a 11 millones de cubanos en tu cabecera deseando que venzas al Ébola. Te veremos de nuevo en Cuba como un triunfador que eres…”

 

Desde Suiza, Martín escribió en la página de Granma: “En mis pensamientos, estoy con él. ¡Qué valientes son estos hombres y mujeres! Un abrazo”. Y Jerez de la Frontera: “En estos hombres va el decoro de muchos otros, va la dignidad de todo un pueblo forjada en el fragor de cien años de lucha por nuestra verdadera independencia, va la más alta muestra de internacionalismo proletario de nuestra Revolución”.

 

En Kerry Town, sus compañeros de misión también enviaron letras de apoyo para Félix. Así lo hizo saber Roberto Enrique en la web de nuestro diario: “…nos mantendremos firmes por ti, por Cuba y por la humanidad”.

 

Y hubo quienes también aconsejaron: “Los demás colaboradores, por favor, cuídense y cumplan con todas las medidas de protección”, escribió Michelangelo. En tanto Vilma dejaba esta opinión: “Hermanos, no pueden tener el menor descuido, deben ser en extremo cautelosos… Cuidense por ustedes, por su familia y por este pueblo que vive pendiente del trabajo que realizan y orgulloso de poder mostrar al mundo el mayor gesto de modestia y altruismo en muchos años... Estamos todo el tiempo con ustedes y los queremos vivos de retorno... La Patria los contempla orgullosa”.

 

Mientras, Osvaldo Victores se apertrechaba de optimismos: “Si es cubano se nos salva, para eso hemos resistido y pasado las mil y una noches”. Y Uno del Piquete, como se nombra en Internet, decía: “Fuerza hermano que nosotros los cubanos tenemos un gran historial de invencibilidad, te esperamos aquí con los brazos abiertos”.

 

Ante tanto amor, el hijo de Félix daba gracias también en la página web de Cubasí: “Me llamo Alejandro. Quiero agradecer a todos aquellos que de una forma u otra animan y dan esperanzas a nuestra familia y mi padre. Quiero reconocer también a las autoridades de la salud que hicieron posible que mi papá comenzara a recibir atención médica tan pronto y lo trasladaran a Ginebra para ser atendido con todos los medios. Yo sé que todo saldrá bien y en unos meses esto será solo una historia para contar. Por otro lado, ánimo a los que aún están allá cumpliendo con su hermosa labor a pesar del riesgo que implica y les agradezco por cuidar de mi papá mientras yo no estoy, todas nuestras esperanzas están con ustedes… Papá sé fuerte todo va a estar bien, aquí está toda Cuba esperando por ti”.

 

Así se vestía de ánimos el pesar de Félix. Así un país entero se ponía en vilo por uno de sus hijos, en medio de un día demasiado gris para nuestra habitual luz. Quizá allí, en el Hospital Universitario de Ginebra adonde lo llevan para sanarlo con los mejores métodos del mundo, alguien pueda leerle la infinidad de mensajes armados de afectos. En­tonces comprenderá en toda su magnitud, como lo dijo el lector, que millones de cubanos estamos en la cabecera de su cama.

Visto 2744 veces

Comentarios  

 
#17 santi 21-11-2014 17:07
lianet perez fu (2), no entiendo que quieres decir con tu comentario,
 
 
#16 Carmen Rizo Calzado 21-11-2014 14:36
Querido hermano, compatriota te esperamos bien de salud recuperado y estoy segura que DIOS está ahora mismo peliando por ti, tan solo ofreciendo tu vida por los demás en esa misión tan importante en salvar vida en otros paises, estas razones para regresar sigue luchando hermano. Oramos por ti millones de cristianos de todas las denominaciones de creyantes y no creyentes te digo "se valiente no temas ni desmaye por que yo tu dios estoy contigo donde quieras que vallas. amen.
 
 
#15 Haydee vg CUBA 21-11-2014 11:08
Lo verdaderamente importante es nuestro amor y solidaridad por nuestro hermano enfermo, SÍ, HERMANO, nuestra nacionalidad nos hermana y nos fortalece. Arriba CAMPEÓN duro contra el ébola y a salir victorioso como estamos acostumbrados, no será sencillo y rápido pero lo logrará. PALANTE y con todas nuestras fuerzas y si por casualidad no te alcanzan las tuyas pues a pedir refuerzos que aqui hay muchos esperando para brindar nuestra colaboración. EN TU PROPIO NOMBRE ESTA TU VICTORIA. SALUD CAMPEON.
 
 
#14 Ela 21-11-2014 10:47
Querido doctor espero que pronto te recuperes de este terrible flagelo, pero ten mucha fe que sé que lo superarás y seguirás salvando muchas otras vidas que tanto te necesitan a ti y a ese grupo valeroso de médicos cubanos que tiene nuestra amada isla de Cuba. Todos te esperamos, mucha salud y abrazos a tu familia me uno como una más a su lucha todos los días abro la web para saber nuevas noticias.
 
 
#13 TCM 20-11-2014 22:37
lianet creo que estas equivocada , no se ni para que publicaron tu comentario , esas palabras no tiene validez alguna , todos los cubanos tenemos miles de problemas pero no dejamos de estar pendiente del estado de salud Dr felix que ademas de ser un ser humano es cubano, y no lo penso dos veces en dar su paso al frente e ir voluntariamente para combatir esta epidemia que puede ser mortal para la humanidad, y nosotros no estamos exentos de esta , y el es un medico que quizas te salve la vida a ti mañana y tengas que agradecerle a el o a su hijo que tambien va a ser medico , que lastima que sea cubana y pienses asi, asi debe estar tu corazon tan duro y frio como lo que acabas de publicar, parece que en vez de sangre lo que bombea es agua con azucar por tus venas. digo si tienes venas ?.
 
 
#12 MEI 20-11-2014 22:21
esperamos que se recupere pronto, tenemos fe que asi sera, sabemos que esta en buena manos , y queremos que sepa que tiene la admiracion de todo el pueblo cubano y del mundo entero , que seguimos su estado de salud y que le deseamos una muy pronta recuperacion, y mucha fuerza a sus familiares.
 
 
#11 RUSO 20-11-2014 20:07
Les deseamos mucha suerte y mucha fuerza para los médicos que se encuentran luchando contra ese mortal flagelo, y de seguro los médicos cubanos vendrán con la convicción de haber acabado con el Ébola.
 
 
#10 Maricel González 20-11-2014 17:22
Toda Cuba espera la victoria ante el ébola. Todos desde sus creencias piden porque se detenga la enfermedad que tantas vidas ha arrebatado. Así pedimos por todos los que brindan su sabiduría para en franco combate salvar la vida. Como dijo el más universal de los cubanos, nuestro José Martí: “Es la medicina como el derecho, profesión de lucha; necesítase un alma bien templada para desempeñar con éxito ese sacerdocio”. Por eso tengo fe en que el doctor Félix se recuperará, auqnue para todos los que están allí todo cuidado es poco, así que multipliquen los cuidados que Cuba les espera.
Maricel González Suárez.
 
 
#9 LBD 20-11-2014 17:18
Estoy segura que sanará, somos de la estirpe de los mambises por nuestras venas corre sangre rebelde es por eso que siempre hemos estado dispuestos a sacrificarnos por pueblos hermanos.
 
 
#8 g2 20-11-2014 16:47
Una vez más nuestro pueblo se convierte en uno, como la plata en las raices de los andes hemos de andar en cuadro apretado. suerte, fuerza para ti félix, estoy seguro que vencerás. desde cuba de por sí ya: un hijo más
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar