jueves, 19 septiembre 2019, 08:25
Domingo, 04 Mayo 2014 09:17

¿Asuntos de Barbies?

Escrito por  Paola Cabrera Rodríguez, Yohana Oviedo Zamora, Grethel Morales Acosta
Valora este artículo
(45 votos)

Las tendencias de tener un busto perfeccionado por la ciencia invaden nuestro patio. En Cuba, los implantes de senos encuentran tanto adeptos como detractores.

Pero a diferencia de tiempos de antaño, hoy crece la disposición femenina a destacar esa parte del cuerpo con la ayuda de la cirugía.

La coquetería de las mujeres cubanas es una característica que pudiera hablar del deseo de algunas por aumentar su busto. Por  eso, no es de extrañar que en las salas de las casas o en los espacios para compartir con las amistades, salga a la luz el tema de los implantes mamarios.


Muchas veces se asume que el culpable de esta tendencia sea el consumo cultural de programas televisivos foráneos y los patrones de belleza impuestos a fuerza de proyectar el cuerpo ideal.


Entonces, la proyección de una buena figura supone dar la bienvenida a los escotes antes mirados con añoranza. ¿Es el implante la solución a una inconformidad física?


Árbol que nace torcido… la ciencia lo endereza


Existen enfermedades específicas por las cuales algunas mujeres deciden someterse a una intervención quirúrgica para ponerse implantes. El síndrome de Poland o la ausencia del pectoral, patología donde no crece tejido mamario; las hipertrofias y el cáncer de mama, clasifican entre las principales causas.


Pero hay otras razones que a veces son juzgadas como estéticas, como el deseo de tener un busto más grande o la inconformidad con la forma de los senos, luego de la maternidad.


Zuleica Camacho, por ejemplo, se operó hace seis años porque después del embarazo bajó de peso y, como la personas le hablaban de los implantes, quiso hacerlo.


Los implantes mamarios, tanto de silicona como de solución salina no afectan la lactancia del bebé y, si se cumple con las precauciones establecidas, tampoco comprometen la salud de la paciente. La operación es ambulatoria y casi siempre la etapa posterior de curación termina a las dos semanas.


Hace cuatro años que María Isabel Rodríguez obtuvo sus implantes por razones similares a las de Zuleica Camacho y ella enfatiza que mientras en otros países se paga por esta cirugía, en Cuba es gratuita.


Los hospitales cubanos especializados en este tipo de intervenciones garantizan los implantes (cuyo precio oscila entre los 600 y 900 dólares), si la operación se realiza por alguna patología. Cuando se hacen por una decisión particular, sin que medie un criterio médico, la paciente debe adquirirlos por su cuenta y tener un detallado expediente con sus características. En ambos casos, la cirugía y la recuperación son gratuitas.


El hospital Hermanos Ameijeiras es el único centro facultado por el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) para la realización de implantes mamarios si la paciente adquiere la prótesis en el exterior y es apta, según la valoración de especialistas.


Los recovecos de una práctica médica


El cirujano plástico Vladimir Hernández Cabrera comentó a estas periodistas que la cirugía estética en Cuba comenzó a partir de los años 50, con el servicio de quemados. En aquel entonces, era de tipo reconstructiva y se les realizaba  a aquellas personas que padecían secuelas de quemaduras.


Asimismo, los hospitales Calixto García y Joaquín Albarrán fueron los primeros en poner en práctica esta especialidad.
El triunfo de la revolución dio paso a una amplia formación de cirujanos plásticos. Además, hubo un incremento de casos con inconformidades de su cuerpo, de tal manera que la atención a la población comenzó a partir de personas con deformidades congénitas y envejecimiento cutáneo, según Hernández Cabrera.


El desarrollo de la cirugía plástica alcanzó niveles mucho más elevados, pues además de atenderse casos con deformidades e irregularidades, aparece el implante o prótesis como una solución médica y estética.


Las prioridades para la cirugía de implantes en Cuba responde a los padecimientos de tipo oncológico y luego a hipertrofias mamarias o gigantomastias, así como a enfermedades con síntomas psicológicos y físicos considerables.


Al respecto, el cirujano Pavel Reyes Rodríguez anota que “los implantes mamarios son estéticos, pero también funcionales porque hay pacientes con ausencia de mamas o que después del parto resultan atrofiadas y disminuyen considerablemente. Al incorporarles un implante, mejoran su autoestima”.


La autoestima de una persona es fundamental no solo porque es necesaria para enfrentar y aceptar la realidad;  una persona inconforme consigo misma puede llegar a deprimirse de tal manera que devenga en una enfermedad.
Por esa razón, la decisión de poner una prótesis depende de los cirujanos, anestesistas y una valoración psicológica del paciente.


Si bien los patrones estéticos internacionales influyen  en el deseo de cambiar y embellecer,  la cirugía estética con implantes de busto no puede verse como un capricho, es ante todo una alternativa para sentirse bien y conforme con el propio cuerpo.

Visto 9422 veces Modificado por última vez en Miércoles, 07 Mayo 2014 06:40

Comentarios  

 
#33 Musi 31-03-2015 18:50
Hola, muy buen artículo, pues trata el tema desde una mirada bastante ¨neutra¨ y no atacando a todas las personas que quieran usar estos implantes como obsesionadas/po sesas de la industria cultural y de la moda.
Si bien es cierto que podrían buscarse alternativas para palear los costos de estos articulos por razones exclusivamente ¨estéticas¨ , creo que CADA PERSONA ES LIBRE DE ESCOGER y de hacer lo que quiera con su cuerpo, mucho más en nuestro país donde contamos con excelentes especialistas y con instalaciones que cumplen con los requisitos higiénicos necesarios donde la vida del paciente no corre ningún riesgo más allá de los que implica el procedimiento en sí, y dicho sea de paso, también celebro a la prioridad que se le otorga a los casos de oncología.
Considero smplemente que las personas que se decidan a hacerlo deben estar seguras de que es realmente lo que quieren porque es una decision de por vida, estos implantes tarde o temprano habrá que sustituirlos, así que es necesario informarse bien del procedimiento y los riesgos (permite una maternidad perfectamente normal ;) )y al resto de las personas, deben respetar las decisiones de las ¨pacientes¨, muchas veces los ¨argumentos¨ que usan para refutar esta idea están basados en prejuicios y desconocimiento , pero OJO: esta es una decisión de por vida!!
Gracias.
 
 
#32 jexy 10-05-2014 10:59
HAYYYYY¡¡¡¡ YO QUIERE UN IMPLANTE DE SENOS al fina todos estos hombres hablan y hablan que la fachada no importa pero cuando ven a una mujer con los senos bien paraditos enseguiha se voltean.ademas es cuestion de estetica
 
 
#31 jexy 10-05-2014 10:59
HAYYYYY¡¡¡¡ YO QUIERE UN IMPLANTE DE SENOS al fina todos estos hombres hablan y hablan que la fachada no importa pero cuando ven a una mujer con los senos bien paraditos enseguiha se voltean.ademas es cuestion de estetica
 
 
#30 Armandón 09-05-2014 17:35
Me parece una idea exelente para todas las chicas ,
asi se veran mas sexy ..
 
 
#29 Armandón 09-05-2014 17:35
Me parece una idea exelente para todas las chicas ,
asi se veran mas sexy ..
 
 
#28 Fauna 09-05-2014 16:18
En mi opinión si fuera necesario, lo haria, sino,no me someteria a hacermelo
 
 
#27 Fauna 09-05-2014 16:18
En mi opinión si fuera necesario, lo haria, sino,no me someteria a hacermelo
 
 
#26 Gema 09-05-2014 13:12
Yo en particular admiro los avances, de hecho me quisiera hacer uno, pero le tengo terrorrrrr al Salon, el q me quiera con mis manzanitas bien.
 
 
#25 Gema 09-05-2014 13:12
Yo en particular admiro los avances, de hecho me quisiera hacer uno, pero le tengo terrorrrrr al Salon, el q me quiera con mis manzanitas bien.
 
 
#24 nelson 08-05-2014 10:42
En materia de libros y de mujeres, resulta una insensatez llevarse por la portada, reza una frase célebre.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar