jueves, 20 septiembre 2018, 19:50
Miércoles, 28 Mayo 2014 07:08

Tesis de grado: Exponer, ¿conocimientos o moda?

Escrito por  Rosa Fernández
Valora este artículo
(53 votos)

Las exposiciones de tesis en la Enseñanza Superior en estos tiempos han tomado un rumbo un tanto preocupante.

En una semana comenzará la entrega de las tesis de Licenciatura de la Enseñanza Superior para algunas carreras. Junio se vuelve el mes de la defensa de todo el conocimiento adquirido en todo este tiempo de recaudación de información, pero a algunos no les preocupa tanto el acto de exponer como toda la parafernalia a desplegar alrededor del asunto.

La exposición del ejercicio de culminación de estudios, en estos tiempos, no solo lleva intrínseca la preparación en cuanto a dones de oratoria, el dominio del tema que por todo un curso persiguió a los estudiantes en sueño y pensamiento, sino zapatos, ropa, brindis, buffet, regalo, otra vez zapatos y ropa para recoger el diploma, y algún que otro invento que hayan fijado los más adinerados.

Lo peor es que se imita la trascendencia de estos rituales y se suman fantasmas a la fecha marcada en el calendario como día crucial, pues parece que no bastara con saberse desde el capítulo teórico hasta los resultados, recitar como en un concurso de declamación cada cita o repasar mentalmente las páginas que una vez estuvieron en cero, se precisa más, una cuenta en CUC que respalde, todo el protocolo del momento.

El bufete puede ser estilo cumpleaños, o más bien como un brindis de boda planeada de corre corre, puede incluir desde panecitos, dulces finos y ensalada, hasta un cake gigante a repartir entre los presentes y el tribunal por supuesto. Estos deben salir contentos del lugar y les puede tocar desde un recuerdo del defendido hasta una botella a descorchar.

Los padres alientan las ideas y ya no basta reunir el dinero para la logística propia de las necesidades de un estudiante universitario que incluyen en el estado máximo de felicidad, una computadora, memoria flash y otros artículos que varían en dependencia de la carrera elegida, sino que con la tesis, aparece una cuenta más que destinará sus fondos a este día.

La mañana de la exposición, está presente el estrés propio de los miedos de quedarse en blanco, cancanear ante las respuestas a los oponentes o no saber lo próximo, sumado- en el caso de las mujeres- al tener que realzar la figura con tacones, como si el proyector que reproduce las diapositivas, por un segundo, se tornara en una bola de discoteca.

En acto triste, casi como por costumbre, todos reproducen esta forma de exponer, de preparar la tesis como una boda o quince, de vestir a la familia para el evento intelectual, de comprar todos los alimentos que aumentarán la lista de lo que ofertarán en el bufete, de estereotipar el asunto y convertirlo en la razón para gastar los ingresos mensuales.

El caso, es que no aplaudo presentarse en el día final de tus estudios como un desfachatado; como un mendigo a punto de comenzar a pedir a gritos la limosna, pero tampoco encuentro atractivo alguno en tener que montar todo un teatro alrededor de un evento tal.

La nota que llevarán a casa como testigo del paso por el mundo universitario, durante cinco años, depende exclusivamente del conocimiento, de la preparación, de lo que se demuestre que se sabe, no del regalo que se llevará el tribunal o de las ofertas gastronómicas del día. Creo yo, que expondré tesis este mes de junio.

alt

alt

Visto 13427 veces Modificado por última vez en Lunes, 07 Julio 2014 15:09

Comentarios  

 
#58 Lázara 28-05-2015 10:25
El artículo lo considero interesante, pero no hay que ir a los extremos, porque en realidad ese es uno de los días más importante en la vida de un estudiante y de sus padres viendo cumplido parte de sus sueños, además estoy convencida que par cada estudiante que se gradúa el aspecto esencial lo constituye la EXPOSICIÓN decir de buen cubano lo otro es ÁREA VERDE, Y LE DIGO A SU AUTORA Rosa Fernández que si constituye un día crucial y el que tenga posibilidades que descorche su botella y haga los rituales que estime pertinente, porque sabemos además que los tribunales universitarios no se dejan impresionar por comida y que a ellos más que a nadie lo que le interesa es la exposición. En las facultades siempre se unen los que defienden un mismo día y hacen su brindis y ahí están incluidos los que tienen y no tienen, en lugares que no se corresponden con el de la exposición y al final los profes no saben quien aportó una cosa u otra.
Mi opinión SEAN FELICES CON LO TENGAN Y PUEDAN, ESE DÍA ES ÚNICO, VALE LA PENA INVERTIR EL DINERO CON QUE SE CUENTA PORQUE ESE MOMENTO NO REGRESARÁ, POSIBLE NUNCA MÁS VEAS ALGUNOS PROFESORES QUE TE FORMARON, AMIGOS QUE SUFRIERON LARGAS NOCHES DE ESTUDIO Y OTRAS COSAS MÁS.
 
 
#57 Raúl Fuillerat 20-06-2014 10:49
Isabella antes de leer el elogio que me haces, había leído el suyo y en realidad me hizo recordar a muchos pero muchos alumnos buenos que tuve a los cuales tuve el honor de ser su tutor o estar de oponente o en el tribunal. Esa es la esencia excelente muchacha, es dar lo que tenemos, pero entregar por el jubilo, la emoción que nos produce un acto que como bien usted califica es tan o más importante que otros, y sí, he tenido alumnos magníficos que ni tan siquiera un bolígrafo porqué no han podido, pero me han invitado a un café con su humilde familia, y he sentido mucha satisfacción en compartir con ellos lo bien que han formado a su hijo, y sin caer en dramatismos, pregunto ¿Puede un perfume caro o una cámara de video que vi regalar en una ocasión al presidente de un tribunal ser más emocionante que ese encuentro que tuve en la casa de mi alumno con su familia y que terminamos brindando con un refresco instantáneo? No me critiquen, ni me digan que estoy exagerando y que soy tonto, sí, soy un maestro en esencia soñador y disfruté, mientras me permitieron ser maestro todas estas cosas, por ello, siempre mis ex alumnos me distinguen, me llaman el día del educador, el día de los padres, en cualquier momento, porque fueron alumnos como usted Isabelle, de esas que saben por dónde anda el camino más corto y humilde, pero sincero, a la felicidad y a la plena realización. La mejor de las leyes es que cada alumno, cada padre, cada familiar, y cada maestro haga conciencia de lo deshonesto de estos procederes y así no habrá necesidad de ver las cosas en blanco y negro como dice usted, ni de establecer una ley que puede resultarnos tan pero tan bochornosa a los maestros, alumnos y familiares de los que se gradúan como profesionales éticos y honestos. Felicidades Isabelle y espero todo te haya salido súper bien. Un abrazo y un beso Fuillerat
 
 
#56 maira 09-06-2014 16:48
Me parece interesante en tema. Realmente en estos tiempos, lo superficial se trata de imponer sobre lo esencial. haría falta recordar a los tontos o vanidosos, el libro del Principito.
Me gradué hace 25 años en el antiguo Instituto Politécnico Julio Antonio Mella, discutimos 1o cros en la Universidad de Moa, en un aula sencilla, con retroproyector, pero sobre todo con un tribunal de excelencia, y tutores especiales. Aprendimos de los obreros y técnicos de la Planta René ramos Latour, de la Ché Guevara o del CILA. No necesitamos más que discutir todo lo aprendido, con ropa sencilla y al final el abrazo y beso agradecido y la dedicatoria a profesores y sobre todo a la Revolución. Qué felices estuvimos todos. Ojalá esa sensación la sientan los que hoy andan en busca del brindis y no del conocimiento que permite defender una investigación. recuedos a los del TPQ de 1988
 
 
#55 maira 09-06-2014 16:48
Me parece interesante en tema. Realmente en estos tiempos, lo superficial se trata de imponer sobre lo esencial. haría falta recordar a los tontos o vanidosos, el libro del Principito.
Me gradué hace 25 años en el antiguo Instituto Politécnico Julio Antonio Mella, discutimos 1o cros en la Universidad de Moa, en un aula sencilla, con retroproyector, pero sobre todo con un tribunal de excelencia, y tutores especiales. Aprendimos de los obreros y técnicos de la Planta René ramos Latour, de la Ché Guevara o del CILA. No necesitamos más que discutir todo lo aprendido, con ropa sencilla y al final el abrazo y beso agradecido y la dedicatoria a profesores y sobre todo a la Revolución. Qué felices estuvimos todos. Ojalá esa sensación la sientan los que hoy andan en busca del brindis y no del conocimiento que permite defender una investigación. recuedos a los del TPQ de 1988
 
 
#54 Yen 03-06-2014 14:11
Me parecen muy pertinentes los comentarios y que un tema tan sensible para nosotros los padres tenga finalmente un espacio de discusion y digo los padres para no decir nuestros hijos muchas veces ahogados ante las diferencias que se van imponiendo y de las otras situaciones no esenciales que rodean un acto tan importante como es la discusion de la tesis.
Parece que mi experiencia en la universidad de Oriente es compartida por otras insituciones uniersitarias: el pedagógico, ciencias médicas etc. Una pena. El mayor tesoro es el conocimiento y la dignidad de las personas y a veces quedan dudas de si realmente estamos educando en eso y para eso, para que sean los hombres y muejres dignos que nuestra patria necesida. Si esa no es la funcion de la universidad, entonces cuál?
 
 
#53 Yen 03-06-2014 14:11
Me parecen muy pertinentes los comentarios y que un tema tan sensible para nosotros los padres tenga finalmente un espacio de discusion y digo los padres para no decir nuestros hijos muchas veces ahogados ante las diferencias que se van imponiendo y de las otras situaciones no esenciales que rodean un acto tan importante como es la discusion de la tesis.
Parece que mi experiencia en la universidad de Oriente es compartida por otras insituciones uniersitarias: el pedagógico, ciencias médicas etc. Una pena. El mayor tesoro es el conocimiento y la dignidad de las personas y a veces quedan dudas de si realmente estamos educando en eso y para eso, para que sean los hombres y muejres dignos que nuestra patria necesida. Si esa no es la funcion de la universidad, entonces cuál?
 
 
#52 Yen 02-06-2014 16:28
Me parecen muy pertinentes los comentarios y que un tema tan sensible para nosotros los padres tenga finalmente un espacio de discusion y digo los padres para no decir nuestros hijos muchas veces ahogados ante las diferencias que se van imponiendo y de las otras situaciones no esenciales que rodean un acto tan importante como es la discusion de la tesis.
Parece que mi experiencia en la universidad de Oriente es compartida por otras insituciones uniersitarias: el pedagógico, ciencias médicas etc. Una pena. El mayor tesoro es el conocimiento y la dignidad de las personas y a veces quedan dudas de si realmente estamos educando en eso y para eso, para que sean los hombres y muejres dignos que nuestra patria necesida. Si esa no es la funcion de la universidad, entonces cuál?
 
 
#51 Yen 02-06-2014 16:28
Me parecen muy pertinentes los comentarios y que un tema tan sensible para nosotros los padres tenga finalmente un espacio de discusion y digo los padres para no decir nuestros hijos muchas veces ahogados ante las diferencias que se van imponiendo y de las otras situaciones no esenciales que rodean un acto tan importante como es la discusion de la tesis.
Parece que mi experiencia en la universidad de Oriente es compartida por otras insituciones uniersitarias: el pedagógico, ciencias médicas etc. Una pena. El mayor tesoro es el conocimiento y la dignidad de las personas y a veces quedan dudas de si realmente estamos educando en eso y para eso, para que sean los hombres y muejres dignos que nuestra patria necesida. Si esa no es la funcion de la universidad, entonces cuál?
 
 
#50 Isabella 31-05-2014 20:38
Sr. Raul Fuillerat me gusto mucho su comentario.
 
 
#49 Isabella 31-05-2014 20:38
Sr. Raul Fuillerat me gusto mucho su comentario.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar