martes, 22 mayo 2018, 23:36
Lunes, 25 Agosto 2014 06:12

Cuba y los «derechos» del consumidor

Escrito por  Yuris Nórido / CubaSí
Valora este artículo
(17 votos)
Además de los problemas con el abastecimiento, la cuestionable calidad de muchos productos y servicios, y la complicada política de precios… el consumidor cubano sufre la escasa protección de sus derechos.

El consumidor cubano (o sea, la inmensa mayoría de los cubanos) necesita hace un buen tiempo una ley de protección de sus derechos. No bastan medidas puntuales, resoluciones o circulares. No bastan, porque no tienen la fuerza de lo legislado, y por lo tanto, se ignoran.


Teniendo en cuenta las permanentes irregularidades a las que están sometidos los clientes de centros comerciales y de servicio, se impone dar una respuesta legal, contundente.


La poca (muchas veces, nula) observancia de las medidas de protección al consumidor es uno de los problemas que afectan al usuario en Cuba. Hay otros, por supuesto:


a) Irregularidad en el abastecimiento, falta cíclica de productos básicos, ya sea por incumplimientos de los proveedores de las materias primas o por dificultades de la producción nacional;


b) cuestionable calidad de las mercancías y servicios, desbalance evidente entre el precio y la calidad de los productos;


c) política de precios poco diáfana, casi siempre desproporcionada;


d) incoherencias y vacíos en los mecanismos de garantía comercial, imposibilidad casi absoluta de efectuar devoluciones;


e) escasez de iniciativas de promoción, anárquicas políticas de rebajas de precios;


f) poca preparación y sensibilidad de buena parte del personal que atiende al público, maltrato, desinformación, apatía;


g) rigidez en los horarios de servicio (la mayoría funciona en horario laborable, para dificultad de la población que trabaja), cierre injustificado antes de hora…


La lista no acaba ahí, obviamente. Lo enumerado forma parte del día a día, independientemente del tipo de servicio o actividad comercial que se ofrezca. En Cuba, hay que decirlo, la famosa frase de que «el cliente siempre tiene la razón» es solamente eso: una frase, casi nunca una concreción.


¿Qué puede hacer el cliente que ve vulnerado su derecho? En primera instancia, quejarse. ¿Hasta qué punto la queja puede resolver el problema? Obviamente, en muy poca medida, en muy pocos casos. ¿Qué hace entonces la mayoría de los afectados? Resignarse y dejar pasar el maltrato; tratar de resolver el asunto obviando las formas establecidas; o librar una batalla francamente incierta por hacer respetar sus derechos.


Algunos escriben a los medios de comunicación (que no dan abasto para publicar todos los casos) y las instancias señaladas responden o no, convencen o no a los afectados. De cualquier forma, ninguna ley las obliga a ofrecer una respuesta.


Y si existiera alguna disposición al respecto, a todas luces puede ser ignorada.


Todo cliente tiene derechos inalienables, son universales, están consolidados por las rutinas comerciales. Evidentemente, es perfectamente posible que sean violados con o sin intención, por desconocimiento o arbitrariamente.


Por eso es necesario contar con sólidos mecanismos de protección. Porque clientes somos todos, incluso los que en determinado momento ofrecen un servicio.


La lógica no puede ser que el servicio o la mercancía que se ofrece —y por los que se paga— sea un favor, un trámite despersonalizado.


Lamentablemente, así se asume por muchos de los trabajadores y directivos de los centros comerciales. Y lo que es peor: los mismos clientes han llegado a pensar que esas son las reglas del juego y que a ellas tienen que someterse.


Los ejemplos abundan:


Una cafetería debe cerrar a las 10:00 p.m., pero a las 9:45 ya están cuadrando la caja. Cuando solicitas un producto, responden sencillamente: «Ya estamos cerrados».


¿Qué se puede hacer? Me he quejado, ha sido en vano. He pedido ver al gerente. Muchas veces el gerente es el responsable de que la cafetería cierre antes de hora. He amenazado con quejarme en instancias superiores. «Haga lo que quiera» —ha sido la respuesta.


Las pocas veces que he logrado algo ha sido después de enseñar mi identificación como periodista. ¿Hay que llegar a ese punto?


La mayoría de la gente sencillamente da media vuelta y se va.


En casi todas las tiendas hay murales con teléfonos de atención a quejas y sugerencias. A juzgar por la situación actual, no resuelven gran cosa.


Con la calidad de la mercancía y los mecanismos de garantía comercial los problemas no son menores. ¿Por qué hay que pagar 30 CUC por zapatos que se rompen a las pocas semanas? ¿Por qué no puedo devolver un producto que no satisfizo mis expectativas? ¿Por qué se ofrecen solo tres meses de garantía para productos que los propios fabricantes garantizan con tres años? ¿Por qué no se informa adecuadamente a los compradores de los términos de las garantías?


Son muchas preguntas y las respuestas ameritan un serio trabajo de investigación. Pero algunas claves están a la vista.


Si se ofrecen productos de baja calidad, es responsabilidad evidente de las instancias que hicieron las compras mayoristas. Lo descabellado es que los precios de esas mercancías estén a la altura de productos de calidad superior.


El que pierde, al final, es el cliente. Casi siempre pierde el cliente.


Del maltrato habría que escribir otro comentario. Ya es tema añejo en los medios de comunicación. Pero las medidas que toman las administraciones han resuelto muy poco. Hace un tiempo fui maltratado en una tienda, me quejé con la gerencia. Una semana más tarde regresé a la tienda y fui testigo de cómo la misma vendedora maltrataba a una señora. No era un atropello sutil: era un atropello flagrante; provocó indignación entre los presentes.


La vendedora sigue vendiendo y maltratando en el mismo puesto de trabajo.


El consumidor muchas veces se debate entre el cansancio y la impotencia. Lo bueno sería que todos tuviéramos conciencia de nuestros derechos y los defendiéramos en todas las instancias.


Pero a veces esos derechos ni siquiera son reconocidos por la institucionalidad.


Por eso, reiteramos, hace falta un cuerpo legal. Está visto que apelando solo a la conciencia no se resuelven los problemas más acuciantes.


De cualquier forma, exija, no se quede callado, dé la batalla. Quizás entre todos podemos comenzar a hacer la diferencia.

alt

alt

Visto 16037 veces Modificado por última vez en Miércoles, 03 Septiembre 2014 08:18

Comentarios  

 
#60 Roberto.R 28-07-2016 13:55
El renacer de este articulo, que habia olvidado, viene como anillo al dedo: anoche sobre las 11,00 pm fui al DITU de Monte y Carmen, frente al Banco, y alli le pedi al dependiente una caja de cigarros HUpman con filtros que cuesta 0,70 cuc ó 17,50 cup, le pague con 20,00 cup y el dependiente (solo estaba él) me armó un cuento de muy vivo, super brillante para su mente, me dijo que la caja no devolvia o no permitia dar vueltos porque la conversión de 17,50 a cuc daba....... en definitiva no me devolvió los 0,10 cuc que debia darme. Aqui evidentemente hay un acto de ROBO y ENGAÑO que este dependiente hace dia a dia con todos los usuarios o clientes. Que desfachates que desverguenza de este vivo bobo que cree los cientes somos bobos, le deje los 0,10 cuc porque este era un encargo muy especial y reclamar llevaria al no me llevo los cigarros dame el dinero y a esa hora donde compro los cigarros, a quien le reclamo con nivel de autoridad.
El cliente antes tenia la razón hoy el cliente o lo lleva como le venga en gana al dependiente o no lo lleva y no pasó nada.
Que sucede en este caso que las autoridades de estos centros comerciales han creado el conflicto y la facilidad para el robo porque teniendo la caja fondos en cup no se puede devolver la diferencia del precio con relación a lo pagado en CUP, mecanismo este muy absurdo y contrario a toda relación comercial razonable y coherente. YO pago en CUP y solo puedo obtener el vuelto en cuc, por que este mecanismo es asi¿?, asi se da la opción de robar al cliente porque cuando el vuelto es inferior a el valor de 0.05 cuc convertido a cup se lo embolsillan, entonces el mecanismo contable creado por el Estado a dado el camino al robo.
 
 
#59 naná 12-04-2016 15:53
y entonces?.....t odos los comentarios dicen los problemas que todo el cubano conoce, pero no se hace nada, y cuando alguien diga que se trabaja para arreglarlos porque son dificultades propias de nuestro país, entonces aplauden y se invierten los comentarios y se olvidan los problemas, eso ocurre muy frecuente, por eso es mejor ni dar opinión.
 
 
#58 Rolo 15-06-2015 12:48
En el Fotoservi de Matanzas,consta ntemente sucede que te hacen las fotos con papel vencido, lo se porque conozca la fotografía y llevo mas de 15 años en esa actividad, el caso es que te imprimen las fotos con papel vencido y las fotos salen con el color opaco ,aunque estoy convencido voy y las mismas fotos las imprimes en trimagen y salen perfectas, así le ha pasado a muchas personas, a unos los engañan, a otros no pueden, es por eso que la mayoría de los fotógrafos hacen las fotos en trimagen, para no arriesgarse a bajar la calidad de su trabajo.
 
 
#57 Lucia 16-04-2015 18:57
En el resto del mundo el cliente es el rey,y el trabajador o empleado que trate mal a un cliente y el ejecutivo de esa empresa sea la que sea se entere de una situacion similar eso obliga a el jefe a ponerte en, un, dos ,tres,en la calle.Te despiden mas rapido de lo que tu piensas.Simplem ente porque ese es su negocio y un cliente que no este satisfecho es un cliente menos, y si eso si se multiplica seria su ruina.En el negocio en el resto del mundo no hay cosa similar.El cliente es el que trae el dinero lo cual para esa empresa significa ganancias.Entre mas feliz este el cliente mejor para el negocio ya que el cliente volvera a comprar otra vez en esa tienda,empresa etc.EL MUNDO ESTARIA ARRUINADO CON ESA MANERA DE TRABAJAR Y ESE COMPORTAMIENTO. ....Esa gente nunca tuviera empleo, porque siempre la corren.
 
 
#56 martam 15-04-2015 16:28
Muy cierto el articulo y las opiniones anteriores pero me pregunto hasta cuando va a durar la no solución de problemas y reclamos tan antiguos porque el tiempo pasa y no vemos solución alguna y la mayoría del pueblo trabajador sufre las consecuencias de la decisiones erradas, de la inercia, del desinterés, del irrespeto, de la falta de voluntad. Ya estamos en el 4to mes del 2015 y sigue la ausencia de suministro en las tiendas que dicho sea aunque en todas las cadenas se manifiesta esta problemática en mi criterio la peor de todas en ofertas, atención al cliente y respeto de los precios actuales es la CIMEX, la muy baja calidad de lo que oferta a precios irracionalmente altos, cuando el organismo rector va a ocuparse de este tema, velar por precios justos tanto en el sector estatal como el privado.
 
 
#55 cubanito 08-04-2015 21:13
Hay empleados que cren que la tienda es de ellos y dan mala atencion al cliente que es quien compra,en otro pais el cliente tiene todo el derecho o si no el local quiebra.
 
 
#54 Roberto.Q 01-04-2015 13:53
Buen articulo lleno de realidades,al que ademas de los robos organizados de los que sacan ganancias funcionarios y empleados corruptos,sin escrupulos, los mismos que disfrutan de la bondad de las gratuidades de nuestro bendito Socialismo, algunas muy mal dirigidas por sus gastos millonarios como la salud y la educación,adema s de exigir se les respete ellos no respetan al pùeblo robandoles.Adem as se debe señalar que muchos productos como los quesos,jamonada s y jamones son sometidos en su preparación de venta bajo condiciones antihigienicas y peligrosa manipulación,co mo sucede pues, con el mismo cuchillo se pica todo,productos crudos como las carnes y luego el queso y en la misma balanza con los residuos de residuos se pesa todo sin protección facilitando la contaminación y la propagación de enfermedades diarreicas y otras de origen bacteriano, porque los productos NO SE REFRIGERAN en el comercio de cada dia.Entonces nuestra salud tambien está desprotegida aunque el Estado gaste millones en tratar de asegurar lo que otros no quieren ver y sancionar.
 
 
#53 Seidelyn 20-01-2015 13:52
todo parece indicar que esto se ha convertido en un hábito, tanto para el cliente como para el que vende u ofrece servicio, pues este no esta expenso de cumplir este rol en un momento determinado,,, cuándo se van a capacitar a los trabajadores para cumplir con las las funciones por las cuales se le pagan? con los requisitos y exigencias REALES, si brindas servicio, cero maltrato, pero eso se enseña, eso comienza desde el Jefe 1 hasta el último eslabon de la cadena, que son los clientes, de los cuales tambien TIENEN que retroalimentars e, considerar y poner en opractica la opinion y satisfaccion de los clientes y usuarios, tambien es CALIDAD....
 
 
#52 tony 08-01-2015 15:23
Muy bueno el artículo, pues a mi entender el mayor problema que tenemos los cubanos es el del maltratado que recibimos a diario, y lo triste que es por nosotros mismos. Otro ejemplo yo almuerzo todos los días en un restaurante estatal que se llama "Yo te invito" hay un turno que pides dos ensalada y es menos que la ensalada que te da el otro turno por una sola, y cuando se lo dices se molestan pero no te la cambian. Cuando hay alguna actividad festiva suben los precios de los platos fuertes, cuándo le pregunté me plantearon que existía una resolución que amparaba eso, pero nunca me la mostraron, por suerte hay cerca otro restaurante estatal que no sube los precios, lo cual no entiendo, y durante los días festivos almuerzo en él.
 
 
#51 dennys 07-01-2015 15:50
muy buen articulo, creo que es hora de acabar con el maltrato a la poblacion que al final esta pagando por lo que necesita y a veces hasta en mal estado porque no hay alternativa .....
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar