martes, 19 junio 2018, 12:52
Martes, 29 Julio 2014 06:47

Salvador Dalí es el Surrealismo (+ Fotos)

Escrito por  Giusette León García / Cubasi
Memorias del Surrealismo Memorias del Surrealismo


Memorias del surrealismo resulta uno de esos lujos que los cubanos no podemos pasar por alto. La exposición en La Habana de casi cien piezas de quien ha sido considerado el ícono del surrealismo le ofrece al público cubano la ocasión de conocer al Dalí grabador en un recorrido por su gráfica.
Salvador Dalí: Memorias del Surrealismo

La mayoría de las obras son litografías, aunque aparecen otras técnicas, entre ellas varios aguafuertes, pertenecientes al patrimonio de importantes coleccionistas como Alex y Carole Rosenberg, el primero, Presidente del Salvador Dalí Reserch Center y gracias a cuyo gesto la obra del versátil artista se exhiba, por primera vez, en el Museo de Bellas Artes de Cuba.

Los grabados que hasta el mes de octubre de 2014 permanecerán expuestos en La Habana corresponden a las series Dalí interpreta a Currier y a Ives, Memorias del Surrealismo, La Divina Comedia, Los Cantos de Maldoror y Las Doce Tribus de Israel.

Salvador Dalí: Memorias del surrealismo

En sus palabras al catálogo, el curador de arte francés de la institución que sirve de sede escribió: “Salvador Dalí (1904-1989) fue uno de los artistas más auténticos del Siglo XX, no solo por sus impresionantes imágenes oníricas sino también por su proyección personal y filosofía de vida. Dalí no solo simbolizó el ícono del Surrealismo, sino que el Surrealismo vivía en él: “Yo soy el Surrealismo”

“Artista versátil, extremadamente imaginativo, trabajó el dibujo, la pintura, el grabado, la escultura, la fotografía y las imágenes plásticas de su creación abordaron el cine.”

Walter Maibaum y Carol con, Peter Lucas, Max arnold, Mike Tinsley, Rob Piepsny y Joseph Nuzzolo completan el grupo de coleccionistas que participan de este gesto de compartir la magia de Dalí con los espectadores cubanos, que solo en los años 90 tuvimos una ocasión similar cuando en el Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam se emplazó una personal de la pintura de este imprescindible de la plástica dl Siglo XX y de todos los tiempos.

Salvador Dalí: Memorias del surrealismo

Inevitablemente, quien se acerca a la obra de Salvador Dalí sale con “pajaritos en la cabeza”, consciente de una verdad posible más allá del estrecho marco de nuestra mejor encuadrada realidad y tan cierta como ella, dispuesto a la reinterpretación de todo, al cuestionamiento y a la creación- recreación de símbolos halados más por el vuelo de mariposas que por fuertes y veloces caballos de carrera.

“A la edad de seis años quise ser Napoleón: no lo fui. A la edad de quince años quise ser Dalí, y lo he sido. A la edad de veinticinco años quise llegar a ser el pintor más sensacional del mundo y lo he conseguido.”

Salvador Dalí: Memorias del surrealismo

Así, sin falsas modestias ni mesuras innecesarias, se presenta a sí mismo Salvador Dalí y con razón, porque ese hacedor de sueños en todos los colores y formatos, sin escatimar motivos, figuras, capaz tanto de un paisaje como de un retrato y siempre tocados por un no sé qué místico, inexplicable e irrepetible, es el surrealismo y está, por estos días, en La Habana.

Salvador Dalí: Memorias del surrealismo

Salvador Dalí: Memorias del surrealismo

Salvador Dalí: Memorias del surrealismo

Modificado por última vez en Lunes, 11 Agosto 2014 09:32

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar