martes, 19 junio 2018, 08:51
Lunes, 22 Septiembre 2014 05:55

Cuba: Vivir del pan

Escrito por  Yaima Rodríguez Turiño / CubaSí
Valora este artículo
(14 votos)

Un delivery a puro pregón despierta los repartos habaneros cada mañana para salvar con la venta de pan el desayuno de muchos, sin embargo, otros muchos lo sufren en las colas de las panaderías.


Las cosas suceden así. Te despiertas una mañana y de pronto en Cuba pregonan pan de Francia. «Vamo, pan francé… pan francé… calentico…» Nunca imaginas que un delivery llegue tan lejos, ¡y calentico!, pero así sucede desde hace unos años en algunos repartos habaneros.


Por suerte para los morosos, algunos de nuestros desvinculados laborales se han anotado a esta práctica de vender pan y nos despiertan con esos pitos altísimos (quizás también traídos de Francia) para arruinarnos los cinco minutos después que apagamos el despertador y convencernos de que, solo si compramos el pan, se alejarán pronto. Al final, con dos pesos de más, resultan una ventaja para quienes no tienen tiempo de hacer la cola en las panaderías y para los que nunca escuchan el despertador.


Sin embargo, por desgracia para quienes se planifican para comprar en las Cadenas, nuestros amigos del delivery (a quienes no creo coherente llamar panaderos) terminan siendo un insulto que no se sabe hasta dónde va a llegar, según quejas de la población. Los delivery boys (sintetizando) llegan a las colas casi siempre entre los primeros, porque ya les habían marcado, y vacían las bandejas de pan que muchos esperaron durante dos horas.


El calentico y sabroso pan suave o flautín termina entonces en manos de quienes pasarán más tarde por tu calle con un precio de 5 pesos cubanos por cada uno, cuando antes, en la panadería, casi logras comprarlo a 3 pesos. Entonces, con razón, la cola se rebela y muere tu ilusión del pan de Francia.


En algunos lugares, este fenómeno ha evolucionado y nuestros delivery boys se reúnen a altas horas de la noche con sus jabas, latas, cajas o carretones, según ordena la demanda, para que al día siguiente, luego de dos horas de pregón, mi salario sea la mitad de su ganancia. Tampoco es para tanto, me contesta Adrián cuando le pregunto sin juzgarlo, esto da para el diario, concluye y simplifica mi cuenta.


Después de todo, su trabajo les cuesta porque competencia tienen, ¡y bastante! A veces, cuando comienza uno nuevo, es fácil de reconocer porque viola las zonas de otros y lo sientes toda la mañana con el pregón ajeno. Pero, en este negocio, la constancia tiene la última palabra. Constancia que resulta ser el único sacrificio, pues el pan caliente vuela y hacen el pan… sin hacerlo.


Las cuentas están sacadas y la ganancia es tan obvia, que los delivery de las Cadenas Cubanas del Pan van en aumento, algunos como trabajo fijo y otros a medio tiempo. El verano, como en muchos negocios, elevó el número de vendedores que, con el pan nuestro de cada día, hacen la comida de los suyos, pero las cosas suceden así… al menos algunos estimulan el despertar con el sueño del pan francé.

alt

alt

Visto 9341 veces Modificado por última vez en Miércoles, 01 Octubre 2014 09:40

Comentarios  

 
#19 Chuli 02-10-2014 16:07
Cuidemosnos de que nunca nos coja ninguna epidemia por falta de cuidado en la manipulación de alimentos.
 
 
#18 James 24-09-2014 15:15
Ya no es necesario programar el despertador! Yo no les compro el pan, quisiera comprarles los pitos!
 
 
#17 Arquero 24-09-2014 07:59
¿Donde van a caer las opiniones negativas sobre todo estos asuntos que emite el pueblo? ¡¡Veneno en la maduración de frutas, robos en los comercios, falta de higiene en muchos lugares públicos (vi -nadie me lo conto- en una guarapera en la calzada de Luyano que con un cubito de agua fregaban los bazos¡¡con un cubito!!)y un etc gigante. El aparato de las administracione s publicas que cobran por su trabajo ¿qué hacen?
 
 
#16 Gerardo López Fernán 24-09-2014 07:44
Pitazos y despertares aparte, creo que alguien con autoridad para ello debe tomar cartas en el asunto porque es escandaloso ese casi 70% de ganancia. El servicio es útil para quienes puedan pagarlo pero considero que es inmoral tan alta ganancia. Al final cualquiera de estos muchachones en 4 horas devenga más que un cirujano en 10 horas de esforzada labor. Si la sociedad no actúa sobre el particular pues se hace cómplice.
 
 
#15 Frank 23-09-2014 14:42
Pregúntele a Pánfilo, qué piensa de esto. Hay que mandarlo a él y a Chequera a caerle atrás a los viejos que se la sacuden y luego siguen con la venta…
 
 
#14 jose peres 23-09-2014 10:18
yo pienso que el que vive de ilucion muere de desengano es mejor ir a comerse el verdadero pan franse
 
 
#13 cuca 23-09-2014 09:07
En la ciudad de Ciego de Ávila el pan llega a las bodegas en un carretón a caballos, destapado en cajas plásticas cayéndole cuanta basura y suciedad hay en el ambiente incluso los pelos del propio caballo y nadie de salud publica ve eso y ni hablar de los panaderos que cargan el pan en cajas de cartón amarradas a bicicletas.
 
 
#12 Andrés Olivera 23-09-2014 09:00
La foto que apoya el artículo me anima a abrir otra arista del asunto, no somente referida al pan: las malas condiciones higiénicas con las que estamos conviviendo y aceptando... ¿se imaginan ese carro con el pan descubierto circulando por las calles? Al llegar a su destino, el vendedor lo toma con su mano y lo entrega. El mundo se complica con nuevos y viejos virus y enfermedades y en nuestro país, que tanto luchamos por tener una salud de primera, admitimos indolentemente que esto siga en una espiral creciente.
 
 
#11 Francisco A. Giralt 23-09-2014 05:00
Hay que ir a la raíz del problema: Si no hubiera escasez de pan, si no hubiera colas en la panadería, si los panaderos tuvieran libertad de mercado, como aquí en España, todo esto no ocurriría, como aquí en España. Saludos desde España para todos los buenos cubanos.
 
 
#10 Pablo Albiol 22-09-2014 15:44
Los Responsables de que este Personaje ande vendiendo pan con microbios y muy contaminado con el ambiente de la calle, ya que el pan como la galleta absorben como una esponja todos los olores y sabores para vender pan se necesitan una serie de requisitos que el ministerio de Salud Publica lo saben muy bien como permitir estas cosas en cuba
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar