jueves, 23 enero 2020, 08:39
Lunes, 09 Enero 2012 07:56

Rusney Castillo, "tigre" con buenas garras

Escrito por  Lubia Ulloa Trujillo-AIN
Valora este artículo
(2 votos)

Rusney Castillo Peraza, jugador del equipo de béisbol de Ciego de Ávila, se ha propuesto como deportista hacerlo bien en la posición que le designen en el terreno y asimilar cualquier orden al bate.


Rusney Castillo Peraza, jugador del equipo de béisbol de Ciego de Ávila, se ha propuesto como deportista hacerlo bien en la posición que le designen en el terreno y asimilar cualquier orden al bate.
  
Asegura el joven de 24 años que todo sale más fácil si se hace con amor y dedicación, "pues lo importante es disfrutar un juego de pelota".
 
"Empecé defendiendo la segunda o tercera base, pero por necesidad del equipo en la 50 serie, pasé a los jardines y hasta el momento me he sentido cómodo, porque de lejos se ve mejor la trayectoria de la bola".  
  
Recuerda que a inicios de esa temporada "robó" la primera de las 29 almohadillas alcanzadas en 35 intentos.

"Me dirigieron tres o cuatro veces la acción, y al ver que acertaba, tuve permiso para hacerlo cuando yo considerara, pero jamás pensé ser el líder en bases robadas".
  
El buen desempeño de Rusney -apenas juega su cuarta temporada- permite que confíen en él para estar como tercero al bate en el equipo.
  
"En cualquier puesto me siento bien, y aunque las funciones varían, no es lo igual batear de primero -casi siempre lo he hecho- pues debo salir al home con el propósito de embasarme e impulsar carreras", dice este joven graduado de Cultura Física.
  
"Las oportunidades no se pueden dejar pasar, por eso soy muy exigente conmigo en los entrenamientos, esa fue la clave para estar en forma en los tres eventos internacionales que participé", asegura.
  
Y muy bien que lo hizo Rusney durante el pasado año, pues jugó como jardinero titular en el torneo de Rotterdam, el Mundial de Panamá y los Juegos Panamericanos de Guadalajara, eventos en los cuales tuvo buena ofensiva y en uno de ellos resultó campeón de bateo.
  
La chispa de este joven siempre está encendida y toda recomendación para mejorar su desempeño en el terreno es bien recibida.
  
"En cualquier esfera de la vida siempre hay alguien que
te guía y critica de manera constructiva para superar los errores,; en mi caso, como pelotero, le debo mucho a Frederich Cepeda y Víctor Mesa, ellos me han ayudado a corregir dificultades en la ofensiva y defensiva".
  
En el equipo de pelota de Ciego de Ávila se respira buen ánimo y deseos de volver a estar en la final del deporte nacional.
  
"Ese compañerismo es muy importante mantenerlo porque nos une más en el terreno", dice Rusney, quien hasta el primer juego frente a la Isla de la Juventud bateaba para 305, con 29 hits y 21 impulsadas en 95 veces al bate, y seis bases robadas.

Cuando en la 50 serie le dieron la oportunidad de batear, este muchacho hizo gala de sus habilidades y se juró que desde ese día se quedaría como regular de la alineación de los "Tigres" avileños. Ahí está, bien se lo ha ganado.

Visto 2089 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar