sábado, 22 septiembre 2018, 18:23
Domingo, 12 Enero 2014 08:10

Programa del Médico de la Familia en Cuba demuestra su valía

Escrito por  AIN
Valora este artículo
(3 votos)

El programa del Médico y Enfermera de la Familia, que este mes arribó a su aniversario 30, ha contribuido a elevar los indicadores sanitarios de Cuba, comparables con naciones del primer mundo.

  Roberto Morales Ojeda, miembro del Comité Central del Partido y ministro de Salud Pública (MINSAP), destacó en la capital que la expectativa de vida del cubano al nacer es de 77,9 años, los mayores de 80 años constituyen el 18,3 por ciento de la población, y según estimados en 2030 alcanzará el 30 por ciento.


  Ese modelo de atención primaria de salud, que posee 11 mil 500 consultorios y grupos básicos de trabajo en la Isla, contribuyó a la disminución de la mortalidad infantil en 2013, que registró 4,2 por mil nacidos vivos, la cifra más baja de la historia, incluso que las de Estados Unidos y Canadá.


  El titular del MINSAP dijo a la AIN que ese proyecto, ideado por el líder de la Revolución cubana Fidel Castro, que comenzó el cuatro de enero  en el Policlínico Docente Lawton, en el habanero municipio de 10 de octubre, revolucionó la atención primaria en el Sistema Nacional de Salud.


 Significó que de los 61 millones de consultas médicas realizadas el año precedente en toda Cuba, 41 millones  fueron en la atención primaria, lo cual evidencia la paulatina recuperación de ese importante subsistema.


 Asimismo se refirió al proceso de profundización de las transformaciones necesarias en el sector, iniciado en 2010, y   dirigido a la reorganización, compactación y regionalización asistida de los servicios, sin afectar la accesibilidad, universalidad y calidad de la atención.


  Destaca la recuperación del programa del Médico y Enfermera de la Familia en su proyecto fundacional, que con un mayor empleo del método clínico permitió mejor utilización de los medios diagnósticos y disminuir la cantidad de pacientes atendidos en los cuerpos de guardia de los policlínicos con relación al 2012.


  Como parte de la segunda etapa de las transformaciones del ramo es prioridad continuar mejorando los indicadores de salud de la población cubana, la calidad en los servicios y la satisfacción, para hacer más eficiente y sostenible el sistema, acotó.


  Resaltó que ello constituye un nuevo momento de la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del país, dirigidos a continuar fortaleciendo el Programa del Médico y Enfermera de la Familia, que además de su labor curativa desempeñan un importante rol en la prevención de enfermedades y educación para la salud, puntualizó.    

Visto 1459 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar