martes, 13 noviembre 2018, 17:44
Martes, 28 Enero 2014 15:18

Danza Libre a las puertas de los 25

Escrito por  Alexander Londres, para Cubasí
Una de las piezas presentadas en el Guaso. Una de las piezas presentadas en el Guaso.

Con una modesta temporada de presentaciones en el Teatro Guaso, de Guantánamo, celebró Danza Libre su cumpleaños 24.


La compañía, que empezó a escribir su historia un 26 de enero de 1994, fue la iniciadora del movimiento profesional de danza en Guantánamo, con la voluntad y el empeño de la norteamericana Elfriede Mahler, su fundadora y directora hasta 1998.


Singular en el ámbito danzario cubano por llevar en su estética la confluencia de dos líneas, la contemporánea y la folclórica; después de casi un cuarto de siglo la agrupación que hoy dirige la primera bailarina y coreógrafa Yaneisi Chibás –quien festeja sus 20 años de vida en el arte-, ha hecho significativos aportes al reconocimiento de la creación artística guantanamera en la danza, a través de los logros alcanzados en la arena nacional e internacional, así como un importante trabajo en la enseñanza artística local y regional bajo la batuta de Alfredo Velázquez, quien fuera director del colectivo hasta su desaparición física en 2012.


La puesta en escena de clásicos de la danza cubana marcó las presentaciones nocturnas del 24, 25 y 26. Aunque aún perfectibles en cuerpos de baile y alguna que otra interpretación, Suite Yoruba, del maestro de maestros Ramiro Guerra y Metamorfosis, de Narciso Medina, dejaron ver el loable desempeño de figuras entre las que destacan Yamilka Delsalles y Elio Reina.


Para beneplácito del auditorio, otras obras imprescindibles en el repertorio de la agrupación corrieron con similar suerte; entre ellas Lorca, un último poema y Amor sonámbulo, partituras coreográficas de la autoría de Velázquez que singularizan a la compañía entre sus pares.


Sin invitados foráneos para la ocasión, el más vetusto de los conjuntos danzarios en Guantánamo contó con la siempre agradecida presencia de Danza Fragmentada y el Ballet Folclórico Babul, que le dieron su toque característico a la clausura la noche de este 26.


A modo de preámbulo y preparación de las fiestas por el arribo al primer cuarto de siglo concibió Danza Libre estas jornadas de espectáculos, que si bien no estuvieron exentos de imperfecciones, son muestra fehaciente de la vitalidad de que goza uno de los movimientos profesionales de danza más prolíficos del país, en Guantánamo, la ciudad capital de provincia más al interior de Cuba.

alt

Modificado por última vez en Jueves, 30 Enero 2014 17:21

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar