viernes, 20 abril 2018, 10:46
Miércoles, 28 Diciembre 2011 15:44

La crisis pudo ser el detonante de la matanza de Navidad en Texas

Escrito por  Prensa Latina
Valora este artículo
(1 Voto)
El padre de la familia, vestido de Santa Claus, pudo ser quien asesinó a su exesposa, a los dos hijos adolescentes y a otros tres miembros de la familia para luego suicidarse, reportó la cadena televisiva CNN.

El agobio por los problemas económicos que padece la economía de Estados Unidos pudo ser el detonante para que un padre asesinara a su familia en Dallas, Texas, destacan hoy medios de prensa.

Cerca del mediodía del domingo, la policía halló los cuerpos de cuatro mujeres y tres hombres, quienes al parecer fueron atacados a tiros en un apartamento de esa ciudad, reportó el diario The Washington Post.

Las autoridades encontraron los cuerpos después de atender una solicitud de ayuda y constataron por la decoración de la residencia que las víctimas celebraban la Navidad y acababan de abrir los regalos cuando comenzó el tiroteo.

El padre de la familia, vestido de Santa Claus, pudo ser quien asesinó a su exesposa, a los dos hijos adolescentes y a otros tres miembros de la familia para luego suicidarse, reportó la cadena televisiva CNN.

La policía ubicó como principal sospechoso a Aziz Yazdanpanah, oriundo de Irán, tras confirmar que su vehículo estaba frente al lugar de los hechos.

Las autoridades policiales creen igualmente que fue él quien efectuó la llamada a los servicios de emergencia, aunque sin hablar con los operadores, indicó la televisora.

Rahmati se declaró en bancarrota en agosto del 2010 y se separó al poco tiempo de su mujer, quien se encontraba sin trabajo desde hacía unos cuatro años, lo cual agravó los apuros financieros de la familia.

Varios vecinos adujeron que existían pocas señales de discordia en el núcleo familiar y que el presunto culpable mantenía una vida social muy activa, además de ser muy preocupado por el cuidado de sus hijos, indicó la fuente.

En 2008, la economía estadounidense cayó en una profunda deflación que provocó un deterioro de los principales indicadores sociales de la nación.

La elevada tasa nacional de desempleo se encuentra en un 8,6 por ciento, lo cual equivale a más de 13 millones de ciudadanos sin trabajo.

Casi uno de cada dos estadounidenses entró en la clasificación federal de pobre o en la de individuo con bajos ingresos, evidenció recientemente un informe del Buró Nacional del Censo (BNC).

Desde finales de 2007 casi cuatro millones de estadounidenses perdieron sus casas por ejecución hipotecaria, y un aproximado de un millón 600 mil niños quedaron en algún momento en la calle con una calidad de vida cercana a la indigencia.

En el mismo período, más de 97 millones de norteamericanos calificaron para la categoría de bajos ingresos, y se sumaron a los 49 millones que ya estaban ubicados por debajo de la línea de la pobreza, para un total de más de 146 millones de personas, o un 48 por ciento de la población actual, indicó el informe.

Visto 1712 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar