miércoles, 21 noviembre 2018, 11:54
Miércoles, 10 Septiembre 2014 05:11

El círculo vicioso del maltrato

Escrito por  Yuris Nórido/ CubaSí
Valora este artículo
(15 votos)

El que te maltrata fue maltratado, tú maltratas al otro porque te maltrataron a ti, el que maltrataste maltratará… Urge romper un círculo vicioso que agobia a la sociedad cubana contemporánea.

Todo el mundo (y con toda la razón del mundo) se queja del maltrato que se eterniza en casi todos los sectores de la sociedad cubana. El fenómeno es tan habitual, que se ha integrado a buena parte de las rutinas nacionales, rutina en sí mismo.


Maltratan en la gastronomía, en el comercio minorista, en los servicios, en el transporte público, en las oficinas de trámites, en los aeropuertos, en las escuelas, en los hospitales…


Hemos llegado al punto de que muchos cubanos asumen que el maltrato es el trato establecido, el que uno puede esperar, el que merece.


Por suerte, mucha gente no se resigna y se queja: pero las quejas, a estas alturas, no han resuelto mucho.


Algunos pensaron que las nuevas formas de trabajo por cuenta propia, con particular énfasis en los servicios, iban a cambiar el panorama.


Y de alguna manera lo han cambiado (cuando están en juego los ingresos personales, uno no puede permitirse perder clientes), pero las transformaciones, en todo caso, han sido puntuales o superficiales.


Al final, te tratan mal en un ómnibus público y te tratan mal en un almendrón. Te ponen mala cara en una cafetería estatal (una «especie» que, afortunadamente, debe ir a la extinción), y hasta te la pueden poner en un timbiriche privado.


Ni hablar, por supuesto, de los mercados agropecuarios.


La tan llevada y traída ecuación de que el cliente utiliza los servicios del que mejor lo sirva no tiene mucho sentido en Cuba, porque aquí, en los últimos años, la oferta siempre ha estado por debajo de la demanda.


La filosofía suele ser la de «tómalo o déjalo».


Lo singular de este estado de cosas es que pareciera que la sociedad cubana está dividida en dos grandes grupos: los maltratados y los que maltratan. Pero, lamentablemente, no es así:


Buena parte de los maltratados, maltrata. Buena parte de los que maltratan, son maltratados. Un círculo vicioso, ni más ni menos.


A primera vista, la causa está en el deterioro de las condiciones económicas, a partir de la crisis de los años noventa.


Y obviamente, mucho tiene que ver esa circunstancia. En años de dificultades suelen aflorar actitudes poco solidarias.


Pero no perdamos la memoria: en épocas de más desahogo, ya nos quejábamos de los problemas con el servicio.


En el fondo, el principal problema es de educación, de pérdida de valores, de olvido del respeto que se le debe al otro y a uno mismo. Un pueblo más instruido no es necesariamente un pueblo más educado.


En algún momento, se perdieron nociones elementales de urbanidad. La cultura del servicio, por ejemplo.


El convencimiento de que todos tenemos los mismos derechos caló con más fuerza que el de que todos tenemos los mismos deberes.


Exigimos, pero no nos gusta que nos exijan.


La crisis económica, en todo caso, profundizó la crisis de valores.


La contradicción es que estamos hablando de un pueblo generoso, un pueblo que a lo largo de su historia ha dado muestras fehacientes de desprendimiento y solidaridad.


Pero en ámbitos más domésticos, que poco tienen que ver las grandes gestas, la mala educación hace estragos.


¿Es posible romper el círculo vicioso? Es posible, pero la dificultad está en el hecho de que es un reto nacional; o sea, empeño de todos. Una golondrina, lamentablemente, no hace verano.


Algunos suponen que la mejoría del panorama económico y el aumento del nivel de vida influirán sustancialmente en la recuperación de valores perdidos.


Pudiera ser, pero no son vinculantes.


Puede caer el bloqueo externo y no necesariamente caerá el «bloqueo interno».


Y mientras caen todos los bloqueos, ¿qué hacer?


Hace falta más conciencia, más sensibilidad ciudadana, más compromiso, más educación.


Y la respuesta no está solo en la escuela (la formación de los estudiantes en los centros docentes es un tema que abordaremos con más detenimiento); está también —se podría decir: en primer lugar— en la casa.


El hogar, la familia —se ha dicho tantas veces— es la célula base, el sostén de la sociedad.


Combatamos el maltrato desde la raíz.


Cuando lo maltraten, quéjese, exija sus derechos. Pero, por favor, no se vengue maltratando a otro. El círculo vicioso tiene que empezar a romperlo usted. 

alt

alt

Visto 12027 veces Modificado por última vez en Domingo, 14 Septiembre 2014 10:58

Además de los problemas con el abastecimiento, la cuestionable calidad de muchos productos y servicios, y la complicada política de precios… el consumidor cubano sufre la escasa protección de sus derechos.

Deficiencias que lastran el quehacer económico de Cuba, las indisciplinas sociales, ilegalidades y corrupción conforman los blancos que la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) eligió para sus deliberaciones durante este jueves.

Comentarios  

 
#30 irasema 13-04-2017 07:31
desgraciadament e nos hemos convertido en una sociedad maltratadora, cabe se;alar que en algunos sectores mas que en otros, hace muy pocos dias para hablar de mi mas reciente experiencia me diriji por tercera vez a la quincallera una trd de la calle 51 en marianao, llegue y no habia electricidad, pero estaban despachando, por tercera vez en tres días pedi a la dependienta que me informara sobre el numero de unos zapatos que pretendia comprar y ella tranquilamente me dijo que no podia hacerlo porque estaban alla atras no habia luz y ella no podia meterse alli y pregunto, entonces no era mejor que cerraran la tienda, porque el servicio de atencion al cliente y venta no se estaba cumpliendo, en ese momento se me ocurrio pensar bueno si ella se me aparece en el lugar de consulta (yo soy psicologa) y le digo si yo estoy aqui pero no hay corriente y no puedo atenderte entonces como dice estelvina como quedo yo?
 
 
#29 Lucia 18-04-2015 18:17
Por que no pasa eso en el sector Turistico, porque en un dos tres estas en la calle simplemente. Eso jamas sera permitido en ese sector. Ahi funciona nuestra educacion comunitaria. A quien se le ocurre por mal dia que tenga tratar mal a un tirista, a nadie. Entonces deberiamos de tomar esas buenas experiencias de ese sector practicamente privado y pasarlas tambien a el sector estatal. No vamos a dejar de ser menos socialistas si lo hacemos. Una persona debe de tratar a las demas como el mismo quiere ser tratada, con respeto y dignidad y si no le gusta esta en el oficio falso, deberia de buscarse otro trabajo. Hay muchos paises que son y han sido mas pobre que nosotros y con menos educacion, sin embargo el trato al publico, cliente etc es exelente. En nuestro pais no hay cultura de despido, la tuvimos pero la perdimos hace mucho. Siempre y cuando sea una cultura de despido sana no pienso que eso traeria desventajas porque los ciudadanos no se merecen ese tipo de trato y el estado no tiene que permitir esto tampoco. Aunque se trabaje para el estado eso no quiere decir que la persona haga lo que le de la gana, e insulte y maltrate de la manera que sea a sus compatriotas. En que mundo estamos viviendo, si no le gusta el trabajo o gana poco o te peleaste con tu mujer o marido eso no te da ningun derecho a maltratar, o renuncias tu o se te::: DESPIDE::: SE TE CORRE::: ASI COMO DIOS MANDA::: Y PUNTO::: Esas son las palabras que algunas personas entienden. Cuando se vean sin trabajo por mala conducta y la vida se les ponga mas dificil a lo mejor reaccionan, pero el resto del pueblo no tiene que permitir esto.
 
 
#28 roberto.q 06-04-2015 13:30
El maltrato es consecuencias a lo maltratada que esta la población desde hace varios años, al no sentido de pertenencia, a los bajos salarios, a la no tengo, al bajo nivel de vida que lleva la población y al deseo de muchos comerciantes de querer hacer en un y solo un dia miles de pesos a costa del otro. El maltrato está en la mala calidad de los productos y en la prevalencia de los comercios y servicios estatales, lo que constituye un anacronismo. Conoci a muchos analfabetos o con baja instrucción que brindaban un servicio de exelencia, esos ya son anacrónicos. No Conocieron los fulas. Nuestra economia se ha enfulado y esto tambien contribuye a la mala calidad, todos quieren de 10 a 20 fulitas al dia y como? Robando y engañando que es otro gran y criminal maltrato.
 
 
#27 lbl 06-04-2015 10:08
ESTAMOS ACOSTUMBRADOS A MALTRATAR Y A QUE NOS MALTRATEN, MALOS SERVICIOS, MALAS CONTESTAS, SI NO ERES EXTRANJERO, NO TE RESPONDO, ES TERRIBLE LO QUE NOS ESTÁ PASANDO. ¿CÓMO LO SOLUCIONAREMOS?
 
 
#26 Kenia 06-03-2015 14:27
despues dicen que la juventud esta perdida
 
 
#25 Jose Luis 26-09-2014 08:00
No educamos a las nuevas generaciones. El niño de hoy sera el adulto de mañana. Estos polvos de hoy traeran lodos mañana. Las indisciplinas sociales empiezan por los niños en lugares publicos ante la indolencia y permisibidad de familiares y autoridades. Y la responsabilidad de la familia es innegable, pero la de las autoridades es doble, la que les toca por permitir la indisciplina y la otra por no compulsar u obligar a los padres a cumplir con la disciplina social de sus hijos. Y ahi esta la cosa: ARBOL QUE NACE TORCIDO...
 
 
#24 Cary 11-09-2014 15:47
Me he sentido maltratada en reiteradas ocasiones y sinceramente amigos es triste muy triste, a veces los maltratos no son solo de palabras hasta con el burocratismo nos hacen daño, y digo triste porque la impotencia que se siente es muy grande
 
 
#23 Arquero 11-09-2014 13:50
rosy no te quise maltratar, perdoname si lo interpretaste como tal.Es que aunque a lo mejor explicando mal o con mucha verborrea he estado dando mi opinión sobre el tema. Que es interesantisimo (gracias al reportero por su artículo)y doloroso.Mira como aquí habla un compañero de los maltratos que ve en su trabajo departe de médicos. ¡Tú quieres ver barbaridad más grande que esa|Qué alguien enfermo sea maltratado por el que lo debe cuidar y curar.Tú (disculpa el tuteo)te imaginas que los más maltrados son por lo general los más débiles. Los ancianos sobre todo.Es increible (pero muy cierto y común)que un dependiente que te esta robando para colmo te maltrate.Aqui en la Habana algunas veces yo he visto la discución (perturbadora) de una anciana o anciano con un cajero. El anciano quejandose del vuelto incompleto y el cabrón cajero(a)dicien dole que ese es el cambio por el billete entregado. La victima alterada negando y diciendo que entrego más.Muchas de las veces el cajero tiene más soliradidad de la cola que su victima.Eso le puede ocurrir a nuestros abuelos, madres, padres o cualquier familiar ya mayor.
 
 
#22 rosy 11-09-2014 12:45
No te pongas guapo mi arquerito lindo, no me maltrates así que me pongo triste, fue solo un comentario de broma, pero si un consejo y no porque lo necesites sino porque siempre es bueno.
Aunque no desayunes, no tengas dinero, que comer o darle a tus hijos, estés cargado de trabajo, pelees con tu pareja o el mundo se te venga arriba (te caiga), cuando abras la puerta temprano para salir a la calle, dile con tu mejor sonrisa de mañana fresca buenos días a todo el que pases y te tropieces, y nunca permitas que sean menos contigo, así nunca te sentirás maltratado, prueba y verás.
Besitos
 
 
#21 Arquero 11-09-2014 11:33
Bueno rosy y el chino me vencieron. El maltrato es fruto o culpa de mamá, papá o lo abuelitos que no saben transmitir valores educacionales adecuados. Así como los maestros en las escuelas. Tambien pueden ser las croquetas de claria o el cambio de pescado por pollo. ¿Ustedes dos que opinión tienen?
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar