martes, 20 noviembre 2018, 22:53
Martes, 13 Mayo 2014 07:18

Llenar "El hueco" con asombro de pupilas

Escrito por  Rosa Fernández / Cubasi
Valora este artículo
(1 Voto)
Jóvenes reunidos en el espacio "La pupila asombrada" Jóvenes reunidos en el espacio "La pupila asombrada" Foto: Cubasí

Todos los últimos viernes de cada mes, desde las seis de la tarde El hueco del  Instituto Internacional de Periodismo José Martí se abarrota de personas.

Muchos son visitantes habituales, estudiantes, periodistas ya; otros, simplemente, llegan convocados por el sonido de la música.

 

Desde el 24 de enero de este año comenzaron a asombrarse las pupilas que pasaban por G o Avenida de los Presidentes, y se detenían y entraban a La pupila asombrada, iniciada con el sonido de la guitarra del trovador Tony Ávila y por la que han pasado figuras de nuestra cultura como el  repentista, narrador, ensayista y  poeta, Alexis Díaz Pimienta.


La idea, surge desde el blog La pupila insomne, del  bloguero cubano Iroel Sánchez, con la colaboración del trovador Fidel Díaz Castro periodista y director de la revista El Caimán barbudo.


De la canción Escaramujo de Silvio Rodríguez, se tomaría el nombre para este evento cultural  de debate y reflexión que realza nuestras raíces cubanas y demuestra la pertinencia de espacios como este que fomenten y promuevan un debate ente distintas generaciones y abogue por la cultura en todos sus ámbitos.


Ya han pasado cuatro meses desde que la guitarra de Tony regaló su música aquel 24 de enero y la idea fue tomando más forma, se sumaron colaboradores y ya este viernes 25 de abril, la Pupila asombrada arribó a su cuarta edición.


"La pupila… ha servido para convocar a los jóvenes a  un espacio alternativo a lo que está pasando en muchos  lados donde lo comercial, lo banal, lo simple y a veces hasta de mal gusto se impone", considera Fidel Díaz Castro.


"Asiste todo tipo de público pero fundamentalmente público joven, esto pudiese explicarse quizás por la proyección de videos y audiovisuales de la Facultad de Medios Audiovisuales FAMCA, además de la posibilidad de interactuar y descargar información  a través de la red local", agrega Fidel.


Pupilas jóvenes…


Daniel Galán desde antes de las seis y treinta, ya tenía abierta su laptop sobre una de las mesas del traspatio del Instituto Internacional de Periodismo José Martí. Junto a dos compañeros de aula, llegaron desde el Municipio 10 de Octubre, luego del último turno de clases en un preuniversitario Raúl Cepero Bonilla de la Víbora.


Era viernes. El último de abril y una pantalla inmensa anunciaba que estaba por comenzar la razón por la que todos se habían citado en aquel lugar: La pupila asombrada.


Su madre días antes le había comentado sobre el evento y entre todos los ganchos que usó para arrastrarlo consigo en su travesía --uno fue el más eficaz-- la presencia de la tecnología, la existencia de una wifi local que le permitiría descargar información y chatear con los presentes.


"Al enterarme de la posibilidad de entrar a una página desde donde pudiera acceder a fotos, música, videos, y poder compartir en el chat, quise venir a disfrutarlo y la verdad que  me gustó, en la wifi local encontré un libro que estuve buscando hace tiempo: El Hobbit", comenta Daniel.


Bertha Mojena, periodista y bloguera cubana, conoció del espacio desde su gestación, pues conoce el blog La pupila insomne y a través del intercambio en las redes sociales escuchó las campanas del inicio de esta nueva oportunidad para intercambiar y relajar.


"La presencia de emblemáticos trovadores de la nueva trova, la posibilidad de desconectar, compartir con mis amigos, tomar un trago, escuchar buena música,  y tratar de llevar un poco el espacio virtual del blog La pupila insomne a un espacio físico, son las razones por las que estoy aquí", agrega Bertha.


Espacios como ese escasean un poco en el panorama cultural cubano de la contemporaneidad. Los jóvenes disfrutan de cada una de las posibilidades que encuentran en este sitio y sobre todo se vuelve una respuesta a la necesidad de exponer criterios, apropiarse de información, poder debatir en torno a la proyección de audiovisuales y de compartir con otra generación.


"Estamos ubicados en un lugar muy céntrico, es viernes por la tarde y ya todos terminaron la escuela y el trabajo, no hay que pagar la entrada y hay servicio de coctelería ligera", son algunas de las razones que menciona Iroel Sánchez para dar explicación a la acogida del espacio por parte de todos.


"Pero sobre todo – hace énfasis en la idea – es un espacio para concentrar la música, el arte, la poesía, la posibilidad de llevarse en formato digital videos, audiovisuales, libros canciones, y brindar esas cosas que un poco que escasean y demuestran que es posible llevar la inteligencia y la diversión juntas".


Razones sobran para justificar la presencia joven en este espacio, las pupilas se encienden y preguntan todo, porque "Saber no puede ser lujo", como diría Silvio y los de menos edad cuestionan con sus ojos  y buscan aquí y allá entre cliqueos en una laptop o movimientos del dedo en un Ipad, información que los sacie y los haga descubrir lo que no entienden.


Apoyo institucional…


La pupila asombrada combina la tecnología con lo tradicional. Rescata lo viejo desde lo nuevo. Promueve el arte, la música, la  poesía y todos los ingredientes de la cubanía están presentes en esta velada artística.


En esta cuarta edición se han sumado los colaboradores y no se hizo esperar la ayuda del proyecto audiovisual Por un Mundo Mejor, conocidos por todos con las siglas PMM, quienes ofrecieron pantallas y luces para engalanar aún más el sitio.


"La Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), el Centro Pablo de la Torriente Brau, y el Instituto Internacional de Periodismo José Martí, nos han ayudado aunque aún es un proyecto incipiente y nos falta bastante por recorrer", señala Fidel Díaz.


A la empresa DESOFT le debieron los participantes, la existencia de la wifi local, y al Centro Pablo de la Torriente Brau, los 52 gygabyte de información que incluía desde libros hasta videos clips, además de la presencia del poeta y escritor cubano Victor Casaus, director de esta institución, quien regaló varios ejemplares de su libro Girón en la memoria.


La FAMCA proporcionó un compendio de audiovisuales que se proyectaron además en pantalla y sirvieron para promover el debate y entre otras instituciones que han apoyado este rescate a la trova, la poesía y la cultura toda.

Alexis Díaz Pimienta

Jóvenes compartiendo

 

Victor Casaus e Iroel Sánchez copia

fide en el hueco

 

 

 

alt

Información adicional

  • Artículo Relacionado:

     

Visto 2001 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar