jueves, 17 enero 2019, 04:27
Martes, 26 Agosto 2014 04:43

Laborde, bronce con pesadilla japonesa

Escrito por  Joel García, enviado especial
Valora este artículo
(0 votos)

Más relajada, con varios fotógrafos y niños solicitándole un autógrafo, la pequeña judoca decidió entonces hablar con la prensa cubana antes del resto que aguardaba por ella



Antes de empezar la primera jornada del XXX campeonato mundial de judo, Maria Celia Laborde, no respondió ninguna pregunta, incluso las que intentaron hacerles periodistas de Mongolia, quienes la daban favorita al oro junto a la representante de su país y titular defensora.


A la postre, la asiática quedó fuera del podio, pero para la cubana apareció otra pesadilla, la japonesa Ami Kondo, quien la eliminó en semifinales y luego levantó el título. Una medalla de bronce le devolvería cierta alegría a sus horas de entrenamiento y esfuerzo, aunque en el fondo seguía insatisfecha.

Más relajada, con varios fotógrafos y niños solicitándole un autógrafo, la pequeña judoca decidió entonces hablar con la prensa cubana antes del resto que aguardaba por ella en la zona mixta de la Arena Traktor, una instalación excelente para una competencia que promete muchas emociones.

“Uno siempre piensa en ganar el oro y más cuando has hecho una preparación como la que hicimos nosotros, de dos meses fuera de tu casa y con mucho rigor”, comenzó sus palabras Laborde, quien ocupaba el quinto lugar del ranking mundial hasta el 24 de agosto.

“Pero un mundial es impredecible y caí con la japonesa en semifinales. No me gustó el combate que hice, debería haber hecho más por la victoria, pero me falló la táctica y me sorprendió con esa técnica de cadera que no la esperaba. Ya después que caí me inmovilizó y ahí terminó el sueño del oro”, acotó.

Al comentar el resto de sus combates, Laborde reconoce que la pelea contra la húngara  Eva Csernoviczki por el boleto a semifinal fue uno de los más estresantes. “Le había ganado en el mundial pasado pero tiene mucha experiencia con medallas olímpicas y mundiales, de ahí que siguiera al pie de la letra los consejos del profesor Veitía”.

Sobre la discusión por el bronce con su compañera de equipo Dayaris Mestre, la campeona del Grand Prix de La Habana reconoce que siempre “es difícil porque las dos nos conocemos mucho, hacemos casi las mismas técnicas y de ahí que cualquiera podía ganar. Hoy me tocó a mi”.

“Sigo pensando en la clasificación a los Juegos Olímpicos y a partir de ahora voy a entrenar más duro para llegar a Río de Janeiro y discutir el oro”, ratificó la primera medallista de Cuba en esta lid universal en Chelyabinsk, quien pidió enviar un abrazo grande a su familia, a su novio Suchitel y a todos los que la apoyaron para llegar hasta aquí.

Finalmente adelantó que el equipo cubano está preparado para alcanzar más medallas en esta lid y dijo sentirse muy orgullosa de haber empezado ya a cosechar medallas al más alto nivel como lo hiciera  su ídolo de infancia, la campeona mundial y olímpica Legna Verdecia.

Aún sin confirmar por las autoridades de la Federación Internacional de Judo, Laborde puede recibir antes de su partida de esta ciudad la medalla de bronce del 2013 –terminó quinta- tras conocerse del doping de la belga Charline Van Snick, bronce en esa justa sudamericana.

Medallistas del primer día:

48 kg: ORO: Ami Kondo (JPN), PLATA: Paula Pareto (ARG), BRONCE: Amandine Buchard (FRA) y Maria Celia Laborde (CUB)

60 kg: ORO: Boldbaatar Ganbat (MGL),PLATA: Beslan Mudranov (RUS), BRONCE: Amiran Papinashvili (GEO) y Nachisa Takato

Visto 1107 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar