jueves, 15 noviembre 2018, 08:01
Lunes, 13 Enero 2014 06:32

Mijaín López y Geandry Garzón: Dos grandes con preseas por colgarse

Escrito por  Harold Iglesias Manresa, especial para Cubasí
Valora este artículo
(1 Voto)

Decir que buena parte del palmarés de la lucha cubana recayó sobre los hombros de Mijaín López (20 de agosto de 1982) y Geandry Garzón (5 de noviembre de 1983) durante el lapso 2005-2012, no es para nada festinado.

 

Decir que buena parte del palmarés de la lucha cubana recayó sobre los hombros de Mijaín López (20 de agosto de 1982) y Geandry Garzón (5 de noviembre de 1983) durante el lapso 2005-2012, no es para nada festinado.

 

Baste decir que el gigante de ébano de 1.91 metros de estatura y quien se estrenará este fin de semana en Ciego de Ávila en la nueva división de 130 kilogramos grecorromana posee cuatro coronas (Budapest 2005, Bakú 2007, Herning 2009 y Moscú 2010) y dos subtítulos universales (Guanzhou 2006 y Estambul 2011), además de dos oros olímpicos en Beijing 2008 y Londres 2012, palmarés eslabonado a puro desbalance en los 120.

 

El librista Garzón (66 kg), en cambio, exhibe plata en la edición de Bakú, y bronces en  la capital húngara, Guanzhou y la urbe moscovita.

 

Por diversas razones, ambos estuvieron alejados de los colchones. Mijaín no combate oficialmente desde su pelea final en la capital británica el 6 de agosto del 2012. Garzón estuvo prácticamente dos años inactivo, luego de aquella sanción que le fuera aplicada por indisciplina tras regresar de la Copa del Mundo de Makhachkalá, Rusia, en el 2011, competición en la que culminó con balance de cuatro éxitos y un fracaso.


mijain-regreso2
Mijaín, deseoso de extender a tres su cadena dorada bajo los cinco aros.

 

Ninguno de los dos tiene que demostrar su calidad, ni en escenarios domésticos ni extrafronteras, pero ambos destilan motivación con su retorno.

 

Mijaín deseoso de extender a tres su cadena dorada bajo los cinco aros, además de ingresar en la relación de multimedallistas universales más laureados de su estilo, la cual encabeza el otrora fuera de serie y también súper pesado ruso Aleksandr Karelin (9 títulos). Garzón se debe un cetro al máximo nivel, pues técnica y tácticamente posee todos los recursos necesarios, además de que históricamente ha ganado y perdido con los mejores exponentes de su división.

 

Esa sensación la percibí en ellos durante la Gala de Campeones en la sala polivalente Kid Chocolate, donde extraoficialmente Garzón reapareció y Mijaín anunció su regreso para la primera categoría. Justo allí se estrenarán las nuevas divisiones: los clásicos llavearán en 59, 66, 71, 75, 80, 85, 98 y 130 kg; los libristas lo harán en 57, 61, 66, 70, 74, 86, 97 y 125; y las damas pugnarán en 48, 53, 55, 58, 60, 63, 69 y 75. Ese encuentro dictó las intenciones de los dos gladiadores, quienes no objetaron en manifestarlas a Cubasí:

 

Mijaín: “Estaba ansioso por volver a competir, el colchón es mi vida. En este tiempo a media máquina con dos sesiones semanales, carrera y baloncesto como complemento físico no me sentí igual. Muchos me preguntaron si regresaría y acá estoy. Los cambios divisionales aprobados por la Federación Internacional me han venido como anillo al dedo. En los últimos tiempos el peso constituía mi mayor adversario.

 

“Ahora pretendo de nuevo intensificar las cargas, cuidarme de las lesiones y retomar el reinado de mi división en el Mundial de Uzbekistán (6-12 septiembre) y los juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz (14 al 30 de noviembre), certámenes proyectados en principio por mis entrenadores y yo. Quiero llegar en forma a Río de Janeiro 2016 y buscar mi tercer oro, a pesar de que contaré con 34 años nunca he sido un luchador de lesiones, y para ese entonces creo que los rivales en mi peso serán los mismos: el turco Riza Kayaalp, el estonio Heiki Nabi y el kazajo Nurmakhan Tinaliyev, entre otros.”


Geandry Garzón, luchador cubano.
Geandry Garzón, luchador cubano.

 

Garzón: “Me he adaptado bastante rápido. Llevaba cerca de seis meses entrenando antes de la pelea de la Gala. Me siento físicamente bien, con los mismos niveles de explosividad y rapidez, en este tiempo he hecho más hincapié en el desarrollo de la resistencia de la fuerza y la intensidad.

 

En lo personal el sistema de dos períodos de tres minutos y puntuación acumulativa me favorece. Saldré a buscar la titularidad en mi división y a saldar la deuda que tengo con el oro mundial y el podio olímpico. Confío en que pueda controlar el peso corporal, (su división se mantuvo inalterable), y solo resta luchar, ver cada combate como si fuera una final olímpica. La sanción es cosa del pasado. Mis amigos me apoyaron mucho en este tiempo ausente y me sirvió para madurar, crecer como deportista y como persona.”

 

Ciego de Ávila y Camagüey, serán los destinos respectivos de Mijaín y Garzón a partir de este viernes, los campeonatos domésticos el punto de partida para eslabonar una nueva cadena de victorias. El tiempo y el colchón una vez más tendrán la verdad.

Visto 2373 veces Modificado por última vez en Miércoles, 15 Enero 2014 12:44

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar