sábado, 21 julio 2018, 11:18
Martes, 22 Noviembre 2011 14:07

De cuatro tres en Querétaro

Escrito por  Lemay Padrón Oliveros
Valora este artículo
(5 votos)

Tres boletos hacia Londres-2012 aseguró el taekwondo cubano en el preolímpico celebrado el pasado fin de semana en Querétaro, México, y la cifra se ajusta bastante a la realidad.




Tres boletos hacia Londres-2012 aseguró el taekwondo cubano en el preolímpico celebrado el pasado fin de semana en Querétaro, México, y la cifra se ajusta bastante a la realidad.

Al anunciarse la nómina que asistiría pensé exactamente en esa cifra, aunque ahora me sorprendió que llegara a lo más alto del podio Nidia Muñoz (57 kilogramos). Realmente lo esperaba de Ángel Modesto Mora, el subcampeón panamericano de los 68 kilos.

De entrada no debió haber concursado Nidia si a Dianellys Montejo no le hubiera ocurrido aquel inconveniente con el pesaje en Guadalajara-2011.

Seguro estoy de que los técnicos coincidían conmigo en que Cuquita tenía muchas más opciones de alcanzar el pasaporte, pero así de sorpresiva es esta disciplina y la capitalina, quien se fue sin preseas en la justa tapatía, ahora estuvo impecable en sus cuatro presentaciones, incluyendo el duelo de cuartos de final ante la estadounidense Diana López, bronce olímpica en Beijing-2008.

Evidentemente el colectivo técnico femenino hizo los ajustes necesarios para sacar el máximo a esta atleta, a la cual muchos le veíamos potencialidades desde hace rato para dar una medalla en torneos de prestigio.

En cambio, para Mora fue mucho el anfitrión Idulio Islas, un taekwondoca que ya estuvo en Beijing y en el Mundial de Copenhague-2009, donde alcanzó la medalla de plata, aunque Guadalajara le jugó una mala pasada. Sin embargo, a él también el tiempo transcurrido desde entonces se le convirtió en oro.

Nuestros otros dos enviados, los monarcas continentales Robelis Despaigne  (más de 80) y Glennis Hernández (más de 67), alcanzaron también su principal objetivo, aunque para Glennis la satisfacción llegó luego de ganar el bronce, porque previamente había sido derrotada por la brasileña Natalia Silva, pero en definitiva se subió al tren hacia el Big Ben.

Agotadas las chances clasificatorias, ahora quienes no lograron el objetivo quedarán a la espera de los wild cards, bien difíciles para Cuba a lo largo de la historia. Quien tenía aval para conseguir uno era Cuquita por ser medallista olímpica y mundial, pero al clasificarse Nidia ya la nación caribeña agotó sus dos posibilidades femeninas, pues a la cita estival cada país solamente puede llevar dos representantes en cada sexo. Lo más importante es que el deporte cubano sigue sumando plazas olímpicas, y seguirán llegando.

Visto 1928 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar