miércoles, 19 septiembre 2018, 12:24
Lunes, 06 Octubre 2014 05:46

Danza Contemporánea de Cuba: De todas partes (+ FOTOS)

Escrito por  Yuris Nórido / CubaSí
Valora este artículo
(5 votos)
El elenco en escena. El elenco en escena. FOTOS: DEL AUTOR

En el elenco de Danza Contemporánea de Cuba hay bailarines de toda Cuba. Ahora que la compañía ha celebrado 55, conversamos con algunos de sus protagonistas…

En el elenco de Danza Contemporánea de Cuba hay bailarines de toda Cuba. Es —dicen— una de las fortalezas de la agrupación que dirige Miguel Iglesias. Ahora que celebran su aniversario 55, conozcamos a algunos de sus protagonistas…

 

danza-04


Carlos Luis Blanco Ramos (24 años) es de Guane, Pinar del Río, que es tierra de bailarines. Un día vio a la compañía interpretando Folía y se dijo: quiero bailarla. La bailó, de hecho. Le gustan todos los estilos, aunque prefiere el neoclásico. Piensa que en la compañía hay mucha competencia, pero siempre es sana. “No sé cuál es el misterio, pero se respira un magnífico ambiente”.

 

danza-07


La madre de Mario Sergio Elías (21 años) es instructora de arte. “Ella me influyó, indudablemente. Muy pequeño ya quería ser artista”. Vivian en la Ciudad Nuclear, en Cienfuegos, “así que no había mucha información”. Pero así y todo, estudió danza. De su compañía le gusta la posibilidad de hacer cosas diferentes. “Puedes ponerte metas, romper tus propios límites. Eso te nutre siempre”.

 

danza-10


Luis Carricaburo (21 años) es habanero. Su madre es amante de la danza, así que fue casi natural que el niño entrara a la escuela de arte. “Me gustó el ambiente de la escuela, me dije: quiero ser bailarín”. Piensa que la buena energía del elenco es básica para que las cosas salgan. Le gusta que haya bailarines de todo el país. “La diversidad es muy rica, está puesta en función de un resultado”.

 

danza-05


Penélope Morejón (20 años) también es de Cienfuegos. De niña no le gustaba la danza, pero tanto insistieron, que terminó por hacer los exámenes. Desde el momento en punto en que la aprobaron, le gustó la idea de ser bailarina. Estar en DCC es un sueño cumplido. Le gusta bailar todos los estilos, pero se siente muy cómoda con el folclor afrocubano. Es feliz a la hora de montar una nueva obra.

 

danza-01


A sus 28 años, Alberto González está feliz por pertenecer a “la compañía madre de la danza contemporánea cubana. Es el lugar en que siempre quise estar”. Es de Holguín, una ciudad con tradición en la danza. “No se baila igual en todas partes, esas diferencias son evidentes aquí. Por eso la compañía logra esa fuerza sobre la escena: todo el mundo aporta al equilibrio final”.

 

danza-08


Javier Alejandro Aguilera (21 años) es de otra ciudad grande para la danza cubana: Guantánamo. “Soñaba con bailar en DCC, pero siempre lo asumí como un sueño. Pero Miguel Iglesias me vio en Camagüey y me invitó a formar parte de la compañía”. Le gusta la energía con que se baila en la agrupación. “Todo el mundo lo hace bien. Sobre mis hombros siento el peso de la responsabilidad”.

 

danza-09


Cuando Jennifer Tejeda (24 años) vio por primera vez a DCC sobre el escenario, lo decidió: tenía que formar parte de ese elenco. “Me enfoqué, trabajé fuerte”. Cuando por fin debutó con la compañía se dio cuenta de la importancia del trabajo de cada día. Jennifer es de Artemisa y está encantada con la heterogeneidad del grupo. Lo que más le gusta: los procesos de montaje: “Es donde más se aprende”.

 

danza-06


A Niosbel González (19 años) le gustaba bailar. Por eso se vinculó desde pequeño a la casa de cultura de Buey Arriba, Granma. Cuando entró en la escuela de arte, se dio cuenta de que la danza era algo más que bailar casino. “Me encantó. Ya es una necesidad”. Además de bailar, escribe, vive una vida intensa. “Estoy encantado de estar aquí. Me han dado herramientas para seguir creando”.

 

danza-02


En su Guane natal, Raúl Reinoso soñaba con ser baterista. Pero terminó estudiando danza. Piensa que DCC es una escuela. “Y no solo para aprender el oficio, también para ser mejor persona”. Agradece estar en contacto con varias generaciones de creadores. “Bailar sobre un escenario es mi oportunidad de ser libre, de vivir otras vidas”. Le interesa la coreografía y el mundo del audiovisual.

 

danza-03


Yoerlis Brunet vio un día Súlkary y quedó fascinado. Con los años bailó ese clásico de la coreografía cubana, “pero estaba tan nervioso que no lo disfrutaba plenamente”. Lleva varios años en la compañía: es bailarín y profesor. Cree que DCC vive un buen momento: “Hay un derroche de energía, nos toca buscar el feeling. Los muchachos tienen muchas ganas de trabajar”.

alt

alt

Información adicional

  • Artículo Relacionado:

     

Visto 5237 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar