martes, 25 septiembre 2018, 07:40
Jueves, 24 Julio 2014 06:13

Sándor González, un tipo con el arte de ser sincero

Escrito por  Giusette León García / Cubasí
Valora este artículo
(3 votos)
Sándor González Vilar Sándor González Vilar

La muestra que inaugura este viernes en el lobby del edificio Habana del Centro de negocios de Miramar resulta un excelente pretexto para conversar con este destacado artista cubano de la plástica...

Lo conocí en Santa Cruz del Sur. Allí, entre las ruinas que dejó el paso de un huracán devastador, en ropa de trabajo para reconstruir casas y esperanzas al mismo tiempo, me encontré con él y con su obra que, por esos días, se juntó con la de otros grandes creadores para convertir el arte en antídoto dell dolor, de la pérdida, en inyección de fe.


Es fácil imaginar entonces cuánto me alegra reencontrarme con las ciudades entrañables de Sándor González, en cualquier sitio y la inspiración que resulta, por supuesto, transitarlas justo a la entrada de mi trabajo, en el lobby del edifico Habana del Centro de negocios de Miramar, el cual está inaugurando como espacio expositivo en una muestra que decidió compartir con los modelados en piel de su amigo Yampier.


Excelente pretexto para visitarlo y conversar en su casa que es al mismo tiempo taller y “escuelita” para pequeños aprendices de pintores que la colorean por cualquier esquina…

 

sandor-sin-perder-la-cabeza
Sin perder la cabeza / Fósforos, cajas de fósforos, acero y madera

 

Te hiciste cargo de la curaduría y la organización de la muestra ¿cómo te las arreglaste en un espacio que no está preparado para eso?


 “En principio me habían hablado de cuadros, pero cuando fui a ver el lugar noté que ahí los cuadros habría que ponerlos en caballete y eso es algo que me chocó mucho, porque hay una serie de condiciones, no se pueden mover las plantas, etc, pero yo me tatué la lagartija que tengo en la mano, por la capacidad que tengo de cambiar de color sin dejar de ser yo, creo que lo más difícil es adaptarte, lo más fácil es llegar y hacer paredes de pladul y acondicionar el lugar, lo difícil es adaptarte tú, entonces yo lo hice y decidí  mostrar estas esculturas, de las cuales solo se había expuesto anteriormente una, Babel, que estuvo en un homenaje a Martí hace un año y  tanto…


¿Y qué te parece atractivo de ese sitio para exponer tu obra?


“El Centro de negocios, por supuesto, es un lugar donde se mueve gente con dinero, firmas extranjeras, comercialmente tiene ventajas, pero lo que me parece “volao” es que es un sitio muy transitado, hay hoteles, la playa, tiene vidrieras y la obra se ve desde afuera, están los mismos trabajadores de allí, hay muchas posibilidades de que se vea la obra porque no es que tienes que ir a eso, sino que pasas y la encuentras, ya lo vivimos en el montaje, que la gente iba pasando y frenaba y viraba para atrás a ver las piezas.

 sandor el guardian
El guardián / Moldeado en piel al vacío


 

La mayoría las obras que incluiste son esculturas e instalaciones, pero hay también piezas bidimensionales…


“Sí, está el espejo, Somos el reflejo de la ciudad. Ese sí estuvo pensado siempre para caballete, porque es un trance entre la escultura y la pintura, es  un objeto dibujado, puede ser una instalación, pero también puede ser un dibujo, por eso la incluí desde el principio. Pero cuando llega el camión a la casa estaban los muchachos del barrio y al momento vinieron: “oye qué te hace falta, te hace falta ayuda”; “sí, sí”; empezaron a montar y se llevaron hasta un cuadro que no iba para la exposición, el collage, no iba, pero ya que estaba ahí decidí redistribuir y me funcionó y lo dejé, pero realmente fue un accidente.”

 

sandor serie arbolesÁrboles / Mixta tela

 

Me decías que la mayoría de las piezas no se habían expuesto antes ¿Fueron realizadas específicamente para esta muestra?


“No exactamente. Totem, por ejemplo, es una pieza de cera que estaba en una colección privada y ahora yo la pedí y la rehíce,  ganó cerca de 50 cm de alto, como las características del espacio me permitían darle un poco más de tamaño y yo llevo años ya trabajando con la cera, se hizo un módulo y se terminó la pieza…


“La de la vela para mis muertos es muy íntima, la tenía incluso en mi cuarto porque es una pieza que me gustaría conservar, quisiera tenerla más tiempo conmigo porque todavía quiero disfrutarla un poco más, a mí no me gusta repetir las obras y menos una como esa que está llena de recuerdos de mis abuelos, de mis muertos, de los muertos de mi familia, muchas de las cosas que yo conservo de los que ya no están se fundieron junto a esa vela, que yo la encendí y después la encerré…


“La de los fósforos es la última escultura que hice, yo vengo trabajando con fósforos desde hace casi dos años, pero la mayoría de las piezas no se han expuesto nunca, excepto algunas que me pidieron para una galería en Trinidad. Hay otra, también de cera, que está en una colección privada y la pedí para mostrarla porque esa pieza se terminó y se fue para una casa, o sea no la había visto nadie. Incluso ya está encendida, ellos evidentemente la encendieron para un momento especial, en definitiva es una vela, si tú la enciendes no estás agrediendo la pieza, yo la hice para eso, si no, no le hubiera puesto mecha, pero me pareció perfecto, porque es como una continuidad de la obra, me gustó la idea de mostrarla así mismo…”


En esta exposición es bastante evidente tu versatilidad como artista ¿Tienes alguna preferencia en cuanto a las técnicas?


No, yo antes pensaba que prefería el dibujo, pero me he dado cuenta de que yo disfruto hacer, igual puede ser un dibujo, una escultura, un video arte, un grabado, el dibujo lo que es la esencia de todo, no es una preferencia, es obligatorio, es como una base.

 

sandor la habana
Limbo /
Carboncillo

 

¿Bocetas antes de asumir un proyecto, sobre todo en el caso de los tridimensionales?


Mis esculturas todas han sido dibujadas después de estar hechas, yo cuando pienso una escultura pienso una escultura y después la dibujo porque es como fotografiarla, pero más original porque es mi interpretación y lo tomo además como un ejercicio de qué tan parecido me puede quedar a memoria, con los video arte es lo mismo, me surge la idea como video y después hago una serie de dibujos relacionados, o sea, el dibujo es una herramienta que no necesariamente uso para construir, sino para recrear."


¿De dónde vienen las ciudades de Sándor, a qué se refieren?


“A la vida de uno. La ciudad es mi cotidianidad, es mi experiencia, es mi idiosincrasia, es mi historia, es todo, porque yo me debo a una ciudad, el medio siempre influye en el ser humano, entonces todas las cosas que me han llevado a mí a ser lo que soy las he tenido en mi ciudad.

“Yo tuve que adelantar mi tesis de San Alejandro porque me iba a Paris a hacer una exposición, imagínate, acababa de terminar la escuela, nunca había viajado, un cubanito en Paris suelto… para mí fue muy chocante, porque de repente es una ilusión: los museos, la ciudad misma que es lo máximo, pero ahí la gente no se mira a los ojos, tú tropiezas y nadie te ayuda, fui a tratar de auxiliar a un tipo que se le trabó el bolso en el metro y cuando logré sacarlo de ahí me miró asustado y se mandó a correr, fueron cosas muy fuertes y más para un cubano que está acostumbrado a mirarse, a tocarse, entonces yo regresé y cambié mi obra completamente.


“Yo hacía personajes, hacía al individuo, al ciudadano, pero cuando regreso de Paris ya saco la serie de las ciudades, porque al final gente buena y mala hay en todas partes, pero tu ciudad puede ser tu casa, y todo eso te forma, entonces yo me decía una ciudad tan soñada por los artista y por todos, que tenga tanta mierda, que te sientas como un personajito más… eso me chocó y me cambió… Toda mi obra es una crítica a lo que viví en París, la misma obra esta de los fósforos que está en la expo es una crítica al consumo, al egoísmo a todo lo que viene con esa sociedad capitalista cruda y dura que yo vi reflejada en aquel entonces en Paris.”


Y en el futuro ¿qué podemos esperar de la obra de Sándor González?


"Muchas sorpresas, porque yo soy lento, pero aplastante, ahora mismo me estoy preparando para esas sorpresas, aunque la ciudad nunca la voy a dejar, yo no considero que esté encasillado, a mí lo que me falta es mucho por aprender y por hacer todavía.

Por la ciudad es por lo que más se me conoce y yo lo disfruto muchísimo porque me encanta experimentar con ellas, como le puedes dar cualquier forma, ya en la figura humana tienes que jugar con ciertos cánones por muy deforme que la hagas, pero yo hago figura humana, he hecho series de desnudos, varias cosas, pero las estoy guardando para un día hacer una exposición sorpresa, porque realmente los temas son bastante agresivos, la gente está acostumbrada a ver la figura humana de una forma tierna, bonita, realzada, algo agradable. Yo la pongo con oficio, pero, por ejemplo, en el caso de los hombres la serie se llama Soledad, son hombres que estaban tan solos que se suicidaron y los encuentran mis hombrecitos, mis personajes, esos pequeñitos que siempre están en mi obra."


¿Te exiges mucho a la hora de trabajar?


Yo creo que las obras son como las personas, no todas son bonitas, no todas tienen el cutis terso, el pelo lacio y todas tienen derecho siempre que se hagan con respeto, yo me exijo mucho a mí como creador y como ser humano. El arte es una actitud ante la vida y es una manera de vivir, creo que artista es cualquiera que encuentre lo que le gusta hacer, lo haga, trate de hacerlo mejor cada día y si puede vivir de eso, perfecto. Ser artista no es hacer una película o un libro, es crear y hasta un albañil crea, tú puedes ser artista como madre, por ejemplo, yo me exijo mucho desde la sinceridad de la obra, en eso es en lo que me exijo a mí mismo, en ser cada vez más sincero.

 

Visto 7717 veces Modificado por última vez en Miércoles, 30 Julio 2014 08:06

Comentarios  

 
#1 Cinthya 24-07-2014 11:01
Felicidades.... y éxitos en tu carrera artística
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar