domingo, 17 noviembre 2019, 00:44
Miércoles, 24 Septiembre 2014 05:08

La otra esquina: ¿Esta sí tiene la llave?

Escrito por  Cinthya Cabrera Tejera, especial para CubaSí
Valora este artículo
(16 votos)
Blanca Rosa Blanco, protagonista de La otra esquina Blanca Rosa Blanco, protagonista de La otra esquina

Lo admito. El inicio de La otra esquina me provocaba cierto recelo, fundado en la poca efectividad de las últimas producciones nacionales destinadas a ocupar el espacio de la telenovela.


Aspectos básicos como la empatía del público con los personajes a partir del planteamiento de situaciones verosímiles, además del necesario «enganche» desde los primeros diálogos, parecían relegados al lugar de hipótesis olvidadas en medio de promociones que auguraban espectacularidad y aciertos jamás alcanzados.


Con tales antecedentes, el dinamismo de La otra esquina oxigenó la pantalla. En la producción dramatizada con idea original de Yamila Suárez y dirección de Ernesto Fiallo, es notable a simple vista la elección acertada de un elenco conformado por actores de gran prestigio en la televisión, el cine y el teatro.

Sin embargo, tal y como han evidenciado telenovelas y teleseries anteriores, no es este aspecto la clave absoluta para que un audiovisual capte la atención del público, como tampoco es del todo determinante el tantas veces llevado y traído presupuesto destinado a su realización.

blanca
Tales factores deben confluir en armonía, pero siempre respaldados por un guion coherente, historias creíbles y personajes bien diseñados. Algo que, hasta el momento, parece logrado en La otra esquina.


Desde el capítulo inicial, la telenovela apuntó a promover el debate, tanto a partir de los temas propuestos a modo de representación de la realidad cubana actual, como también en cuanto a su efectividad en la forma de plantearlos y su concepción misma como producto audiovisual.


La vivienda, el machismo, las relaciones entre los miembros de la familia y la presencia de adultos mayores, son algunos de los tópicos propuestos, concebidos además en tramas finalmente equilibradas otra ausencia bien sentida desde… ¿Santa María del Porvenir? entre el drama y los toques de humor.


Tenía el reto La otra esquina de aparecer luego de un verano cargado con la brasileña Avenida Brasil durante toda la semana. Esto más bien ya impulsaba el deseo de consumir algo hecho en casa; en cuanto a retos se planteó uno mucho más fuerte que la historia de Nina y el tiradero. Se trata de la teleserie Blanco y negro no, que suscitó los más disímiles comentarios, pero atrapó a una buena parte de un público bien diverso que en buena medida se sintió representado en muchas de las situaciones y personajes. Me atrevería a decir que Blanco y negro no movió ciertas nostalgias de cuando se hacían buenos dramatizados en Cuba, tal vez con menos presupuesto que ahora. De ahí el desafío de La otra esquina al entrar en la pequeña pantalla.


En cualquier caso, se ha ido acomodando por sí solo en los hogares cubanos, sin necesidad de propaganda estrafalaria ni entrevistas a todo el equipo de trabajo al mismo tiempo. Ya veremos qué sucede con La otra esquina, a lo mejor esta sí tiene la llave para revitalizar la producción de telenovelas en Cuba.

alt

alt

alt

alt

Visto 9365 veces

Para una buena parte del público es la Mayor Mónica, hay un grupo que la identifica como una madre ebria, y hay otros que la recuerdan como ex presidiaria

Y a pesar de lo conseguido por determinadas obras, la telenovela cubana no sobrepasa el modo estándar de producción.

La telenovela que transmite Cubavisión adolece de los mismos defectos que otras propuestas anteriores: la puesta deja mucho que desear…

Los comentarios ya suenan en las calles, en los centros de trabajo, escuelas, lugares de convivencia y de acceso público.

Avenida Brasil termina; comienza Paraíso tropical. El melodrama brasileño continúa su desfile imparable en la televisión cubana.

La telenovela vuelve a estar de moda al tiempo que se adapta a la realidad social con polémica, ya que en Brasil se emite el primer beso homosexual en una de las más populares.

Comentarios  

 
#17 DIAMELIS 26-11-2014 16:03
la telenovela aborda temáticas muy buenas e interesantes, como por ejemplo la del amor en la tercera edad, las situaciones que están enfrentando octavio y enma para defender sus sentimientos
 
 
#16 Albe 07-11-2014 19:54
Me gusta mucho esta novela porque representa temas actuales en la Habana, para mi Blanca Rosa Blanco es una de las mejores actrices que tiene este pais.
 
 
#15 Osyendys 24-10-2014 13:51
Me gusta mucho esta novela porque representa temas actuales no me gusto que se fuera Blanca Rosa Blanco ya que para mi ella es una de las mejores actrices que tiene este pais. Te deceo mucha suerte y sique asi.
 
 
#14 Lian 09-10-2014 08:22
La novela es buena tiene buen desempeño y tiene buenos personajes a exepcion de algunos que no me gustan como trabajan
Tengo que destacar el gran trabajo de Blanca Rosa Blanco la cual es una buena actriz ,en cualquier programa que lapongan siempre brilla su imagen
 
 
#13 AlejandroA 30-09-2014 09:54
Blanca eres lo maximo en la televisión, es necesaria tu presencia en el programa Tras la Huella aprecio mucho tu trabajo.
 
 
#12 admiradora 29-09-2014 10:02
Lo que hace brillar esta novela es la gran actriz que hace el protagonico,por que el tema es el pan nuestro de cada dia
 
 
#11 Manuel 26-09-2014 16:19
Tengo entendido que la telenovela es un "producto cubano", con el puesta en escena de "El derecho de nacer" en los anos cincuenta.
 
 
#10 DANCAR 26-09-2014 15:17
El melodrama brasileño se ve en el mundo entero, es un buen producto exportable de ese pais, es un consorcio poderoso capaz de mover a 60/70 actores y actrices por lo general buenos y un centenar en la retaguardia. En el Estado de la Florida se producen un monton de novelas hechas alli con actores de A. Latina incluyendo cubanos que brillan y sobresalen por encima del resto y no es chovinismo, pero todas las novelas son lo mismo, la pobre que se casa con el rico, la herencia que se deja al hijo bastardo, el hijo que es de quien no es, el malisimo que hace sufrir a todos en 99 de los 100 capitulos de la novela, en folletines y boberias, Cuba hace buenas novelas, si tuvueramos un poquito más de recursos, otro gallo cantaría.
 
 
#9 ANDREA 26-09-2014 13:47
me gusta la telenovela, ya nos hacia falta una asi, ya que hemos tenido una racha bastante mala, no hay mejor novela que el dia a dia de los cubanos.
 
 
#8 Carolina 24-09-2014 15:48
Al margen de cualquier comentario acerca de la novela cubana, yo quiero felicitar a quien tuvo la genial idea de restransmitir Blanco y negro no, volví a mi adolescencia, y así mismo se vivía esa etapa de la vida en aquel momento y esa serie enganchó mucho público en aquel momento y ahora algo parecido, pues los adoelscentes de mi barrio e incluso personas adultas las podías escuchar conversando y debatiendo los pormenores de Adriana sus padres, amigos y abuelo, qué tiempos aquellos lejos de las tecnologías actuales, me dio cierta nostalgia ver los cassettes de música, las camisas bacteria, en fin, graciasssss.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar