sábado, 21 septiembre 2019, 09:02
Martes, 28 Enero 2014 16:54

A escena el teatro de pequeño formato

Escrito por  Yariel Valdés, para Cubasí
Desde Argentina llegó el grupo El Triste Orellano con la puesta La moto. Desde Argentina llegó el grupo El Triste Orellano con la puesta La moto. Foto: Del autor

La ciudad de Santa Clara celebra la vigésimo segunda edición de su Festival de Teatro de Pequeño Formato.


El día del teatro cubano, el 22 de enero, marcó el inicio de esta reconocida celebración de las tablas en Cuba que aglutina a actores, dramaturgos y directores de varias provincias del país bajo el espíritu de la confrontación amistosa.


Este año el Pequeño Formato se le dedica al centenario de uno de los intelectuales más prolíficos del centro de la isla: Samuel Feijóo así como al centro cultural El Mejunje, que el 26 de este mes llegó a su 30 cumpleaños, un sitio siempre marcado por la diversidad cultural y que irradia en cada uno de sus espacios la tan ansiada inclusión.


Precisamente el Mejunje de Silverio, como muchos lo conocen, constituye la principal plaza para las presentaciones escénicas, tanto en su sala, la Margarita Casallas, como en su patio, al cual asisten en diferentes horarios cientos de santaclareños en busca de lo mejor y más actual en el ámbito teatral cubano.


Pero hasta otros escenarios de la urbe villaclareña también llegan los ecos de esta cita, son ellos el teatro La Caridad, el Guiñol, el parque Vidal, el hospital infantil José Luis Miranda y el Centro de desarrollo de la Danza y el Teatro.


Hasta el 29 estarán por aquí los grupos Teatro La Proa, del Viento, El Triste Orellano (Argentina), D' Sur, Papalote, Paquelé, Colectivo Teatral Granma, Icarón, Buendía, La Chinche, Gestus, Tiempo, Los Elementos, la Trinidad, entre otros, además de los locales Dripi, Mejunje, Sobre el camino y Teatro Escambray.


Ramón Silverio, organizador incansable de estas jornadas, refirió que “en realidad este Festival ya no debería ser conocido como de pequeño formato porque antes se admitían pocas personas. Ahora es más abierto en cuanto a la cantidad de participantes en escena”.

 

formato-01


Para el también director del Mejunje este certamen tiene una especial significación, pues al ser “el primer evento del año se convierte en un termómetro para medir como viene la temporada. Siempre digo que da suerte, la mayoría de los artistas y obras que son ovacionadas aquí, son después los ganadores de Camagüey, participan en el festival de La Habana, son premiados por la crítica, obtienen los galardones Villanueva y Caricato; es como una vía para meterse en el engranaje de las competencias”.


Por otra parte, el dramaturgo y director teatral Norge Espinosa apuntó que en este tipo de espectáculos “el espectador tiene que estar  muy cercano, a veces casi en close-up frente al actor, y de esta manera el actor está organizando cosas que quizás en un escenario mayor se perderían. Ojalá, y creo que así será, ese espíritu no se pierda”.

alt

Modificado por última vez en Jueves, 30 Enero 2014 18:18

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar