jueves, 18 julio 2019, 19:50
Miércoles, 23 Abril 2014 18:09

Entretejiendo redes titiriteras en Matanzas

Escrito por  Mery Delgado/para CubaSí
 Vilu (en charrúa quiere decir hermosa) es el títere que Raquel y Tato entregarán a la Galería El Retablo, de Teatro Las Estaciones en el Hermanamiento de los dos festivales. Vilu (en charrúa quiere decir hermosa) es el títere que Raquel y Tato entregarán a la Galería El Retablo, de Teatro Las Estaciones en el Hermanamiento de los dos festivales.

A Gustavo (Tato) Martínez y Raquel Ditchekenián, titiriteros del Grupo Gira-Sol y representantes del Museo Vivo del Títere de ese país, el Taller Internacional de Títeres de Matanzas les abrió un mundo nuevo a partir de su primera vez en 2012.


“Encontramos gente muy particular, fuera de todo vicio ególatra y divismo que vemos en otros festivales, gente que expuso su corazón en la mano, y yo creo que lo vemos concretamente en lo que hemos producido uruguayos y cubanos desde aquel momento hasta ahora” -significó Tato.


Después del hermanamiento en Maldonado en ese año, Tato asegura que han buscado sobrepasar el hecho protocolar. “Desde ese momento hemos generado varias actividades entre las que se encuentran el Proyecto del Libro para el títere en el aula, del que participó el dramaturgo cubano Maikel Rodríguez del Grupo El Arca, quien hizo un aporte a nivel de dramaturgia y cómo aplicarla en el aula escolar”.


Asimismo realizaron teatritos que fueron distribuidos en escuelas rurales de 3 departamentos de Uruguay, para incrementar el gusto por los títeres y la interacción con la disciplina.


Por otra parte, destacó que los hermanamientos “nos permiten comprometer a las intendencias, a los gobiernos y que no quede supeditado a la buena voluntad de los titiriteros, porque necesitamos de infraestructura, de aporte económico; y eso lo podemos en la medida que haya una apropiación por medio del Estado. Acá se brindan las condiciones de que eso es posible, eso se puede hacer”, agregó el titiritero uruguayo.


Durante el taller matancero también se rendirá homenaje a Doña Irma Abirad, como gusta llamarla a estos artistas, quienes destacan de ella la docencia, su participación en la televisión educativa y su labor titiritera en la década del 40, donde integró al títere de guante la técnica catalana, lo que permitía manejar figuras  de gran tamaño; buscando a su vez que el público infantil se integrara a la danza.


A su labor de coleccionista y persistencia de la memoria titiritera, se debe la fundación en 1999 del Museo Vivo del Títere de Maldonado, donde deja como responsables a estos fieles herederos.


Tato y Raquel no vinieron con las manos vacías. En sus maletas cargaron el espectáculo Circo de sueños, donde no usan la palabra y ponen a volar la imaginación.


“El trabajo nuestro es a la vista, con una banda musical original para la obra y desarrollamos varias técnicas tradicionales como el títere de hilo. Tratamos de trascender el escenario y a medida que avanzamos parte de las escenas se vinculan con el público. En este espectáculo aplicamos lo que llamamos la estética de la ternura”, agregó Tato.


El objetivo de Circo de sueños es hacer que la gente se emocione -subraya Raquel- y funciona tanto para los niños de las guarderías como para los adultos.


Como extensión del TITIM, Circo de sueños, por Títeres Gira-sol de Uruguay, se presentará en el Teatro de la Orden Tercera de La Habana el próximo 25 de abril.

alt

Modificado por última vez en Viernes, 25 Abril 2014 11:17

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar