jueves, 18 julio 2019, 03:02
Miércoles, 21 Mayo 2014 02:34

Herencia de Venezuela en Cubadisco

Escrito por  Maylin Alonso Chiong, especial para Cubasí
Valora este artículo
(0 votos)

Como una especial oportunidad de recorrer el universo sonoro venezolano desde la magia y el simbolismo de sus tambores, se nos presenta el grupo Herencia, portador de una cultura mestiza...

 

Como una especial oportunidad de recorrer el universo sonoro venezolano desde la magia y el simbolismo de sus tambores, se nos presenta el grupo Herencia, portador de una cultura mestiza fraguada en la resistencia, que es madre hoy de ritmos como el patarrumba, el funk´ata y el ocumarengue. Detrás de cada uno de ellos, la simbiosis del golpe de Patanemo, el calipso del Callao, la samba, el reggae, el jazz latino y otras sonoridades de la región.

 

Invitado especial a la XVIII edición de la Feria Internacional Cubadisco 2014, las presentaciones de este grupo junto a las orquestas Klímax, Habana de Primera y Moncada prometen volver memorable esta fiesta de la industria fonográfica dedicada a la percusión y enriquecer a la vez la propuesta de Herencia, al decir de su director Armando Manuel Moreno.

 

La nuestra es una herencia musical que nos viene en los genes desde nuestros ancestros, esa tríada compuesta por el tronco europeo, el africano y el originario, de la que es fruto la inmensa diversidad cultural de Venezuela.

 

¿Cómo surgen los ritmos creados por Herencia?

 

Yo me aboqué a hacer investigaciones en diferentes puntos de mi país, en la bahía de Patanemo en el estado Carabobo, en Zulia, Barquisimeto, Barlovento, Aragua y todo lo que aprendí lo fui llevando a un ensamble rítmico con el cumaco y los clarines.

 

Gracias a la vida, a la pachamama, que me dio el don de crear ritmos y con toda la confluencia que tenemos de la salsa, el jazz, el reggae, yo logré plasmar y desarrollar el patarrumba, pata, de Patanemo y rumba, para el rumbero, para el bailador. También surgió así el funk´ata, que es funk con sangueo de Cata, así llamada la bahía del estado Aragua y el ocumarengue, algo parecido a ese apapachado dominicano con ocumare de la costa, pero que se hace exclusivamente con la sección rítmica venezolana del estado Carabobo.

 

Ahí convergen los ritmos, en algo que se parece a todo, pero que en el fondo es Venezuela.  

 

¿Cuándo y dónde se crea el grupo?

 

El grupo surge el 10 de enero de 1999 en Caracas. Es algo muy casual, porque coincidió con la llegada de nuestro comandante supremo, el gigante Hugo Chávez Frías y desde entonces hemos marcado una pauta, ahora más con esta fuerza cultural que está emergiendo y concientizándose, que nos estamos reconociendo y sobre todo en esta visita.

 

¿Qué significado tiene para ustedes este intercambio con la cultura cubana?

 

Yo he estado en Cuba varias veces, creo que esta es la séptima vez, incluso hemos grabado con artistas como Giraldo Piloto, Habana de Primera, de Alexander Abreu, Amaury Pérez, Manolito Simonet, Isaac Delgado y otros.
Los cubanos han tenido mucha receptividad con nuestros ritmos, que han reconocido como un género musical nuevo. Ellos, que inventaron el son y a los que el mundo reconoce como los artífices de la resistencia de la música latinocaribeña, cuando oyeron a Herencia y descubrieron que no están sus instrumentos, el bongó, la tumbadora y el timbal, se sorprendieron mucho. ¿Cómo se puede hacer una música que se parece a la nuestra pero sin nuestros instrumentos? pues ese es el acontecimiento cultural de Herencia en Cuba.

 

¿Expectativas para este Cubadisco?

 

Es ante todo un compromiso, un enlace inquebrantable, una confluencia, sobre todo en la Isla que ha tenido esa resistencia firme dentro de su concepción ideológica del socialismo y Venezuela por otro lado, con su movimiento. Somos simplemente dos hermanos que vamos a un punto común, que es la cultura.

alt

Información adicional

  • Artículo Relacionado:

     

Visto 1504 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar