jueves, 13 diciembre 2018, 19:32
Jueves, 17 Abril 2014 05:09

ZunZuneo-Cuba: Enemigos “en pelota”

Escrito por  Nicanor León Cotayo
Valora este artículo
(6 votos)

La ilegal red de comunicaciones tiene el apoyo de los orates de la ultra.A pesar de todo lo dicho, aún hay voces que se identifican con la actuación grotescamente subversiva de la USAID.



El vapuleado caso de esa ilegal red de comunicaciones solo prosigue teniendo el apoyo de los orates de la ultra.

Hace días fue sacada a la luz por Associated Press (AP), en nada amiga de la isla, y la cuestionaron en el Senado de Washington.

Eso último aconteció cuando habló allí el director de la titulada Agencia Internacional de Estados Unidos para la Ayuda al Desarrollo (USAID), Rajiv Shah.

Lo hizo ante el Subcomité de Asignaciones, donde negó el carácter secreto de la iniciativa, pero antes la AP había obtenido  copias de mensajes ocultos enviados a través de ZunZuneo.

Algunos de estos, afirmó esa agencia, reflejaban “una sátira política aguda” enviada a teléfonos  celulares cubanos.

Y aunque en la reunión del martes Shah intentó dar visos de legalidad al programa sufragado por la USAID, no respondió preguntas sobre el origen de esa estratagema.

Según la agencia británica Reuters, el director de ese organismo dijo ante el mismo subcomité que su plan no iba contra el gobierno cubano.

Pero, cuando le preguntaron en varias ocasiones sobre el origen de la iniciativa, no respondió a sus interlocutores.

 Fue en tal escenario que el presidente del Comité de Asignaciones del Senado, Patrick Leahy, formuló una contundente definición sobre ZunZuneo al calificarlo de “idea estúpida y disparatada”.

La AP también deja ver que, según documentos obtenidos por ella, la “disidente” Yoani Sánchez  era candidata para transmitir su micro blog en la red secreta.

No en balde, horas antes de que AP hiciera estallar el caso de la maquinación, ella fue recibida en Washington por el vicepresidente, Joe Biden.  

Documentos circulados por Wikileaks demuestran que Sánchez forma parte de la política estadounidense “de cambio de régimen” en Cuba.

A pesar de todo lo dicho, aún hay voces que se identifican con la actuación grotescamente subversiva de la USAID.

El pasado nueve de abril, la radio del gobierno estadounidense (Voz de América) sirvió a Ileana Ros-Lehtinen para hacer constar su adhesión a ese plan ilegal.   

Según manifestó, algunos demonizan el llamado “Twitter cubano" porque tendrían una agenda política de respaldo a la dictadura de Castro.

La congresista republicana añadió que las iniciativas para promover la democracia en Cuba “son transparentes”.

A continuación reconoció implícitamente que existe desaprobación a la nueva maniobra secreta contra La Habana.

La pregunta es –subrayó Ros-Lehtinen- “por qué la prensa y algunos en el Congreso de Estados Unidos demonizan estos programas”.

Además lamentó que muchos en el Congreso empleen tiempo y energía en apoyar el respeto a los derechos humanos, pero que no hagan lo mismo con Cuba.

Luego citó los nombres de llamados activistas pro-derechos humanos en la isla a quienes la USAID trata de ayudar con estas iniciativas.

Con franqueza, Ileana finalmente dijo que buscan promover los valores estadounidenses, la libertad y justicia “dados por Dios”.

Pero ella no es la única. Otros legisladores también apoyaron un complot que ya se extiende por más de un quinquenio.

A otra audiencia, en la Cámara Baja, asistieron la demócrata Debbie Wasserman y el republicano Mario Díaz-Balart, de la Florida, los cuales se sumaron a la intriga.

Ambos opinaron que el plan en Cuba “fue exitoso”  y el primero, a través de Voz de America llegó a clamar por su extensión.

En Nueva York se pronunciaron  dos demócratas, Bob Menéndez, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, y Albio Sires, de la Comisión de Asuntos Hemisféricos de la Cámara.

¿Cuál fue su proposición? Que la USAID debería ser elogiada por darle a los cubanos una plataforma menos controlada para comunicarse.  

Pero como esa dependencia oficial no quiere cargar sola con el escándalo, su director, Rajiv Shah, puntualiza que cada año informan al Capitolio el destino de sus gastos.

En medio de tal escenario trascendió que esa Agencia montó una empresa-fachada en Islas Caimán para ocultar de dónde salen sus millones de dólares.

O sea, para la Casa Blanca  entrometerse sin el menor pudor en los asuntos internos de otras naciones constituye parte de su horizonte cotidiano.

En caso de duda, ahí está la trama ZunZuneo para dejar “en pelotas” a sus jefes y solidarios.

Visto 3091 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar