martes, 22 enero 2019, 07:41
Viernes, 14 Febrero 2014 05:01

Mijaín y Victoria Anthony: Dos gigantes de dimensiones diferentes

Escrito por  Harold Iglesias Manresa, especial para Cubasí
Valora este artículo
(3 votos)

Las desavenencias históricas en materia de política entre Cuba y Estados Unidos parecieron no existir este jueves en el coliseo de la Ciudad Deportiva, sede de la 45 edición de los Internacionales Granma-Cerro Pelado.

Las desavenencias históricas en materia de política entre Cuba y Estados Unidos parecieron no existir este jueves en el coliseo de la Ciudad Deportiva, sede de la 45 edición de los Internacionales Granma-Cerro Pelado. Al menos no más allá del colchón.

Todos estaban expectantes por atestiguar el retorno a los colchones del doble monarca olímpico y cuatro veces titular del orbe Mijaín López (ahora en 130 kg), quien a pesar de dominar a su antojo 6-0 en el estreno al norteño Robbie Smith, no rehusó la avalancha de flashes de este y sus coequiperos, deseosos de hacerse una foto con un gladiador extraclase. Condición confirmada con sus sonrisas posteriores sobre su coequipero Keldis Josef (superioridad técnica), y Yasmani Acosta (3-1).

Del otro lado, aunque su estatura no supera los 1.45 metros, la pequeña exponente del país de las barras y las estrellas Victoria Anthony (48 kg), se antojó una verdadera Goliat para cuanta rival se le atravesó en el camino. Superioridad técnica y pegada fueron las claves de su accionar. Barrió 10-0 a la peruana Talia Mallqui, le recetó la misma dosis a la anfitriona Yunnelis López, y en poco más de un minuto pegó en la discusión del cetro a la colombiana Carolina Castillo.

Victoria Anthony
                 Victoria Anthony

Reina universal juvenil y quinta del planeta en los 51 kg en la cita de Budapest 2013, Anthony, de 22 años y ocho de ellos dedicados a los colchones, accedió a responder algunas interrogantes a Cubasí sobre esta, su primera experiencia en el certamen Granma-Cerro Pelado:

«Esta ha sido una experiencia extraordinaria. Las luchadoras cubanas son impresionantes, especialmente por su actitud para luchar, empuje físico y positivismo constante. Desde que comenzó el año decidí probarme en los 48 kg, peso en el que por mi baja estatura y velocidad como principal recurso, me siento luchando a un nivel superior, a pesar de ser la segunda figura de mi país por detrás de Alyssa Lampe.

«Hace apenas dos semanas culminé en bronce en el internacional Dave Schultz, ganado por la escuadra de China y escenificado en Colorado Springs, plaza de mucha tradición en la lucha en mi nación. Allí pude constatar mi forma, distraer a mis rivales con esa movilidad constante, también practicada acá, y perfeccionar el koguchi y otros movimientos técnicos.
 
«Cuba es una potencia mundial en la disciplina y aseguro que el año próximo La Habana volverá a ser otra parada obligatoria en mi preparación para futuros compromisos competitivos», sentenció.

Mijaín, a media máquina, pero imbatible

Su condición y hegemonía sobre los colchones es tal, que aun estando a media máquina, luce muy superior a sus adversarios. La tarde del jueves toda la prole de los López, incluido su pequeño hijo, se dio cita para constatar el estado de Mijaín.

Y el gigante de ébano no defraudó. Haciendo uso de esa chispa de maestría, controló los tiempos a su antojo, puso a prueba su físico y modeló su estado actual, sin dejar de pensar con luz larga, en el Mundial de Uzbekistán y los Juegos Centroamericanos y del Caribe, el único cetro que escapa de sus vitrinas:

«El objetivo era poco a poco ir entrando en ritmo, asimilando las cargas y tomarle el pulso al nuevo sistema de puntuación, incluidas las amonestaciones y advertencias por pasividades. Sabes que siempre deseé que se elevara mi división a 130 kilogramos. Ahora, con el peso al kilo nuevamente, aumenta mi confianza y optimismo de cara a la posible tercera presea de oro olímpica en Río de Janeiro 2016. Esa es mi meta perenne, el colchón es mi refugio, nací para luchar y hoy, después de 22 años haciéndolo, aún lo disfruto mucho», manifestó Mijaín, quien se hizo escoltar en el podio por el yumurino Yasmani Acosta, el propio Smith y el dominicano Ramón García.

En definitiva, fueron 60 pleitos los disputados como parte de las cuatro categorías del estilo greco y otras tantas de la libre masculina disputadas. Antes, la jornada inaugural de miércoles deparó 19. Sobre el cierre de la modalidad clásica y el nivel de la justa, el entrenador principal, Pedro Val, ofreció pequeñas valoraciones: «Para los muchachos fue la primera experiencia internacional bajo la nueva reglamentación. Como estrategia fundamental perseguimos potenciar el desarrollo de las seis divisiones olímpicas, y a la par elevar las otras dos.
 
«Es cierto que este año la greco no tuvo la calidad de ediciones anteriores. El pobre performance en el último Mundial de Budapest, sumado a la andadura de las naciones europeas en lides por el viejo continente como parte de su ruta hacia la Copa del Mundo de marzo (concurren las mejores diez escuadras en cada estilo), y las pocas facilidades ofrecidas por Cubadeportes en esta ocasión, también incidieron».

Cierra Cubasí con la relación de todos los medallistas en las categorías disputadas:
 
Greco, 66 kg: Miguel Martínez (CUB-oro), Tarik Beldamani (FRA-plata), Pedro Isaac (CUB) y Alexis Cuero (COL) bronces; 75 kg: Andy Bisek (EUA-oro), Carlos Muñoz (COL-plata), Álvaro Hubiera (DOM) y Julio Bastida (CUB) bronces; 85 kg: Pablo Shorey (CUB-oro), Gilberto Piquet (CUB-plata) y Robinson Brandao (BRA-bronce).

Libre (f), 48 kg: Victoria Anthony (EUA-oro), Carolina Castillo (COL-plata), Talia Mallqui (PER) y Aray Sanz (CUB), bronces; 55 kg: Helen Maroulis (EUA-oro), Yamilka del Valle (CUB-plata); 60 kg: Jacqueline Stornell (CUB-oro), Dayana Mendel (ECU-plata); 69 kg: Elena Pirozhkova (EUA-oro), Leidy Izquierdo (COL-plata), Giana Cruz (PER) y Cándida de Armas (CUB) bronces.

Visto 2251 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar