viernes, 23 agosto 2019, 19:58
Sábado, 31 Diciembre 2011 09:32

Cuba celebró Año Internacional de los Afrodescendientes

Escrito por  PL
Valora este artículo
(0 votos)

Cuba celebró con regocijo el Año Internacional de los Afrodescendientes, declarado por la Organización de las Naciones Unidas, con un intenso programa extendido durante todo 2011.

Cuba celebró con regocijo el Año Internacional de los Afrodescendientes, declarado por la Organización de las Naciones Unidas, con un intenso programa extendido durante todo 2011.


Según la resolución 64/169 de la ONU, en esta etapa, a punto de concluir, los gobiernos debían fortalecer las medidas nacionales y la cooperación regional e internacional en beneficio de los descendientes de africanos.

Esas acciones, indica el documento, debían estar relacionadas con el goce pleno de sus derechos económicos, culturales, sociales, civiles y políticos.

Los eventos interconectados con el tema en Cuba suscitaron la reflexión sobre la invisibilidad, padecida durante siglos en el mundo por las personas de raza negra.

Auspiciado por la Unesco se celebró aquí el Taller de Patrimonio Cultural Inmaterial de los Afrodescendientes con la participación de investigadores de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Paraguay, Uruguay y Cuba como anfitriona.

El director de la Oficina Regional de Cultura para América Latina y el Caribe de esa organización de la ONU, Herman Van Hoof, insistió en la educación como base para eliminar la discriminación racial y cultural, a partir de la diversidad característica en el sur del río Bravo hasta la Patagonia.

Al referirse a la isla, el funcionario de la Unesco dijo que aunque el tema es complejo, en Cuba se han realizado numerosas acciones para incentivar el reconocimiento de esas personas.

Grafican esa expresión la feria del libro Cuba 2011, en la que se efectuó una mesa redonda sobre el tema, organizada por la Unesco, Unicef y el Fondo de Población de Naciones Unidas.

Renovador en la etapa fue el I Encuentro de Cineastas de África, el Caribe y sus Diásporas, al propiciar un diálogo entre unos 60 realizadores y académicos de 27 países.

Los firmantes de la Declaración final de esa cita, abarcadora de 20 acápites, manifestaron su decisión de ofrecer su creatividad a favor de los pueblos.

La temática también se reflejó en la exposición fotográfica Afrodescendientes, Guanabacoa-Cuba, del director Roberto Chile, exhibida en la Fototeca del centro histórico capitalino, tras recorrer países como España, Argentina y Estados Unidos.

Otras de las acciones realizadas en la Mayor de las Antillas en el contexto del Año Internacional de los Afrodescendientes fue el evento teórico Cuba, esclavitud y sociedad que sesionó en esta capital, con representantes de México, Reino Unido, Estados Unidos y Puerto Rico.

El aspecto social y el tratamiento literario a ese fenómeno universalmente repudiado, incluyó el debate de los especialistas, convocados por la Sección de Literatura Histórica y Social de la Asociación de Escritores de Cuba. Desde la primera jornada se trató de dar una visión integral del asunto, considerado un crimen de lesa humanidad, que ha dejado huellas en la historia cubana, declaró en esa ocasión el coordinador del encuentro Jorge Renato Ibarra.

Entre los tantos ejemplos, el 27 Festival de Cine y Video Plaza 2011, de carácter bianual, dedicó su programación, del 20 al 23 de octubre, al Año Internacional de los Afrodescendientes.

Organizado por la Fundación Nicolás Guillén y la Uneac se celebró en octubre el coloquio Nuestra voz inevitable. Aportes negros a la cultura cubana.

En esa convocatoria, el escritor Tomás Fernández sugirió que la historia de África y de la "cultura negra" en Cuba (según el autor) se incluya en los planes de estudios desde la enseñanza primaria.

Durante la etapa también sobresalió la comisión José Antonio Aponte de la Unión de Escritores de Cuba contra la discriminación racial.

La directora del Centro Nacional de Educación Sexual, Mariela Castro, al referirse al tema durante el Octavo Período Ordinario de Sesiones del Parlamento cubano dijo que el racismo, como todas las formas de discriminación, tiene un origen socioeconómico en las relaciones de dominación, impuestas por los grupos de poder en las sociedades clasistas.

El Comité Cubano de la Ruta del Esclavo ratificó estar en condiciones de dar continuidad al proyecto de la Unesco sobre la necesidad de romper el silencio que rodea la trata de esclavos y la esclavitud en las diferentes regiones del mundo.

Al referirse a los resultados y perspectivas del trabajo de la comisión creada al efecto, el investigador cubano Jesús Guanche destacó los eventos científicos nacionales e internacionales, relacionados con el tema durante el 14 Taller de Antropología Social y Cultural Afroamericana.

El Coloquio Ortiz-Lachatañeré, La Fiesta del Fuego, El Caribe que nos Une, y el Festival de Raíces Africanas Wemilere, en el Museo Histórico de Guanabacoa, se destacan en la etapa, valoró el coordinador del Comité Cubano de la Ruta del Esclavo.

Cuba también estuvo representada en eventos internacionales en otros países, referidos al asunto, como el Encuentro Iberoamericano de Alto Nivel que se realizó en San Salvador de Bahía, en Brasil.

El ministro cubano de Cultura, Abel Prieto, destacó en esa cita la necesidad de elevar la conciencia de la población contra el racismo y todas las formas de discriminación para evitar que se impongan las posiciones de fuerza, el fascismo y el odio racial contra los inmigrantes.

Visto 2682 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar