martes, 25 septiembre 2018, 10:39
Martes, 29 Noviembre 2011 02:18

La joven estampa de la Casa de las Américas

Escrito por  Elizabeth López Corzo
Valora este artículo
(0 votos)

Con motivo de rendir tributo a las 10 ediciones del Premio La Joven Estampa, dedicado al joven grabado latinoamericano, la Casa exhibe una retrospectiva con lo mejor que ha llegado a este evento.

La Casa de las Américas sigue siendo joven. Con más de 50 años, esta institución sigue convocando artistas, visitantes y estudiantes que quieren saber de nuestro continente, de su memoria, de su arte viva.

Precisamente por estos días esa juventud permanece en la Casa. Con motivo de rendir tributo a las 10 ediciones del Premio La Joven Estampa, dedicado al joven grabado latinoamericano, se exhibe una retrospectiva con lo mejor que ha llegado a este evento que se inició en 1987.

En múltiples soportes como cartulina o papel y diferentes técnicas (serigrafía, fotograbado, xilografía, aguafuerte, litografía, impresión digital, etc.), “Estampas para un premio” resume la diversidad de estilos y formas que en las últimas dos décadas han proliferado en América Latina de la mano de nuestra vanguardia artística.

La exposición estará hasta abril de 2012. Entre los principales autores están Senén Vizcaíno, Ángel Alfaro, William Hernández Silva, Julio César Peña, Frank Martínez, Jesús Hernández, Octavio Irving, Milton Raggi y Juan Alberto Arjona.

Nahela Hechavarría, curadora de la Casa a cargo de esta exposición, conversó con Cubasí sobre la relevancia de La Joven Estampa 20 años después.

La muestra “Estampas para un premio” se concibió para homenajear las 10 ediciones del evento. Este año debíamos haber hecho la oncena edición, pero se postergó para 2013. No quisimos dejar pasar por alto este momento y decidimos organizar esta antología gráfica en la que están todos los premiados -la mayoría son cubanos- y otros que obtuvieron mención. También quisimos mostrar obras de maestros grabadores latinoamericanos que han sido jurados en La Joven Estampa.

-¿Qué significación tiene este premio al grabado en el escenario latinoamericano?

-Ha alcanzado un lugar importante porque se ha realizado con sistematicidad, no como otros eventos que han dejado de realizarse. Tiene una constancia. También ha mostrado mucha representatividad y ha creado un espacio de convergencia en el cual grabadores cubanos y latinos pueden coincidir y trabajar juntos, ya que durante el premio se imparten talleres por maestros grabadores. Antonio Martorell ha sido uno de los principales en este intercambio mutuo. El maestro también se enriquece mucho con sus alumnos.

La Joven Estampa se ha abierto mucho a las posibilidades de envío y a las nuevas tecnologías. Es un evento que promueve el trabajo de los más jóvenes, la convocatoria es para menores de 35 años. Aquí vienen graduados de San Alejandro, estudiantes del ISA…

-¿Cuál ha sido su repercusión fuera de Cuba?

-Allende al espacio de la isla, La Joven Estampa se ha mostrado en el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo de Costa Rica, por ejemplo, eso fue luego de la edición de 2003 y se hizo una retrospectiva de las obras concursantes anteriores.
 
Fuera de Cuba hemos movido la colección para promover a nuestros artistas. Costa Rica era un país que no concurría mucho a este tipo de eventos, sin embargo, después de esa experiencia se incrementaron los envíos. El objetivo es intercambiar, no que las obras queden estancadas en el espacio físico de la Casa.

 

-¿Cómo es el nivel de convocatoria del concurso?

-Los países que reiteran su presencia son México, por supuesto, Argentina, en un tiempo Venezuela fue concurrida, República Dominicana, Chile, Puerto Rico, Colombia en menor escala, y Cuba es la gran protagonista. Sin embargo, del Caribe anglófono no obtenemos la misma respuesta.

-¿Qué influencia ha tenido este evento en el grabado cubano?

-Independientemente de su calidad técnica y conceptual, el grabado cubano ha tenido una fuerza por la promoción dada desde las instituciones cubanas, no solo La Joven Estampa, lo ha hecho también el Salón de Grabado, el Taller Experimental de la Gráfica y la Huella Múltiple. Esta última surgió a partir de los mismos grabadores, fue una iniciativa de ellos.

La Joven Estampa ha impulsado mucho, cuando se quiera estudiar el arte en estos años, los jóvenes que han competido aquí serán más visibles.

Recientemente se hizo una exposición en Inglaterra con arte grafico cubano y fue un éxito por el abanico tan amplio y diverso que mostraba de la última década.

-Actualmente, ¿en qué otras exposiciones se concentra la Casa de las Américas?

-Próximamente expondremos “Los libros de Roberto Matta”, y para 2012 continuaremos con los años temáticos de la Casa. Esta vez lo haremos sobre la neofiguración latinoamericana, que fue muy fuerte en las artes visuales, con un período muy prolífico entre los 60 y 70 del siglo XX. Fue una vertiente que se involucró en ese proceso de denuncia durante una etapa de debacle sociopolítico, las dictaduras latinoamericanas. Esas obras son colección de la Casa de las Américas.

Visto 2954 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar