domingo, 24 junio 2018, 03:28
Martes, 09 Septiembre 2014 11:07

Curiosa predicción

Escrito por  Leslie Salgado

No imagino cómo sucederá en otras latitudes, pero al menos en Cuba, en cuanto la pancita comienza a vislumbrarse, arranca un aguacero de predicciones.

 

Se está hinchando la cara, las hembras son las que ponen la cara así, te dice una vecina, y en la siguiente esquina, un borracho: Perdone que yo no la conozco, señora (con tal borrachera dudo que se conozca a sí mismo), pero usted trae varón, esa nariz es de varón.

 

Claro, nada como que alguien, en medio de la calle, te interpele: Mijita, ¿hasta dónde llega la línea que tienes en medio de la barriga? Entonces una se imagina el principio y fin de la línea que claramente te divide la panza en dos y sin muchas opciones ante el entusiasmo de tu interlocutor, solo te queda preguntarle: ¿Hasta dónde, hacia arriba o hacia abajo? La persona ríe a carcajadas, y una aprovecha el momento de risa para huir del embarazoso momento.

 

Las predicciones pueden ser tan intensas y frecuentes que comienzas a dudar de los ultrasonidos y de los años y años de experiencia de tu doctor. El terror dura poco, luego aprendes a poner una cara neutral, ni de hembra, ni de varón. Tras la tercera o cuarta experiencia, NUNCA MÁS te atreves a contradecir a los prediccionistas. Tú sonríes, no le mencionas los resultados del ultrasonido, le das las gracias y sigues tu camino. Si insisten mucho o estás esperando su misma ruta, le dices que has comprado todo amarillito y verdecito «por si acaso».

 

Claro, toda la experiencia acumulada en pocos meses se desvanece cuando un amigo, por suerte poco atento a la importancia de los colores de la canastilla, te dice, determinado y feliz: «Va a ser intelectual».

 

Inmediatamente se te pone cara de idiota, no sabes qué decir, nada de lo que habías ensayado antes encaja. Él se va, tú le dices adiós y te quedas entre feliz y preocupada de que tu hija realmente vaya a dedicarse al raro y doloroso oficio de pensar.

alt

alt

Modificado por última vez en Jueves, 11 Septiembre 2014 11:34

Comentarios  

 
#9 cc/pcc 30-09-2014 14:56
Muy instructivo tu comentario y felicidades por la BB que la disfrutes que ese es el regalo mas presiado que te puedan dar
 
 
#8 Crystal 25-09-2014 15:41
Súper me encanto este articulo porque 100pre ocurre así. Felicidades x tu bebe, y prepárate que si se dedica a pensar desde temprano sera una bebe elocuente, que con sus frases te hará reír o reflexionar varias veces. Cryst
 
 
#7 Yin Ayube 14-09-2014 00:12
Muchisimas felicidades por esa hembrita que duerme en tu vientre. Ser mama de una nina es el regalo perfecto. Lo digo por experiencia propia. Disfruta tu pancita. Carinos Yin
 
 
#6 motorista 10-09-2014 16:44
hace algunos minutos que estoy frente a mi PC y este artículo, en el final, me hizo reír. Esta muy bueno para desconectar después de varias horas conectado.
 
 
#5 Elizabethcuba 09-09-2014 15:56
Lindo artículo, gracias
 
 
#4 r@f@ 09-09-2014 13:23
yo queria que mi primogénito fuese hembra y salió varón, me recuerdo el día que aparecio en la pantalla del ultrasonido totalmnete sentado y con las piernas abiertas para que no hubiera alguna duda, que conste que lo quiero igual, pero DIOS sabe porque hace las cosas, creo también en que hay cierta "magia" en las predicciones de las personas, las que yo he dicho ha certado en todas y aclaro que que no soy adivinido ni nada por el estilo, pero si tiene su "cosita", ¡ah! y para la escritora de éste artículo, ¡felicidades!
 
 
#3 Ponce De León 09-09-2014 13:07
¿Porque ponen REFESCAR, para poder enviar el comentario, yo pensaba que debía decir REFRESCAR?

Saludos
 
 
#2 Guajira Guantanamera 09-09-2014 12:20
me encanto el articulo, sobre todo porque es parte de nuestra idiosincracia, siempre queremos saber el sexo de una criatura antes de nacer con solo mirar la barriga, la cara o los pies de la embarazada, yo no tengo hijos, pero mi hermana cuando salio embarazada de mis dos sobrinos, no se escapo del tradicional tijera o cuchillo a los que acostumbran muchas personas de mi guaso, en su caso no fallo, se sento en la silla que tenia un cuchillo cuando traia el varon y en la tijera para la nene, a pesar de ya saber por boca del tecnico de ultrasonido el sexo de los bebes, nada, solo quiso ser parte de la tradicion de la abuela.
 
 
#1 Lara 09-09-2014 11:48
Absolutamente encantador tu artículo, Leslie, y gráfico y muy nuestro. Todas hemos pasado alguna vez por ese filtro entre maravilloso y docto. En mi caso, desbaratando el sentido lógico del que presumo y el dictamen de tres ultrasonidos, el adivino acertó.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar