martes, 23 octubre 2018, 05:18
Jueves, 16 Octubre 2014 06:24

Avanzan ensayos clínicos de vacuna cubana contra el neumococo

Escrito por  Iris de Armas Padrino/AIN
Valora este artículo
(2 votos)

La vacuna cubana contra el neumococo se aplica actualmente en más de mil niños desde uno hasta cinco años de edad, en ensayos clínicos fase dos y tres.

 

La vacuna cubana contra el neumococo se aplica actualmente en más de mil niños desde uno hasta cinco años de edad, en ensayos clínicos fase dos y tres que se realizan en Cienfuegos, aseveró hoy en esta capital uno de los científicos creadores.


   
En exclusiva a la AIN, el Doctor en Ciencias Vicente Vérez Bencomo, director general del Centro de Química Biomolecular, del Grupo empresarial BioCubaFarma, explicó que ya se concluyó la fase uno de tres dosis, con infantes de siete, ocho y 11 meses de nacidos.


   
Anunció, además, que ahora inician una prueba en lactantes de dos, cuatro y seis meses en los municipios habaneros de Marianao, La Lisa y Playa, donde el hospital pediátrico Juan Manuel Márquez es el centro para la aplicación de ese inmunógeno, de forma inyectable.


 
Esta nueva vacuna es conjugada, interviene la química y por lo tanto resulta más compleja que las restantes, tiene siete componentes diferentes, que la hacen heptavalente, diseñada para el niño y el lactante, aunque la neumonía por neumococo también afecta a la tercera edad, aclaró.


 
Precisó el experto que si se confirman los resultados que se validan en ensayos clínicos, la aplicación sería en dos dosis al niño de uno y dos años y una sola a los de tres a cinco.


   
Los líderes de este proyecto son investigadores del Centro de Química Biomolecular, y de los institutos Finlay y de Medicina Tropical Pedro Kourí, y áreas de salud, significó.


 
Aclaró que el neumococo es una de las tres bacterias que causan meningitis, neumonías y sepsis bacterianas en el niño; los otros dos gérmenes son el meningococo y el Haemofillus influenzae tipo B.
 


Existen muchos tipos de neumococo, a diferencia del Haemofillus influenzae tipo B que es uno solo, o de meningococo que son dos o tres; en este caso estamos hablando de un número importante y esto ha hecho muy difícil el desarrollo de la vacuna, acotó.


   
Recordó que hace tres lustros se trabaja en el preparado antineumocóccico cubano, el cual se inició justamente cuando se terminaba la vacuna contra el Haemofillus.


   
En aquel momento en el Centro de Antígenos Sintéticos de la Universidad de La Habana empezaron a trabajar en el inmunógeno contra el neumococo, y se ha transitado por todas las fases de investigación, desarrollo y pruebas de laboratorio que permitieron en 2012 iniciar los ensayos clínicos, subrayó.


   
Auguró que a finales del 2015 y comienzos de 2016 la vacuna debe estar lista para ser introducida en el niño.


   
Es propósito realizar una campaña de vacunación masiva con todos los menores de cinco años, para no sólo prevenir la enfermedad, sino también poder cortar en cierta medida la cadena de transmisión de esa bacteria y beneficiar a las otras poblaciones que sufren la dolencia; los lactantes y los adultos mayores, precisó.


   
Existen dos vacunas comerciales; la primera se introdujo en Estados Unidos en 2000 y ha tenido impacto importante, pero tiene un precio muy elevado, dijo.


 
Cuba posee una industria biotecnológica y farmacéutica con capacidad tecnológica para contar con un medicamento que no es accesible a las dos terceras partes de los niños del mundo, quienes no están vacunados contra el neumococo, porque la vacuna es muy costosa, puntualizó.

Visto 2838 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar