jueves, 23 mayo 2019, 14:49
Jueves, 03 Abril 2014 15:57

Domadores vs. USA Knockouts: Expectativa por encima de todo

Escrito por  Harold Iglesias Manresa, especial para Cubasí
Valora este artículo
(8 votos)

Un salón del hotel Meliá Habana a la usanza del Latinoamericano en play off, tratándose solo del pesaje entre las franquicias Domadores de Cuba y USA Knockouts.

 

Un salón del hotel Meliá Habana a la usanza del Latinoamericano en play off, tratándose solo del pesaje entre las franquicias Domadores de Cuba y USA Knockouts. Pero como no estarlo si tras 15 años de olvido nuevamente se ha destapado la rivalidad boxística entre dos potencias del pugilismo mundial.

 

Bueno realmente no del todo, pues los cinco peleadores que presentarán los estadounidenses son importados: “Tras una etapa regular muy intensa han influido varias cuestiones, algunas asociadas a la salud, otras relativas a la preparación. Lo cierto es que estamos muy excitados por nuestra presencia en Cuba y hemos traído a los mejores exponentes con que contamos. Es un excelente grupo y estamos orgullosos de que nos representen.”

 

Amén de no contar con ningún púgil nativo y de incluso salir con una derrota antes de subirse al ring — el puertorriqueño Anthony Ortiz, sustituto de último momento de Eros Correa sucumbió ante la báscula al pesar 53 kg en lugar de los 52 reglamentarios—, el tope desempolva viejas emociones, además por el hecho de estar comandados los visitantes, ante la ausencia de su estratega principal Pedro Roque, por el antillano Mariano González.

 

Así, el avileño Gerardo Cervantes no tendrá que sudar para acceder a su tercer triunfo de la justa, frente a dos reveses en rol de visitante, por lo que seguramente mejorará el séptimo escaño (544 puntos) que exhibe en el ranking de su división.

 

Entonces prácticamente se antoja un duelo de Kramer vs. Kramer, pues ambas esquinas tendrán timoneles forjados en la fragua de la escuela cubana de Boxeo.

 

Vívidos estarán nuevamente los famosos topes entre norteños y antillanos, celebrados entre 1977 y 1995 y de los cuales los visitantes de hoy, solo pudieron sacar un empate en 27 desafíos.


 
HABLA LA CÁTEDRA…

 

Arrimarse a un buen árbol siempre trae conocimientos, nuevas y buenas experiencias, “sombra”. En ese sentido Cubasí tuvo la posibilidad de tirar un sparring relámpago con el profesor Alcides Sagarra quien, además de asegurar que los topes dejaron entre ambas naciones una importante relación de amistad fuera del encerado, y elogiar la posibilidad planteada por el presidente de la Federación Cubana. Alberto Puig de la Barca, sobre el posible rescate de los mismos, ahondó sobre varios fenómenos:

 

“Ahora hay menos peligro que el incicio, el andar de forma exitosa en nueve topes de diez, con 41 victorias de 50 posibles es la sólida muestra de nuestra preparación. Hoy nuevamente se miden dos escuelas de historia muy grande en cualquier contexto, amateur, profesional, semiprofesional. Advierto que la necesidad de Estados unidos de depender de púgiles importados es una señal de que al menos en este nivel su boxeo no anda nada bien.

 

¿Qué posibilidades de coronarse le ve a Cuba?

 

“Todas, ni siquiera con el cartel de amplios favoritos me ha gustado pronosticar un 5-0, pero los muchachos tienen todos los argumentos físicos, técnicos y tácticos para imponerse. Desde la esquina cuentan con una guía excelente y a pesar de elevarse la calidad y el rigor en esta etapa decisiva, los rivales saldrán al cuadrilátero con mayores reservas que nosotros, como siempre a lo largo del tiempo ha sucedido. Me gustaría decir que si ganamos todos los topes 3-2 los contrarios se sientan el peso de los puños en muelas flojas y pómulos hinchados”.

 

El mundial de Houston 1999 marcó nuestra última presencia boxística en suelo de Estados Unidos, ¿cree que el arbitraje en esta ocasión pudiera jugarnos otra mala pasada?

 

“No creo que exista prácticamente ningún margen a que se repita un incidente de ese tipo. A lo largo de todo el certamen ha habido pocas malas decisiones. Este sistema de arbitraje reduce al máximo los errores, se eliminaron los golpes de coincidencia en las máquinas, votan cinco jueces, se analizan los asaltos y tres de ellos dan el veredicto sobre la base de 10-9 hasta 10-6. Pero para no correr ese riesgo cada boxeador debe escalar al ring con la mentalidad ganadora, a imponer su calidad y convencer.”

 

Cuatro décadas después del mundial de La Habana 1974… ¿Qué sabor le deja nuestra presencia en este torneo?

 

“Era una necesidad nuestra inserción. Un nuevo escenario, otro examen para el boxeo cubano. Sumamente importante estar aptos para cualquier batalla o confrontación. Recuerdo entonces las peleas de Teófilo, sus combates con Duane Bobbick, él hubiera paseado la division súper pesada. Los guerreros tienen esa convicción de victoria y estos domadores también.”


 
DE VUELTA A LA CUESTIÓN

 

De vuelta al desafío de cuartos de final el entrenador jefe de nuestra franquicia, Rolando Acebal ratificó el propósito de quedarse con el éxito en esta y la confrontación de cierre, a disputarse el próximo día 12 en la ciudad de Salem, New Hampshire.

 

La relación de nuestros exponentes de este viernes se completa con el doble campeón del orbe Lázaro Álvarez (60 kg, invicto en cuatro salidas y a la cabeza de su división), quien se medirá ante el venezolano Luis Arcón (2-0); el titular bajo los cinco aros de Londres 2012 Roniel Iglesias (69), inmaculado en par de salidas, al igual que su oponente y también morocho Gabriel Maestre, bronce del orbe en Almaty, e igualmente airoso en dos combates; el reaparecido subtitular olímpico de Beijing 2008, Emilio Correa (81), quien debuta tras dos años sin efectuar combate oficial alguno. Su oponente, el brasileño Michel Borges de Sousa ostenta un desliz; y Yoandy Toirac (+91) con un éxito y dos fracasos ante el sueco Muhamed Sallah (+91), invicto en par de presentaciones.

 

Visto el caso báscula, con una dosis grande de curiosidad por parte de la prensa presente, y una respuesta de esquiva suprema sobre el cambio de sede para el duelo en tierras norteas de Miami, ciudad de enorme tradición boxística a la “insípida” Salem, solo resta ver en el Coliseo de la ciudad deportiva si nuestros Domadores pueden una vez más blandir su contundente látigo de puños, bailar su salsa habitual de esquivas sobre el ring y “magullar” la anatomía de los USA Knockouts.

Visto 2410 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar