miércoles, 22 mayo 2019, 09:21
Lunes, 14 Julio 2014 12:20

¿Cómo se hizo Meñique?

Escrito por  Cecilia Crespo/OnCuba
Valora este artículo
(2 votos)

Con una calidad artística y nivel técnico apreciable, el pequeño héroe llegará acompañado de nuevos personajes como regalo de los Estudios de Animación del ICAIC para los niños en este verano.

El tan esperado estreno de Meñique, el primer animado en 3D cubano, ya tiene fecha: el próximo domingo 20 de julio a las 10.00 AM en el Cine Chaplin. Con una calidad artística y nivel técnico apreciable, el pequeño héroe llegará acompañado de nuevos personajes como regalo de los Estudios de Animación del ICAIC para los niños en este verano.



Cartel de Meñique

Cartel de Meñique


Dirigido por Ernesto Padrón, se trata de una versión libre del clásico cuento martiano publicado en La Edad de Oro en 1889 a partir del cuento Poucinet del francés Edouard Laboulaye.

La obra ha sido adaptada al cine de animación y preserva la esencia del cuento. En la concepción artística en la que se incluyeron personajes nuevos, se recreó la épocadonde se desarrolla la historia, pero con una mezcla de paisajes cubanos, estilos arquitectónicos de la colonia, vestimentas criollas, latinoamericanas y con humor costumbrista.

En 80 minutos la película cuenta la historia de Meñique, un pequeño joven campesino que intenta sacar a su familia de la pobreza. Su encuentro con el Espejo Mágico de la Media Naranja, quien le revela la mujer de sus sueños, dará inicio a los acontecimientos. Un enorme roble hechizado deja al palacio del rey en las tinieblas y sin agua. El soberano promete otorgar el título de Marqués y dar a su hija, la princesa Denise, en matrimonio, a quien logre cortar el árbol y abrir un pozo.

Alrededor de la ciudad hay una enorme favela en la que viven los pobres. Una misteriosa ladrona roba en el palacio para darles dinero. Ella también robará el corazón de Meñique en esta aventura donde se mezclan la acción, la inteligencia y el amor para demostrar que “el saber puede más que la fuerza”.

Todo comenzó hace ocho años, cuando comenzaron a materializar la idea del filme, aunque no fue hasta 2008 en que decidieron realizarlo en 3D. La tercera dimensión es una tecnología que ha llegado un poco tarde al cine de animación nacional por lo que este filme sirvió de escuela para sus realizadores.

Dilatado y arduo ha sido el sendero transitado por Meñique para mostrarle sus aventuras a todo el público desde los años setenta en que Tulio Raggi acarició la idea y le encargó a Padrón el diseño de los personajes.


Es la primera producción nacional que utiliza figuras volumétricas en su totalidad y no dibujos planimétricos consabidos como hasta ahora empleaban. En producción la tecnología 3D se entiende como el uso de software o programas donde se animan los personajes y los fondos con volúmenes y profundidad de campo visual.

En la exhibición, la tercera dimensión consiste en la percepción de estos volúmenes mediante lentes específicos diseñados especialmente para apreciarla. A pesar de de ser una película 3D, Meñique será exhibida en nuestros cines en el sistema de proyección convencional 2D. No obstante, su técnica de producción le permitirá al espectador apreciar la tridimensionalidad sin necesidad de utilizar otro aditamento.

Fueron seis años de intenso trabajo, aunque una producción con estas características siempre lleva su tiempo como mismo sucedió con Wall E de Pixar, que se tardó cinco años y medio en culminarse con un presupuesto millonario. Buscando a Nemo demoró cuatro 4 años y la primera parte de Shrek tres para su estreno.

Con dos de sus supervisores de animación, Pedro Miralles y Jerzy Pérez, y su director de producción, Ariel Blanco, OnCuba conversó para conocer detalles de la realización de este pequeño gigante de la animación cubana.

Animación


¿Cómo fueron animados los personajes del largometraje?

Muchos creadores contribuyeron con los diseños de los personajes, como el desaparecido Tulio Raggi, quien aportó mucho a la película desde la concepción de su idea, y Reyneiro Tamayo, entre otros. Desde el punto de vista de animación ya a nosotros nos entregan los personajes diseñados para animarlos como si fueran marionetas que en vez de hilos llevan controles para animarlos. Nuestro trabajo fue darles vida, movimiento, personalidad y gestualidad, que tenían que respetar sus sentimientos, procedencia y estilo.

Fue complejo llegar exactamente a la medida, sin quedarnos por debajo ni por encima, para respetar lo que quería transmitir en todo momento el director. Un solo animador no anima el mismo personaje durante toda la película, van a ver varias escenas que fueron animadas por otro animador. Todos somos y trabajamos de una forma diferente y uno de los trabajos de los supervisores de animación es velar porque el Meñique animado por Pedro se asemeje al que animó José en cuanto a características e identidad.

Sabemos que hay personajes nuevos en esta versión…

La versión libre de Meñique de José Martí es tan pequeña que si la animamos se puede contar en solo diez minutos. Para que diera un largometraje, el director y guionista tuvo que crear otras situaciones y personajes que enriquecieran la trama. Aparecen entonces algunos extras que funcionan como matices, hay otros negativos como una bruja, su hijo, el capitán de la guardia que recibe órdenes del rey, el pico, la nuez y otros objetos mágicos que tienen su personalidad muy definida.

Más allá de las dificultades tecnológicas, ¿cuál fue el mayor desafío de Meñique?

En un principio, llegar al estilo de animación que el director quería, porque él no deseaba una animación muy Disney ni una muy realista, tuvimos que buscar un punto medio entre ambos estilos sin inclinarnos por ninguno. El otro reto fue cómo unificar y cómo comunicar la idea al resto de los animadores que fueron más de veinte y, por supuesto, terminar la película que fue lo más difícil de todo. También fue desafiante lograr que cada personaje, a pesar de los diversos animadores que en ellos intervenían, se sintiera igual y se percibiera coherentemente.

¿Consideran que Meñique se encuentra a un nivel competitivo internacional?

Meñique tiene un estilo único y las situaciones que creó el guionista son muy divertidas e interesantes. A la industria cubana en materia de animación aún le falta coger experiencia pero vamos por un buen camino. Por tanto, consideramos que está listo para competir tanto dentro como fuera del continente.


Producción

¿Qué destacaría de las rutinas productivas y de las especificidades de la dirección de producción de Meñique?

La producción, como todos los procesos, tuvo su sistema de capacitación. Este tipo de película, como se hizo por primera vez, necesitaba perfeccionar a nuestros animadores. Aunque el estudio había experimentado con la técnica en algún que otro corto, un largometraje con estas características es algo muy diferente y complejo que requiere una gran preparación. Se estudió mucho, se consultó mucha bibliografía y entre todos logramos un flujo de comunicación y de producción que se adaptara a las condiciones reales del estudio, de nuestra conectividad y de nuestro país.

Ahora que vemos la película terminada nos damos cuenta de que sí se logró, que funcionó lo que hicimos. Esta es una película que pasó por etapas muy complejas durante su producción. Nuestro sistema de producción fue muy dinámico y estuvo siempre sujeto a cambios y modificaciones contantes.

¿Cómo tienen pensada la distribución internacional del largometraje?

Meñique será una película que tendrá una vida comercial intensa y dinámica. Es una película que si logra posicionarse como aspiramos en los diversos eventos y festivales que participará, le sacaremos mejor provecho. De todas formas, cuenta con la empresa productora alemana Solamedia que está gestionando su distribución en gran parte de Europa. Se ha insertado la película en España, Portugal, Alemania, Reino Unidos, Estados Unidos y casi en toda Latinoamérica.

¿Es cierto que Meñique tendrá continuidad en un videojuego?

Este sistema de capacitación que hemos logrado con Meñique ha propiciado que nuestros muchachos hayan adquirido conocimientos que le permiten desarrollarse en nuevos proyectos. El estudio se está planteando nuevas metas, experimentar en nuevos caminos como el del videojuego. Queremos incorporarlo, estamos dando los primeros pasos pero es algo aun muy incipiente aunque no queremos dejar pasar esta oportunidad con los conocimientos que hemos adquirido.

Nos trazamos esas estrategias y vamos venciendo etapas para lograr un videojuego de calidad que pueda insertarse en diversos mercados, como mismo sucedió con el filme, que cuando lo vean apreciarán el resultado artístico que nos tiene muy orgullosos y complacidos.



http://oncubamagazine.com/wmag/wp-content/uploads/2014/07/Balc%C3%B3n-del-cuarto-op1.jpg
Balcón del cuarto (Bocetos de Meñique)




http://oncubamagazine.com/wmag/wp-content/uploads/2014/07/Cabeza-del-Drag%C3%B3n-17-22-18-op.jpg
Cabeza del Dragón (Bocetos de Meñique)



http://oncubamagazine.com/wmag/wp-content/uploads/2014/07/Retrato-de-la-Princesa-op.jpg
Retrato de la Princesa (Bocetos de Meñique)


http://oncubamagazine.com/wmag/wp-content/uploads/2014/07/5-op.jpg
El Hacha (Bocetos de Meñique)

alt

alt

Visto 4628 veces

Medios

Comentarios  

 
#1 thelastsoulja 15-07-2014 22:27
Hay que ver si no la hechan a perder la historia como la animacion de Abdala que tanto bombo y platillo tuvo y de al que nadie ahora habla!!!
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar