miércoles, 19 septiembre 2018, 07:29
Sábado, 14 Diciembre 2013 15:39

Grupo Tropatrapo estrena dos obras teatrales para niños

Escrito por  Octavio Borges Pérez/AIN
De comejenes y lagartijas, cuento de Nersys Felipe, por el actor Fernando Gallardo, del grupo de teatro para niños y jóvenes Tropatrapo (de reciclaje), bajo la dirección de Ángel Guilarte, presentado en la sala Adolfo Llauradó, en La Habana, Cuba, el 14 de diciembre de 2013. De comejenes y lagartijas, cuento de Nersys Felipe, por el actor Fernando Gallardo, del grupo de teatro para niños y jóvenes Tropatrapo (de reciclaje), bajo la dirección de Ángel Guilarte, presentado en la sala Adolfo Llauradó, en La Habana, Cuba, el 14 de diciembre de 2013. AIN FOTO/Tony Hernández Mena

El grupo Tropatrapo, que dirige Ángel Guilarte, estrena dos obras para niños basadas en cuentos de Nersys Felipe, Premio Nacional de Literatura, y Samuel Feijóo, en la Sala Adolfo Llauradó, en La Habana.

Ambas dirigidas y adaptadas por Guilarte, la pieza de Felipe se titula De comejenes y lagartijas, protagonizada por el actor Fernando Gallardo, y destaca, además de la anécdota sobre el cuidado a los ancianos, por los novedosos y atrevidos diseños, inspirados en el teatro de reciclaje que hace décadas defiende este colectivo.

 
Grandes paños de plástico semitransparente sobre los que se aplican elementos para caracterizar a los personajes, garantizan una visualidad muy especial de la puesta en escena y dan pábulo a la imaginación y fantasía de los infantes.

 
Como es habitual en el colectivo, de nuevo la referencia martiana se hace evidente en uno de esos paños traslúcidos, con un impacto tan fuerte, que subraya el mensaje de solidaridad y humanidad contenido en la historia.

 
El montaje recurre significativamente a la expresión corporal del actor, quien con su alta talla y delgadez imprime gran dinamismo a su desempeño,  como si de una coreografía bien preparada se tratara, con sumo cuidado e intencionalidad.

 
El caballito de siete colores, del cuentero Feijóo, es defendido por el intérprete Omar Torres, perteneciente al grupo Teatro de los elementos, de Cienfuegos, quien, especialmente con Guilarte preparó esta puesta, en la que explota también sus dotes de bailarín y subraya el llamado a la  honestidad, solidaridad e imaginación presente en el cuento original.

 
Ambas obras se incluyen dentro del espectáculo «Cuentos contados», que se completa con Eshu y el viento, del folclor afrocubano, que encarna Adael Rosales y que el próximo fin de semana vuelve al patio de La Casona de Línea, sábados y domingos a las 11 de la mañana.    

alt

Modificado por última vez en Martes, 14 Enero 2014 12:28

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar