martes, 25 septiembre 2018, 10:42
Domingo, 09 Marzo 2014 16:18

Yarisley, campeona mundial bajo techo: "Un sueño hecho realidad"

Escrito por  AFP
Valora este artículo
(2 votos)

La cubana Yarisley Silva se proclamó campeona del mundo de salto con pértiga en pista cubierta al superar los 4.70 metros en su primer intento, este domingo en Sopot, Polonia.

 

La cubana Yarisley Silva se proclamó campeona del mundo de salto con pértiga en pista cubierta al superar los 4.70 metros en su primer intento, este domingo en Sopot (Polonia), en lo que fue “un sueño hecho realidad” en su carrera deportiva.

 

Llevaba tiempo persiguiendo la medalla de oro y estuvo cerca en los Juegos Olímpicos de Londres-2012, donde fue plata, y en el Mundial al aire libre de Moscú-2013, donde terminó con el bronce.

 

Estrenó además el medallero de Cuba en esta edición y consiguió el primer oro mundial para su país, en citas al aire libre o en sala, desde que Dayron Robles venciera en los 60 metros vallas del Mundial bajo techo de Doha-2010.

 

“Esto significa mucho para mí. Estoy en un progreso. Es un sueño que yo anhelaba y logré cumplir. El oro es un sueño hecho realidad”, declaró Silva al término de la prueba.

 

Lo logró pese a que dijo no haber tenido el mejor entrenamiento en los últimos meses. Llegaba a este Mundial con una mejor marca de 4.60 metros esta temporada, conseguida al aire libre, lejos de su récord personal de 4.90.

 

“No tuve muchos entrenamientos por una serie de deficiencias técnicas. Por eso me sentía con mucha inseguridad en los entrenamientos, pero hoy sí que me sentí muy segura”, afirmó.

 

Silva saltó 4,70 metros, igual que las otras dos competidoras que le acompañaron en el podio, la rusa Anzhelika Sidorova y la checa Jirina Svobodova, que compartieron la plata. La cubana logró el oro ya que saltó los 4.70 a la primera, mientras que las europeas lo hicieron en el segundo intento.

 

La brasileña Fabiana Murer también terminó con 4.70 metros, pero en su caso en cuarto lugar por hacerlo en el tercer intento.

 

“Cuando vi las que habíamos hecho 4.70 metros entonces pensé que había que saltar 4.75 metros. Luché hasta el final para conseguirlo. No pude, pero afortunadamente bastó con el 4.70”, dijo la nueva campeona mundial.

 

La estadounidense Jennifer Suhr, que tiene el récord del mundo en sala (5.02 m), terminó en la quinta plaza tras superar los 4.65 metros e intentar hasta en tres ocasiones superar los 4.75 sin éxito.

Visto 1219 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar