miércoles, 26 febrero 2020, 18:37
Jueves, 15 Diciembre 2011 10:05

Fin de la ocupación: Estados Unidos arría su bandera en Irak

Escrito por  Pren
Valora este artículo
(0 votos)

Estados Unidos oficializó el fin de casi nueve años de ocupación en Irak con una teatral ceremonia de arriado de su bandera, dejando tras sí un país devastado y con más de 100 mil muertos.

 

Estados Unidos oficializó el fin de casi nueve años de ocupación en Irak con una teatral ceremonia de arriado de su bandera, dejando tras sí un país devastado y con más de 100 mil muertos.

  El estandarte estadounidense fue descendido del mástil de una base militar en Bagdad durante un acto solemne y cargado de alabanzas a lo que el presidente estadounidense, Barack Obama, calificó ayer en Fort Bragg de "extraordinarios logros" en esta nación árabe.

Al hablar en la ceremonia, el secretario de Defensa norteamericano, Leon Panetta, felicitó a oficiales y soldados por el "gran sacrificio" que -dijo- hicieron unos 1,5 millones de efectivos del Ejército desde que en marzo de 2003 se invadió Irak para derrocar a Saddam Hussein.

Panetta, quien viajó desde Afganistán para presidir el acto de "guardar" la bandera, señaló que la operación en Irak ha tenido un "alto costo en sangre y dólares".

Hasta ahora salieron rumbo a Kuwait más de cinco mil 500 uniformados después de traspasar la seguridad a fuerzas iraquíes, y un reducido grupo se quedará como parte del personal de seguridad de la embajada estadounidense en Bagdad, que tiene casi 16 mil personas.

Entre los soldados que seguirán aquí hay unos 200 asesores militares y contratistas privados que adiestran a las fuerzas iraquíes.

Por su lado, el presidente del Parlamento, Osama Al Nujaifi, consideró "ilógica" la abultada cifra de casi 16 mil empleados en la legación norteamericana después de la retirada formal, y urgió al gobierno a responder a ese hecho de manera contundente.

Al Nujaifi anunció que el hemiciclo convocará al primer ministro Nouri Al-Maliki para que informe del resultado de su reciente visita a Washington, luego del pronunciamiento del pasado día 11 del Consejo Supremo Islámico, encabezado por Ammar Al-Hakim.

Según esa instancia, la cantidad de empleados norteamericanos es "una cifra colosal y una excusa para mantener un gran número de militares en el país". "Los norteamericanos están usando ahora otros medios para quedarse en Irak", acotó Al-Hakim.

Los soldados que están aún en Irak saldrán antes de concluir 2011, en base a un acuerdo de seguridad suscrito en diciembre de 2008 por el entonces presidente George W. Bush, durante una visita inolvidable por los zapatos que le lanzó un periodista iraquí en una rueda de prensa.

El Pentágono llegó a desplegar aquí hasta casi 170 mil hombres en más de 500 bases militares, de los cuales murieron alrededor de cuatro mil 500, la mayoría por ataques de la resistencia durante un período en el que perecieron más de 100 mil iraquíes y hubo numerosos heridos.

La invasión y ocupación, que dejó también 30 mil estadounidenses lesionados, provocó 1,75 millones de desplazados iraquíes y exacerbó una violencia sectaria de la cual todavía no se recupera el país, pese al notorio declive respecto a 2006 y 2007, los años más convulsos.

Obama aseguró que la retirada obedecía al cumplimiento de la misión de dejar un Irak "más soberano, estable y autosuficiente", pero la salida fue forzada por el fracaso de negociaciones para que el parlamento local concediera inmunidad judicial a las tropas foráneas.

Visto 4713 veces

Pese a la promesa del presidente norteamericano Barack Obama de retirar por completo sus tropas del territorio iraquí el 31 de diciembre, EE.UU. hará todo lo posible por controlar la región...

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar