domingo, 18 noviembre 2018, 20:32
Domingo, 16 Noviembre 2014 06:30

495 aniversario: ¿La Habana se deshabaniza?

Escrito por  Vladia Rubio / CubaSí
Valora este artículo
(6 votos)

“Habana, Habana, si bastara una canción para devolverte todo lo que el tiempo te quitó”. Pero el propio Carlos Varela sabe que no basta, todos lo sabemos.

Sin embargo, este no es un Réquiem por la capital, ahora que anda de cumpleaños. Más bien se trata de un intento por actualizarle la foto de su carné de identidad con motivo del aniversario.

Sucede que La Habana se deshabaniza, se ruraliza, al decir del sociólogo Carlos García Pleyán en su artículo La Habana, ¿una ecuación imposible?, de octubre último. Es también un punto de vista que suscribiera el arquitecto Mario Coyula, recientemente fallecido y a quien esta ciudad le hacía borbotear amores y dolores como a pocos.

Ambrosia Mercedes Valdés llegó a esta ciudad procedente de Mayarí abajo, actual provincia de Holguín, hace cerca de cuatro décadas, y no más instalarse en casa del cuñado comentó lo incómodo que estaba aquel balance y que debían comprar cuanto antes un balde nuevo para la hervidura.

Hoy, Ámbar –como le dicen todos- te invita a sentarte en el sillón del portalito, y antes de empezar el diálogo, avisa al nieto que el agua caliente ya está en el cubo, que arreé a bañarse.

Le pregunto por la primera impresión que le causó La Habana y abre los brazos al cielo a la par que asegura “lo más grande del mundo, mi’ja: tanto edificio alto, tanta gente de aquí para allá, arregladito todo el mundo, las calles anchas, largas, con mucho carro… y las luces, muchas luces por todas partes.”

Hace apenas un par de semanas, Rosmary, sobrina- nieta de Ámbar, visitó por primera vez La Habana. Su edad, 26 años, es casi la misma que cuando la tía-abuela, encomendándose a todos los santos y aferrándose del brazo del marido, se aventuró a cruzar la avenida, recién saliendo de la terminal de trenes luego de un viaje sin regreso de más de 700 kilómetros.


hotel-habana-libre-vista

Pero a Rosmary, también de Mayarí, La Habana no la deslumbró como a su parienta. “Yo no veo que sea tan-tan como dicen por ahí. Claro, hay muchas construcciones, mucho tráfico, pero hay también carretones, gente en chancleta, y boniato con tierra, igualitico que en la placita de mi pueblo, vea.”

Además de sábanas blancas

Sábanas blancas, también jeans, camisetas, y hasta colchonetas hondeando en los balcones, y también en azoteas. Una mirada a lo alto entrega ese variopinto y ondulante panorama, donde también tienen su espacio palomares, jaulas de pollo, y objetos variadísimos, algunos rotos, otros inútiles, pero que uno nunca se decide a botar por si las moscas.

Ah, pero una contemplación a flor de tierra, si se hace con ojos de estreno –como los de Rosmary-, revela que junto a los vehículos que deslumbraron a la tía-abuela de la joven también luchan su espacio en el asfalto caballos, carretones y hasta manadas de animales.

No exagero. No hablo de zonas periféricas. En pleno corazón citadino, a escasas cuadras de la sede del Consejo de Estado y del Comité Central, he visto cruzar Boyeros por la calle San Pedro a un rebaño de cabras, ágilmente pastoreadas por un señor con cayado y todo.

En un placer yermo de Nuevo Vedado, habitualmente son llevados a pastar una pareja de caballos, mientras en el municipio Playa, por las inmediaciones de la avenida 19, también es usual encontrar a una señora que en su ¿jardín? pone a hervir ropa al fuego de la leña.

García Pleyán indica que escenas como estas y muchas otras evidencias se asocian a “la entrada de contingentes de población de otras provincias con un importante componente rural y más bajos niveles de instrucción, (que) hacen que la cultura urbana se haya contagiado de hábitos, conductas, gustos y patrones culturales propios de otro hábitat.”


la habana desde la cabana recortada


Su objetivo con tal afirmación no es criticar, sino interpretar. Y, sin duda, esta “ruralización” de “la capital de todos los cubanos” es un fenómeno que merece reflexión y estudio.

Pero, ojo, aun cuando el Censo de Población y Vivienda de 2012 reveló que el 41,6 por ciento del millón 246 mil emigrantes interprovinciales escogió a La Habana como destino para toda la vida, sería injusto, parcial, achacar esa deshabanización que ocurre a ojos vista solo a las migraciones internas.

                                                                               Si supieras el dolor que siento cuando te canto
                                                                                  Y no entiendes que este llanto es por amor.

                                                                                                      Gerardo Alfonso

Mario Coyula, ese sempiterno amante y guerrero por la ciudad, resumía lo antes descrito: “La Habana oficial pre-revolucionaria –relativamente rica para esta región, cosmopolita, terciaria, pequeñoburguesa, blanca o con pretensión de serlo-- ha sufrido una readecuación, planeada o no, que responde a cambios estructurales y a nuevos actores”.

Subraya cuánto de pernicioso dejó a la imagen y funcionamiento capitalino la crisis de los años 90, y comenta sobre subculturas y marginalidades que se han ido adueñados de la calle. Las causas de esas opacidades, valga puntualizarlo, sería de miope concentrarlas únicamente en las migraciones internas.

Pero lo cierto es que el glamour –que no tiene por qué ser antónimo de socialismo-, el encanto que históricamente distinguió a esta urbe, señora de las cuatro centurias, va tristemente desdibujándose. Malezas que rebasan la altura de un paseante, cual si anduviéramos por una guardarraya; pirámides de desperdicios, aguas albañales y potables corriéndole a la ciudad a flor de piel… son algunos de sus más evidentes achaques, y no todos debidos a carencias económicas.

A ello se agregan otros males, justamente el antónimo de precariedades, y es el mal gusto que en oportunidades acompaña el emerger de un estrato social que anhela mostrar a todos su florecimiento –que no es sinónimo de refinamiento- y hace gala del mismo también a expensas de la ciudad, endosándole fachadas, rejas y cuanto artilugio se ponga de moda –recuérdense los pórticos a la usanza de Tierra Brava-. Felizmente, en los últimos tiempos se tensan cuerdas para hacer cumplir las regulaciones urbanísticas, pero no siempre el mal gusto puede regularse.


San-Cristobal-de-La-Habana-cuba-620x330

“La integración por contraste es más creativa que por analogía. Pero, ¿cuán chocante puede ser ese contraste? (…) La diversidad es fundamental para cualquier forma de vida. Pero, ¿cómo lograr que coexista con la homogeneidad, también necesaria para mantener una identidad auténtica? En un mundo globalizado tan cambiante, donde las influencias llegan en racimos, sin dar tiempo a decantarse, ¿podremos salvar lo bueno, y librarnos de lo malo? -preguntaba Coyula a propósito de esta Habana que se ruraliza y deshabaniza con 495 años ya en su costillar- ¿Cuánta variedad puede permitirse antes de zambullirnos en el caos, y cuánta coherencia sin volverse aburridos?”

Visto 6525 veces

Medios

La Habana cumple 495 años. Parece una ciudad atrapada por su historia, pero palpita en su presente múltiple, se sueña en su futuro…

Comentarios  

 
#20 indira 09-09-2015 15:50
Los otros días iba por las calles de La Habana Vieja y escuché a unos españoles comentar "Habana Vieja o Habana Sucia". Es una lástima que pese a todos los esfuerzos que se llevan a cabo por restaurar la ciudad que el problema de la recogida de la basura no se haya solucionado.
Por otra parte, cuando se van a comenzar a poner multas a aquellas personas que sin ningún escrúpulo ensucian cada día las calles de nuestra ciudad, tirando desechos en todo lugar incluso desde dentro de las guaguas. Esto me recuerda algo, los otros días iba en una guagua de un centro de trabajo y el chofer gritó "caballero tiren los papeles por las ventanas, pero no me ensucien la guagua".
Realmente hay que buscarle una solución a este fenómeno social que se está manifestando de forma muy aguda en nuestro país.
 
 
#19 Nacido en la Habana 02-12-2014 12:02
de la Habana su magia es única y este articulo la defiende manera limpia y concreta, no dejemos que se siga perdiendo nuestra hermosa ciudad, como petiza nuestro varela, estas manifestaciones que rompen con su codigo urbanistico no las merece nuestra ciudad, para nada su mezcla de colores, estilos y formas de pensar en los habaneros unas nacionales y otras no tanto no atenta contra nada esta la variedad la hace diferente sin dejar de pensar en formas y esteriotipos que por desgracia no ligan con esta hermosa cuidad y contaminan su aire, felicidades a esta ciudad bella que engendra un misterio y enamora a pesar de las huellas del tiempo que muchos han permitido que siga su abrupto azote, linda habana mereces lo mejor para tu gente
 
 
#18 guerrero miedoso 23-11-2014 14:08
luce lamentable la habana al cabo de este 495 aniversario.est ilo de progresion acumulativa.les aseguro que en america esta sin duda es la mas sucia
 
 
#17 yo 21-11-2014 15:59
Bueno, quien da mas la toletona y media o la palestina agredida.
 
 
#16 LBD 21-11-2014 14:37
yo creo maria jimenez que su palestinaje es mayor que su cubania
 
 
#15 Maria Jimenez 20-11-2014 12:40
LBD, que clase de tolete es usted, señor mio! Asi que la Habana es de nosotros, los cubanos excepto de los "palestinos" que, claro, no son cubanos, segun usted. Desgraciadament e, ese es la impronta que dejan en mentes minusculas los pensamientos "academicistas" como el del citado García Pleyán que por supuesto deploro de que "la entrada de contingentes de población de otras provincias hacen que la cultura urbana se haya contagiado de hábitos, conductas, gustos y patrones culturales propios de otro hábitat". Es que acaso Holguin, Camaguey, Cienfuegos, no estan llenos de palestinos y guajiros? Claro, al 100%. Y cuando vio usted en esas ciudades a alguien tirar por un balcon una jaba de naylon llena de mierda? Ah, ya, sera que los tiramierdas de esas ciudades "del campo" se mudaron todos para la'bana.
 
 
#14 Arquero 19-11-2014 13:11
Hace unos dias por un trabajo de mi hija universitaria, fuí con ella al Museo Municipal de unos de los barrios más antiguos y emblemáticos de la ciudad.Amableme nte nos atendieron 3 señoras (aquello es la ruina peligrosa de un Museo)por sus asentos y formas de hablar, les pregunte de donde eran (todo con decoro respeto y amabilidad). No eran nativas de la Habana. Ellas por su puesto no son las culpables de que un lugar histórico, hermoso y con objetos patrimoniales pareciera una casa de Stalingrado con lo alemanes afuera.Tampoco creo que ningún cubano sea discriminado por algún motivo menos por el lugar de nacimiento.Las actitudes son las que deben determinar que lugar se merece cada individuo. En pleno siglo XXI no puede ser que una antigua ciudad como esta que tiene todos sus reglamentos y leyes para la convivencia, para protegerla no se hagan respetar y cada cual pueda hacer lo que se le antoje. ¡¡ En vez de la alegria de sus cumpleaños lo que se refleja aquí en este Cubasí y en los comentarios es el pesar, la amargura por lo que le pasa a nuestra queridad Habana!!
 
 
#13 Habanero 19-11-2014 10:43
Es una pena que nuestra bella ciudad a la que tanto amamos no pueda lucir sus mejores galas en su 495 aniversario, creo que la mayor responsabilidad de que hoy nuestra ciudad se encuentre en estas condiciones es a sus habitantes, a la falta de disciplina ciudadana, a las autoridades del gobierno de la ciudad y del pais que no han sabido hacer cumplir las leyes establecidas para impedir que la destrucción de nuestra ciudad, una ciudad que hoy esta superpoblada con una infraestructura que no se ha modernizado, con un alcantarillado y acueducto insuficiente, con mas de 50 años sin una atenciñon a los inmuebles. Si no fuera por el trabajo de la Oficina del Historiador Eusebio Leal hoy los habaneros no tendriamos ni tan siguiera la oportunidad de enseñarles a nuestros hijos parte de la historia de nuestra ciudad. A pesar de todo eso la Habana sigue siendo y seguira siendo la ciudad mas enigmatica del mundo. FELICIDADES MI HABANA.
 
 
#12 JOSE 19-11-2014 08:43
VLADIA, UNA VEZ MÁS UN BUEN TRABAJO: NOS PONES A REFLEXIONAR AL TIEMPO QUE NOS DELEITAS.
TE HAS PUESTO A PENSAR CUÁNTAS PERSONAS QUE DIRIGEN CONSEJOS (O CONCEJOS)POPULA RES, DIRECCIONES DE CULTURA, DE EDUCACIÓN, DE SALUD Y OTRAS ENTIDADES A NIVEL MUNICIPAL SON DE ESE TERRITORIO O CONOCEN LA HISTORIA DE LA ZONA QUE TIENEN BAJO SU MANDO? CUÁNTOS SE SIENTEN LIGADOS A ESE TERRUÑO (EL LLAMADO SENTIDO DE PERTENENCIA)? SI NO TE CONOCES NO TE PUEDES CUIDAR AUNQUE TE DEN REMEDIOS O CONSEJOS.
SOY DE LA HABANA EXTRAMUROS Y PUEDO DECIR CON ORGULLO QUE MI SANTIAGO DE LAS VEGAS ERA UNA JOYITA, PERO TAMBIÉN PUEDO DECIR QUE CON VERGÜENZA QUE AHORA ES UNA FINCA MAL CUIDADA. A MI MUNICIPIO SÓLO LE FALTA EL PUERTO Y LA RONERA PARA TENERLO TODO, SIN EMBARGO, HACE MÁS DE 10 AÑOS NO SE NOTA NINGÚN PROGRESO.
Y DEL GLAMOUR QUE TENÍA, NADA.
 
 
#11 1 cubano en cuba 18-11-2014 11:53
se quedaron fuera las "barbacoas"... las de la carnes asadas no!!! (de esas pocos se acuerdan)... me refiero a las divisiones que se hacen en las casas de puntal alto para aumentar los m2 habitables... si ... esas que sobrecargan las estructuras y debilitan los inmuebles ... pero bueno ... hay que seguir viviendo no?
que seria de muchos "habaneros" sin ellas?
ah... y lo de la señora hirviendo ropa con leña en su jardin de playa no es nada ... buyon de caldoza a la leña cualquier fin de semana (aparte de la 27 del septiembre claro)... cito en calle linea entre J y K (corazon del Vedado) ... frente a un edificio de microbrigada (descifren a sus inquilinos) esquina K y 13 (es un cuchillito que hace la calle) al lado de bustos y estatuas del parque....
mire usted!!!
TODO CAMBIARA... X ALFONSO
PD: creo que la cancion de la cita es Habaname... Carlos Varela
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar